Escuchá acá la 90.9
X

Demoraron al conductor alcoholizado que atropelló a un motociclista

Quedó detenido por averiguación de antecedentes. La víctima está en terapia intensiva.

 

Un joven conductor de apellido Muñoz continuaba demorado anoche, por averiguación de antecedentes y medios de vida, después de que chocara a un motociclista en la esquina de Bolívar y Maipú, en el centro de San Luis, este jueves a la mañana. En base a testimonios y pericias, los investigadores presumen que Muñoz cruzó la intersección alcoholizado, “con el semáforo en rojo y a una velocidad antirreglamentaria”, dijo la Policía.

 

La víctima, Daniel Alejandro Miranda, de 27 años, "continúa en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica, está hemodinámicamente inestable con necesidad de inotrópicos. Tiene  traumatismo de cráneo, de tórax y de pelvis", informó la directora del Hospital San Luis, María José Zanglá.

 

A las tres circunstancias reprochables mencionadas, se suma otra contra Muñoz. Tras el choque, fue a la Comisaría 1ª y dijo que le habían robado el auto, con la pretensión de despegarse de la responsabilidad por el choque y sus consecuencias.

La Policía solo dio a conocer el apellido del joven que causó el accidente. Las fuentes consultadas alegaron que no difundían la identidad completa “por posibles  agravios que pudiera sufrir, lo mismo que sus acompañantes”.

A través de un parte, Accidentología Vial brindó algunos detalles de la colisión ocurrida diez minutos antes de las siete. Según la información recabada por los agentes, Miranda circulaba en su moto, una Motomel 150 negra, por Bolívar hacia el oeste. Iba solo.

En tanto, Muñoz iba en un Chery Skin Hatchback blanco por Maipú, en dirección al norte. Lo acompañaban dos jóvenes, uno de 19 años, de apellido Giugni, y el otro, de apellido Maturano, de 23 años. 

Al llegar a la intersección, el Chery impactó a la moto y por la trayectoria que traía chocó a otros rodados que estaban estacionados sobre la orilla este de Maipú: un Peugeot 307 gris y un Chevrolet Corsa Classic gris.

Muñoz y una de las personas que lo acompañaban “se fugaron a pie del lugar del hecho, quedando el tercer ocupante en el lugar”, indicaron en el comunicado. Una fuente señaló que huyeron en distintas direcciones.

Cuando llegó la Policía, el muchacho que se había quedado dio sus datos y se retiró, luego llamó al otro amigo y fueron a la seccional a declarar, resumió una fuente.

En el comunicado, Accidentología Vial informó que tanto la moto como el Chery fueron secuestrados, que hicieron las pericias habituales en la escena (tales como la planimetría, fotografías y video) e hisopados para pericias de ADN y levantamiento de huellas adentro del automóvil. Y señalaron, además, que tanto al conductor del Chery como a sus dos acompañantes les hicieron el test de alcoholemia, que resultó positivo. El detalle de cuánto dio la prueba no fue brindado, y explicaron que el dato se reservaba para la causa judicial.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Demoraron al conductor alcoholizado que atropelló a un motociclista

Moto. Miranda iba por Bolívar hacia el oeste. Foto: Relaciones Policiales.

Quedó detenido por averiguación de antecedentes. La víctima está en terapia intensiva.

 

Un joven conductor de apellido Muñoz continuaba demorado anoche, por averiguación de antecedentes y medios de vida, después de que chocara a un motociclista en la esquina de Bolívar y Maipú, en el centro de San Luis, este jueves a la mañana. En base a testimonios y pericias, los investigadores presumen que Muñoz cruzó la intersección alcoholizado, “con el semáforo en rojo y a una velocidad antirreglamentaria”, dijo la Policía.

 

La víctima, Daniel Alejandro Miranda, de 27 años, "continúa en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica, está hemodinámicamente inestable con necesidad de inotrópicos. Tiene  traumatismo de cráneo, de tórax y de pelvis", informó la directora del Hospital San Luis, María José Zanglá.

 

A las tres circunstancias reprochables mencionadas, se suma otra contra Muñoz. Tras el choque, fue a la Comisaría 1ª y dijo que le habían robado el auto, con la pretensión de despegarse de la responsabilidad por el choque y sus consecuencias.

La Policía solo dio a conocer el apellido del joven que causó el accidente. Las fuentes consultadas alegaron que no difundían la identidad completa “por posibles  agravios que pudiera sufrir, lo mismo que sus acompañantes”.

A través de un parte, Accidentología Vial brindó algunos detalles de la colisión ocurrida diez minutos antes de las siete. Según la información recabada por los agentes, Miranda circulaba en su moto, una Motomel 150 negra, por Bolívar hacia el oeste. Iba solo.

En tanto, Muñoz iba en un Chery Skin Hatchback blanco por Maipú, en dirección al norte. Lo acompañaban dos jóvenes, uno de 19 años, de apellido Giugni, y el otro, de apellido Maturano, de 23 años. 

Al llegar a la intersección, el Chery impactó a la moto y por la trayectoria que traía chocó a otros rodados que estaban estacionados sobre la orilla este de Maipú: un Peugeot 307 gris y un Chevrolet Corsa Classic gris.

Muñoz y una de las personas que lo acompañaban “se fugaron a pie del lugar del hecho, quedando el tercer ocupante en el lugar”, indicaron en el comunicado. Una fuente señaló que huyeron en distintas direcciones.

Cuando llegó la Policía, el muchacho que se había quedado dio sus datos y se retiró, luego llamó al otro amigo y fueron a la seccional a declarar, resumió una fuente.

En el comunicado, Accidentología Vial informó que tanto la moto como el Chery fueron secuestrados, que hicieron las pericias habituales en la escena (tales como la planimetría, fotografías y video) e hisopados para pericias de ADN y levantamiento de huellas adentro del automóvil. Y señalaron, además, que tanto al conductor del Chery como a sus dos acompañantes les hicieron el test de alcoholemia, que resultó positivo. El detalle de cuánto dio la prueba no fue brindado, y explicaron que el dato se reservaba para la causa judicial.

Logín