eldiariodelarepublica.com
Crecieron 90% las exporta ciones de carne a China

Escuchá acá la 90.9
X

Crecieron 90% las exporta ciones de carne a China

Nicolás Razzetti

Con la crisis del rodeo porcino debido a la peste africana, la demanda de carnes de China sigue creciendo y se refleja en las ventas de nuestro país, que manda al gigante asiático el 70% del total de sus exportaciones. Esas ventas ahora también se completan con carne de novillos.

El informe mensual del Ipcva indica que en los primeros 4 meses del año se exportaron 134.000 toneladas peso producto de carne bovina, lo que significa un salto de 37%. El crecimiento para cualquier otro rubro de la economía sería enorme, pero el sector ganadero nos acostumbró en los últimos años a estos números extraordinarios.

Ese volumen de mercadería exportada equivale a 201.000 toneladas res con hueso, por las que ingresaron al país 690 millones de dólares. En definitiva, si se anualiza la performance exportadora del período enero-abril, el país embarcaría este año 600.000 toneladas, por las que ingresarían 2.000 millones de dólares.

Según las estadísticas, el incremento en los envíos se debe a la mayor demanda de China, que a raíz de la crisis sanitaria de su rodeo porcino está pidiendo cada mes más carne de todo tipo. Si las ventas totales del país crecieron 37%, los envíos a ese destino se incrementaron 90%, hasta llegar a 93.000 toneladas peso producto, por lo que ya representan casi el 70% del total vendido al extranjero por nuestro país.

El segundo en el ranking de compradores es la Unión europea, donde se despachó el 10% de la carne exportada, y luego siguieron Chile e Israel con otro 7% cada uno. A Rusia se envió 3,5% del total y a Brasil el 1,8%, en tanto el rubro "otros destinos" acumula también 1,8%.

La voracidad de China, con una población cercana a los 1.500 millones de habitantes, no tiene límites y los exportadores están dando cuenta del fenómeno. Por eso vienen señalando que empezó a llevar no solo cortes marginales procedentes de la faena de vacas, sino también otros de mayor valor que nutren la faena de novillos, como cuadril y nalga.

Las exportaciones de carne vacuna de abril sumaron 36.800 toneladas peso producto, usando el factor de conversión oficial significan poco más de 50 mil toneladas res con hueso, lo que implicó el 22% de la producción de carne vacuna nacional, según indicó el informe del Ipcva.

Las estadísticas de la Secretaría de Agroindustria establecieron que la faena de abril sumó 1,06 millón de animales, lo que significa 3,5% menos que en igual mes del año pasado. La producción cayó todavía más, la baja llegó al 4,5% y sumó 236 mil toneladas, debido a que el abastecimiento al mercado interno de carne vacuna se mantiene bajo respecto de los niveles que el país supo tener. Sería similar al de marzo, cuando el promedio fue de 52 kilos por habitante y por año.

Ese consumo podría todavía caer más si se potencia la demanda de China, y todo parece indicar que así será debido a la crisis sanitaria de su rodeo de cerdos, por la cual este año necesitará importar entre 10 y 15 millones de toneladas más de carne. Pero además está en juego la colocación de carne vacuna en los Estados Unidos, mercado en el cual nuestro país tiene una cuota de 20 mil toneladas por las que no se pagan aranceles y que las empresas exportadoras están intentando recuperar.

Por eso recientemente las empresas del sector viajaron a una importante muestra en Chicago, la National Restaurant Association Show. En ese mercado se puede colocar carne para industria, ya que el 50% del consumo estadounidense es bajo el formato de hamburguesas, pero también hay nichos de consumo de cortes de alto valor en circuitos como el hotelero o en restaurantes, y también en sectores sociales que están reclamando carne producida en sistemas de base pastoril, que aseguren la trazabilidad y ciertas pautas productivas. Por esa carne están dispuestos y pueden pagar más.

