Escuchá acá la 90.9
X

Las urgencias climáticas

Los desplazamientos humanos relacionados con el clima y la consecuente inseguridad alimentaria no son una posibilidad futura, sino que ya están ocurriendo y solo se prevé que empeoren, si no se adoptan medidas urgentes en los próximos años.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, el pasado 5 de junio, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) dio la voz de alarma sobre los crecientes impactos de la sequía en Somalia.

“La Acnur y sus socios humanitarios temen que las condiciones climáticas severas combinadas con el conflicto armado y el desplazamiento prolongado puedan llevar al país a una emergencia humanitaria mucho más grande”, dijo Babar Baloch.

Como resultado de las lluvias por debajo de la media y el empeoramiento de la sequía, se estima que 5,4 millones de personas padecerán inseguridad alimentaria en setiembre en muchas partes de la nación del Cuerno de África. De ese total, más de dos millones estarán en condiciones severas y necesitarán asistencia de emergencia inmediata.

La sequía también ha obligado a casi 50.000 personas a huir de sus hogares en busca de alimentos, agua y ayuda. Tan solo en el mes de mayo fueron desplazados más de 7.000. Las personas que ya están desplazadas debido a conflictos y violencia también se ven afectadas por la sequía, a veces de manera desproporcionada.

La última crisis se está produciendo a raíz de una sequía de dos años que terminó en 2017 y que forzó al desplazamiento de más de medio millón de habitantes, en un país con una población de algo más de 15 millones de personas.

Según Acnur, los peligros relacionados con el clima, como tormentas, sequías e incendios forestales, desplazaron a 16,1 millones de personas en el mundo durante 2018. Solo se espera que las crisis relacionadas con el clima se produzcan con mayor frecuencia en todo el mundo.

En un nuevo y preocupante informe, un grupo de expertos del australiano Centro Nacional para la Restauración del Clima Breakthrough advirtió que el cambio climático plantea una “amenaza existencial nueva para la civilización humana” que podría cristalizar en 2050.

“La verdad pura de la desesperada situación en la que se encuentran los humanos y nuestro planeta, pintando una imagen perturbadora de la posibilidad real de que la vida humana en la tierra pueda estar en vías de extinción, de la manera más horrible “, dijo en el prólogo Chris Barrie, un almirante retirado.

“Después de la guerra nuclear, el calentamiento global inducido por el hombre es la mayor amenaza para la vida humana en el planeta”, afirmó quien fue jefe de Defensa de Australia.

Para 2050, la evaluación proyecta que 1.000 millones de personas en regiones como Medio Oriente y África Occidental tendrán que reubicarse debido a que las condiciones climáticas se volverán inviables para la vida, en sus actuales territorios.

También habrá severas reducciones en la disponibilidad de agua y un colapso en la agricultura y la producción de alimentos, mientras algunas de las ciudades más pobladas del mundo quedarán parcialmente abandonadas, según el informe australiano.

“La escala de destrucción está más allá de nuestra capacidad de modelar con una alta probabilidad de que la civilización humana llegue a su fin”, señala el informe, que no es un estudio científico sino un modelo de escenarios futuros, basados en investigaciones ya existentes.

El informe insta a los gobiernos a tener un liderazgo fuerte y movilizar recursos “en escala a la movilización de emergencia tras la Segunda Guerra Mundial” para construir rápidamente un sistema industrial de cero emisiones.“¡Un futuro apocalíptico no es inevitable! Pero sin una acción drástica inmediata, nuestras perspectivas son malas. Debemos actuar colectivamente”, dijo Barrie.

Acnur, por su parte, hizo un llamado similar a una mayor acción internacional para prevenir desastres relacionados con el clima, aumentar los esfuerzos para fortalecer la resiliencia y proteger a quienes ya están afectados por el cambio climático. Las urgencias climáticas, ya están en la agenda del día.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Las urgencias climáticas

Los desplazamientos humanos relacionados con el clima y la consecuente inseguridad alimentaria no son una posibilidad futura, sino que ya están ocurriendo y solo se prevé que empeoren, si no se adoptan medidas urgentes en los próximos años.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, el pasado 5 de junio, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) dio la voz de alarma sobre los crecientes impactos de la sequía en Somalia.

“La Acnur y sus socios humanitarios temen que las condiciones climáticas severas combinadas con el conflicto armado y el desplazamiento prolongado puedan llevar al país a una emergencia humanitaria mucho más grande”, dijo Babar Baloch.

Como resultado de las lluvias por debajo de la media y el empeoramiento de la sequía, se estima que 5,4 millones de personas padecerán inseguridad alimentaria en setiembre en muchas partes de la nación del Cuerno de África. De ese total, más de dos millones estarán en condiciones severas y necesitarán asistencia de emergencia inmediata.

La sequía también ha obligado a casi 50.000 personas a huir de sus hogares en busca de alimentos, agua y ayuda. Tan solo en el mes de mayo fueron desplazados más de 7.000. Las personas que ya están desplazadas debido a conflictos y violencia también se ven afectadas por la sequía, a veces de manera desproporcionada.

La última crisis se está produciendo a raíz de una sequía de dos años que terminó en 2017 y que forzó al desplazamiento de más de medio millón de habitantes, en un país con una población de algo más de 15 millones de personas.

Según Acnur, los peligros relacionados con el clima, como tormentas, sequías e incendios forestales, desplazaron a 16,1 millones de personas en el mundo durante 2018. Solo se espera que las crisis relacionadas con el clima se produzcan con mayor frecuencia en todo el mundo.

En un nuevo y preocupante informe, un grupo de expertos del australiano Centro Nacional para la Restauración del Clima Breakthrough advirtió que el cambio climático plantea una “amenaza existencial nueva para la civilización humana” que podría cristalizar en 2050.

“La verdad pura de la desesperada situación en la que se encuentran los humanos y nuestro planeta, pintando una imagen perturbadora de la posibilidad real de que la vida humana en la tierra pueda estar en vías de extinción, de la manera más horrible “, dijo en el prólogo Chris Barrie, un almirante retirado.

“Después de la guerra nuclear, el calentamiento global inducido por el hombre es la mayor amenaza para la vida humana en el planeta”, afirmó quien fue jefe de Defensa de Australia.

Para 2050, la evaluación proyecta que 1.000 millones de personas en regiones como Medio Oriente y África Occidental tendrán que reubicarse debido a que las condiciones climáticas se volverán inviables para la vida, en sus actuales territorios.

También habrá severas reducciones en la disponibilidad de agua y un colapso en la agricultura y la producción de alimentos, mientras algunas de las ciudades más pobladas del mundo quedarán parcialmente abandonadas, según el informe australiano.

“La escala de destrucción está más allá de nuestra capacidad de modelar con una alta probabilidad de que la civilización humana llegue a su fin”, señala el informe, que no es un estudio científico sino un modelo de escenarios futuros, basados en investigaciones ya existentes.

El informe insta a los gobiernos a tener un liderazgo fuerte y movilizar recursos “en escala a la movilización de emergencia tras la Segunda Guerra Mundial” para construir rápidamente un sistema industrial de cero emisiones.“¡Un futuro apocalíptico no es inevitable! Pero sin una acción drástica inmediata, nuestras perspectivas son malas. Debemos actuar colectivamente”, dijo Barrie.

Acnur, por su parte, hizo un llamado similar a una mayor acción internacional para prevenir desastres relacionados con el clima, aumentar los esfuerzos para fortalecer la resiliencia y proteger a quienes ya están afectados por el cambio climático. Las urgencias climáticas, ya están en la agenda del día.

Logín