Escuchá acá la 90.9
X

El campo y la jineteada conquistan a Villa Larca

Este domingo realizan la sexta edición de la "Gran fiesta criolla". Esperan convocar a dos mil personas con un programa que incluye 65 montas y desafíos gauchescos.

Desde esta mañana, el Valle del Conlara se viste de tradición. La sexta edición de la “Gran Fiesta Criolla” llega a Villa Larca con 65 montas, cinco prestigiosas tropillas y algunos de los jinetes más reconocidos del país, en un encuentro que pretende convocar a unas dos mil personas de todo la costa de Los Comechingones y del sur de Córdoba.

“Es una idea que nació para tratar de que no se pierdan las costumbres camperas. Empezó con programas chico y con el tiempo se han podido mejorar y traer a los campeones de Jesús María”, contó Gabriel Giménez, un amante de las jineteadas que supo lucirse arriba del caballo, pero que ahora a sus 54 años se dedica a organizar este tipo de eventos. 

En esta ocasión, la cita es en un campo que se levanta a orillas de la ruta provincial Nº 6, a la altura del kilómetro 5. “Es un predio muy grande que está desde la localidad hacia Concarán, a mano izquierda. Es muy visible, está pintado y embanderado, por lo que es muy fácil llegar”, indicó.

La agenda de actividades estaba prevista para arrancar alrededor de las 9:30 con el tradicional juego de riendas, un conjunto de pruebas en los que los montadores muestran su manejo del equino al superar obstáculos. Luego, aproximadamente a las 11, harán la carrera de rastrín, otro desafío típico de las fiestas gauchescas, solo que en esta oportunidad habrá cuatriciclos que ocuparán el lugar de los animales.

Más cerca del mediodía, comienza el principal atractivo de la jornada: las jineteadas. Hay tres categorías que pondrán a prueba la destreza de los gauchos sobre el lomo de los reservados: cuero apretado, crina limpia y bastos con encimera, la más popular de todas. 

Las caballadas que fueron convocadas son “El Cencerro” de Villa Mercedes, que este año se consagró como la tropilla campeona en el Festival de Jesús María; “La Tierra Gaucha”, de la misma localidad; “La Cautiva” de Santa Rosa del Conlara; “La Tierra Santa” de Papagayos; y “La Salamanca” de Achiras, Córdoba.

Pero además, como “broche de oro” habrá un desafío entre jinetes de diferentes provincias, como San Luis, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y La Pampa.

Como en toda fiesta campera, el combo se completa con una oferta gastronómica bien criolla (asado con cuero, locro, empanadas, entre otros platos), y música popular (guitarreadas y chamamé).

La entrada cuesta $250 y ayer, en comunicación con El Diario, González dijo que esperan espectadores de todo el norte puntano y del sur cordobés. "El clima es bueno y el público concurre año a año. Eso nos estimula a brindarles un buen espectáculo porque ellos se lo han ganado", expresó.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El campo y la jineteada conquistan a Villa Larca

Este domingo realizan la sexta edición de la "Gran fiesta criolla". Esperan convocar a dos mil personas con un programa que incluye 65 montas y desafíos gauchescos.

Serrano. El organizador González busca mantener la tradición. Foto: Gentileza.

Desde esta mañana, el Valle del Conlara se viste de tradición. La sexta edición de la “Gran Fiesta Criolla” llega a Villa Larca con 65 montas, cinco prestigiosas tropillas y algunos de los jinetes más reconocidos del país, en un encuentro que pretende convocar a unas dos mil personas de todo la costa de Los Comechingones y del sur de Córdoba.

“Es una idea que nació para tratar de que no se pierdan las costumbres camperas. Empezó con programas chico y con el tiempo se han podido mejorar y traer a los campeones de Jesús María”, contó Gabriel Giménez, un amante de las jineteadas que supo lucirse arriba del caballo, pero que ahora a sus 54 años se dedica a organizar este tipo de eventos. 

En esta ocasión, la cita es en un campo que se levanta a orillas de la ruta provincial Nº 6, a la altura del kilómetro 5. “Es un predio muy grande que está desde la localidad hacia Concarán, a mano izquierda. Es muy visible, está pintado y embanderado, por lo que es muy fácil llegar”, indicó.

La agenda de actividades estaba prevista para arrancar alrededor de las 9:30 con el tradicional juego de riendas, un conjunto de pruebas en los que los montadores muestran su manejo del equino al superar obstáculos. Luego, aproximadamente a las 11, harán la carrera de rastrín, otro desafío típico de las fiestas gauchescas, solo que en esta oportunidad habrá cuatriciclos que ocuparán el lugar de los animales.

Más cerca del mediodía, comienza el principal atractivo de la jornada: las jineteadas. Hay tres categorías que pondrán a prueba la destreza de los gauchos sobre el lomo de los reservados: cuero apretado, crina limpia y bastos con encimera, la más popular de todas. 

Las caballadas que fueron convocadas son “El Cencerro” de Villa Mercedes, que este año se consagró como la tropilla campeona en el Festival de Jesús María; “La Tierra Gaucha”, de la misma localidad; “La Cautiva” de Santa Rosa del Conlara; “La Tierra Santa” de Papagayos; y “La Salamanca” de Achiras, Córdoba.

Pero además, como “broche de oro” habrá un desafío entre jinetes de diferentes provincias, como San Luis, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y La Pampa.

Como en toda fiesta campera, el combo se completa con una oferta gastronómica bien criolla (asado con cuero, locro, empanadas, entre otros platos), y música popular (guitarreadas y chamamé).

La entrada cuesta $250 y ayer, en comunicación con El Diario, González dijo que esperan espectadores de todo el norte puntano y del sur cordobés. "El clima es bueno y el público concurre año a año. Eso nos estimula a brindarles un buen espectáculo porque ellos se lo han ganado", expresó.
 

Logín