 

Faena de hembras en 52,5% del total, pero sin liquidación

Los datos oficiales indican que la faena de hembras llegó a niveles muy altos, al menos en términos porcentuales, pero de todos modos pocos creen que se esté en un proceso de liquidación.

En primer lugar porque los nacimientos de terneros, que sumaron 14 millones, superan a la extracción del rodeo, que este año sería inferior a los 13 millones de cabezas. En segundo término porque la suma de la faena de vacas, vaquillonas y terneras de los últimos 12 meses suma 5,5 millones, cuando los nacimientos de terneras rondaron los 7 millones de cabezas, pero además hay que tener en cuenta el contexto macro-económico: el productor no quiere desprenderse de los vientres que retuvo y produjo en los primeros años de la gestión de Macri, lo que no tiene es financiación para enfrentar los compromisos productivos y su costo de vida y al mismo tiempo se encuentra con una firme demanda de China por sus vacas.

 

Nuevos criterios para el reparto de la Cuota Hilton

El debate por los criterios de reparto de la cuota Hilton terminó beneficiando a los frigoríficos más grandes. La discusión era por la forma de reparto del cupo de 30 mil toneladas que pagan aranceles preferenciales para ingresar a la Unión Europea, cuya definición se conoció esta semana mediante un decreto publicado en el boletín oficial.

La normativa fija los parámetros de reparto hasta el ciclo 2022/2023. Para el que inicia el 1º de julio de 2019 y que termina el 30 de junio de 2020 se utilizará el criterio de "past performance" en Cuota Hilton durante el período anterior, mientras que para los siguientes se incorporará la "past performance" de lo que se haya enviado como Hilton y no Hilton a la UE en los tres períodos anteriores.

El cupo tarifario se repartirá entre dos grandes grupos: los frigoríficos se quedarán con el 90% del total, mientras que los proyectos de grupos de productores recibirán el 10% restante.

El decreto además establece un fondo de libre disponibilidad que estará integrado por las toneladas que no resulten asignadas, las que los beneficiarios renuncien voluntariamente en el plazo en el que la autoridad competente determine y las que surjan de la pérdida de tonelaje exportado.

Por otra parte, se prohíbe la transferencia de cuota entre firmas que resulten adjudicatarias, pero con una aclaración: no se considerará transferencia o cesión de cuota la producción en cualquier planta de una misma firma.

Finalmente se establece que las firmas que al 30 de junio de cada ciclo comercial no hubieran exportado la totalidad del cupo asignado y no lo resignen dentro del plazo fijado por la autoridad de aplicación, se le descontará de la asignación que le pudiera corresponder para el siguiente ciclo comercial.

 

El precio del maíz complica las cuentas de los feedlots

Los nuevos precios del maíz complicaron las cuentas de los feedlots. En Estados Unidos sigue con problemas la siembra del cereal, se va terminando la venta para la implantación del cultivo y el retraso, según lo que se informó esta semana, es del 50% respecto de la superficie cubierta en 2018.

Cuando se inició la crisis climática en el cinturón maicero norteamericano y los precios del cereal aún no había tenido una fuerte reacción, la foto del engorde a corral indicaba una rentabilidad de $1.500 por animal. Pero las cosas se pusieron más feas en los últimos días.

Los incrementos del cereal en el mercado internacional ponen en riesgo el resultado económico de este ciclo. En pocas semanas el maíz en Chicago aumentó más de 20 dólares y también la moneda estadounidense pegó un pequeño salto. Así, aunque la disponibilidad del cereal sea buena, los engordadores tuvieron que pagar más caro por el insumo base de la dieta de los vacunos en los corrales,  cerca de $1.000 más por tonelada en los últimos dos meses.

La ventaja este año es que se encerró mucha menos hacienda que en 2018 y que además hay en marcha procesos de recría, sobre todo de machos, lo que ayudaría a que la oferta de gordo se desparrame a los largo del segundo semestre, evitando así el pico de grandes ofrecimientos que podría deprimir los valores en una economía cuyo consumo interno sigue castigado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Crecieron 90% las exporta ciones de carne a China

Con la crisis del rodeo porcino debido a la peste africana, la demanda de carnes de China sigue creciendo y se refleja en las ventas de nuestro país, que manda al gigante asiático el 70% del total de sus exportaciones. Esas ventas ahora también se completan con carne de novillos.

El informe mensual del Ipcva indica que en los primeros 4 meses del año se exportaron 134.000 toneladas peso producto de carne bovina, lo que significa un salto de 37%. El crecimiento para cualquier otro rubro de la economía sería enorme, pero el sector ganadero nos acostumbró en los últimos años a estos números extraordinarios.

Ese volumen de mercadería exportada equivale a 201.000 toneladas res con hueso, por las que ingresaron al país 690 millones de dólares. En definitiva, si se anualiza la performance exportadora del período enero-abril, el país embarcaría este año 600.000 toneladas, por las que ingresarían 2.000 millones de dólares.

Según las estadísticas, el incremento en los envíos se debe a la mayor demanda de China, que a raíz de la crisis sanitaria de su rodeo porcino está pidiendo cada mes más carne de todo tipo. Si las ventas totales del país crecieron 37%, los envíos a ese destino se incrementaron 90%, hasta llegar a 93.000 toneladas peso producto, por lo que ya representan casi el 70% del total vendido al extranjero por nuestro país.

El segundo en el ranking de compradores es la Unión europea, donde se despachó el 10% de la carne exportada, y luego siguieron Chile e Israel con otro 7% cada uno. A Rusia se envió 3,5% del total y a Brasil el 1,8%, en tanto el rubro "otros destinos" acumula también 1,8%.

La voracidad de China, con una población cercana a los 1.500 millones de habitantes, no tiene límites y los exportadores están dando cuenta del fenómeno. Por eso vienen señalando que empezó a llevar no solo cortes marginales procedentes de la faena de vacas, sino también otros de mayor valor que nutren la faena de novillos, como cuadril y nalga.

Las exportaciones de carne vacuna de abril sumaron 36.800 toneladas peso producto, usando el factor de conversión oficial significan poco más de 50 mil toneladas res con hueso, lo que implicó el 22% de la producción de carne vacuna nacional, según indicó el informe del Ipcva.

Las estadísticas de la Secretaría de Agroindustria establecieron que la faena de abril sumó 1,06 millón de animales, lo que significa 3,5% menos que en igual mes del año pasado. La producción cayó todavía más, la baja llegó al 4,5% y sumó 236 mil toneladas, debido a que el abastecimiento al mercado interno de carne vacuna se mantiene bajo respecto de los niveles que el país supo tener. Sería similar al de marzo, cuando el promedio fue de 52 kilos por habitante y por año.

Ese consumo podría todavía caer más si se potencia la demanda de China, y todo parece indicar que así será debido a la crisis sanitaria de su rodeo de cerdos, por la cual este año necesitará importar entre 10 y 15 millones de toneladas más de carne. Pero además está en juego la colocación de carne vacuna en los Estados Unidos, mercado en el cual nuestro país tiene una cuota de 20 mil toneladas por las que no se pagan aranceles y que las empresas exportadoras están intentando recuperar.

Por eso recientemente las empresas del sector viajaron a una importante muestra en Chicago, la National Restaurant Association Show. En ese mercado se puede colocar carne para industria, ya que el 50% del consumo estadounidense es bajo el formato de hamburguesas, pero también hay nichos de consumo de cortes de alto valor en circuitos como el hotelero o en restaurantes, y también en sectores sociales que están reclamando carne producida en sistemas de base pastoril, que aseguren la trazabilidad y ciertas pautas productivas. Por esa carne están dispuestos y pueden pagar más.

 

Faena de hembras en 52,5% del total, pero sin liquidación

Los datos oficiales indican que la faena de hembras llegó a niveles muy altos, al menos en términos porcentuales, pero de todos modos pocos creen que se esté en un proceso de liquidación.

En primer lugar porque los nacimientos de terneros, que sumaron 14 millones, superan a la extracción del rodeo, que este año sería inferior a los 13 millones de cabezas. En segundo término porque la suma de la faena de vacas, vaquillonas y terneras de los últimos 12 meses suma 5,5 millones, cuando los nacimientos de terneras rondaron los 7 millones de cabezas, pero además hay que tener en cuenta el contexto macro-económico: el productor no quiere desprenderse de los vientres que retuvo y produjo en los primeros años de la gestión de Macri, lo que no tiene es financiación para enfrentar los compromisos productivos y su costo de vida y al mismo tiempo se encuentra con una firme demanda de China por sus vacas.

 

Nuevos criterios para el reparto de la Cuota Hilton

El debate por los criterios de reparto de la cuota Hilton terminó beneficiando a los frigoríficos más grandes. La discusión era por la forma de reparto del cupo de 30 mil toneladas que pagan aranceles preferenciales para ingresar a la Unión Europea, cuya definición se conoció esta semana mediante un decreto publicado en el boletín oficial.

La normativa fija los parámetros de reparto hasta el ciclo 2022/2023. Para el que inicia el 1º de julio de 2019 y que termina el 30 de junio de 2020 se utilizará el criterio de "past performance" en Cuota Hilton durante el período anterior, mientras que para los siguientes se incorporará la "past performance" de lo que se haya enviado como Hilton y no Hilton a la UE en los tres períodos anteriores.

El cupo tarifario se repartirá entre dos grandes grupos: los frigoríficos se quedarán con el 90% del total, mientras que los proyectos de grupos de productores recibirán el 10% restante.

El decreto además establece un fondo de libre disponibilidad que estará integrado por las toneladas que no resulten asignadas, las que los beneficiarios renuncien voluntariamente en el plazo en el que la autoridad competente determine y las que surjan de la pérdida de tonelaje exportado.

Por otra parte, se prohíbe la transferencia de cuota entre firmas que resulten adjudicatarias, pero con una aclaración: no se considerará transferencia o cesión de cuota la producción en cualquier planta de una misma firma.

Finalmente se establece que las firmas que al 30 de junio de cada ciclo comercial no hubieran exportado la totalidad del cupo asignado y no lo resignen dentro del plazo fijado por la autoridad de aplicación, se le descontará de la asignación que le pudiera corresponder para el siguiente ciclo comercial.

 

El precio del maíz complica las cuentas de los feedlots

Los nuevos precios del maíz complicaron las cuentas de los feedlots. En Estados Unidos sigue con problemas la siembra del cereal, se va terminando la venta para la implantación del cultivo y el retraso, según lo que se informó esta semana, es del 50% respecto de la superficie cubierta en 2018.

Cuando se inició la crisis climática en el cinturón maicero norteamericano y los precios del cereal aún no había tenido una fuerte reacción, la foto del engorde a corral indicaba una rentabilidad de $1.500 por animal. Pero las cosas se pusieron más feas en los últimos días.

Los incrementos del cereal en el mercado internacional ponen en riesgo el resultado económico de este ciclo. En pocas semanas el maíz en Chicago aumentó más de 20 dólares y también la moneda estadounidense pegó un pequeño salto. Así, aunque la disponibilidad del cereal sea buena, los engordadores tuvieron que pagar más caro por el insumo base de la dieta de los vacunos en los corrales,  cerca de $1.000 más por tonelada en los últimos dos meses.

La ventaja este año es que se encerró mucha menos hacienda que en 2018 y que además hay en marcha procesos de recría, sobre todo de machos, lo que ayudaría a que la oferta de gordo se desparrame a los largo del segundo semestre, evitando así el pico de grandes ofrecimientos que podría deprimir los valores en una economía cuyo consumo interno sigue castigado.

Logín