Escuchá acá la 90.9
X

Aún no saben quién es ni cómo murió el hombre hallado en un basural

La autopsia practicada al cadáver no pudo determinar la data ni la causa de la muerte por el avanzado estado de descomposición. Investigadores tomaron huellas dactilares con la esperanza de identificarlo hoy.

 

Por ahora, la identidad del cadáver hallado este martes en el Centro de Disposición Final (CDF) de residuos de la capital sigue siendo una incógnita. Horas después del descubrimiento, los restos fueron examinados por la médica forense Patricia Gallardo, que no pudo determinar la data de muerte y tampoco la causa debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo. Los investigadores lograron tomar impresiones de sus huellas dactilares para cotejarlo con una base de datos y hoy podrían saber de quién se trata.

Una fuente del Departamento Homicidios de la Policía de San Luis, que tiene a cargo el caso, confirmó que el análisis de Gallardo determinó que el cuerpo tiene múltiples fracturas, pero que son post mórtem, es decir, que fueron causadas luego del deceso, quizás por las mismas máquinas que trabajan en el CDF.

También deslizó que en la piel del NN hay indicios de tatuajes, pero que el estado del cuerpo no permite definir qué tipo de figuras son.

Gallardo tomó muestras de tejido para practicar análisis histopatológicos que quizás echen un poco de luz a qué sucedió con la persona. Mientras, los investigadores confían en que las impresiones dactilares que obtuvieron de algunos dedos logren develar el misterio este mismo miércoles.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Aún no saben quién es ni cómo murió el hombre hallado en un basural

La autopsia practicada al cadáver no pudo determinar la data ni la causa de la muerte por el avanzado estado de descomposición. Investigadores tomaron huellas dactilares con la esperanza de identificarlo hoy.

18:03. Los bomberos salen del predio municipal, llevando el cuerpo a la morgue, para la autopsia. Foto: Nicolás Varvara.

 

Por ahora, la identidad del cadáver hallado este martes en el Centro de Disposición Final (CDF) de residuos de la capital sigue siendo una incógnita. Horas después del descubrimiento, los restos fueron examinados por la médica forense Patricia Gallardo, que no pudo determinar la data de muerte y tampoco la causa debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo. Los investigadores lograron tomar impresiones de sus huellas dactilares para cotejarlo con una base de datos y hoy podrían saber de quién se trata.

Una fuente del Departamento Homicidios de la Policía de San Luis, que tiene a cargo el caso, confirmó que el análisis de Gallardo determinó que el cuerpo tiene múltiples fracturas, pero que son post mórtem, es decir, que fueron causadas luego del deceso, quizás por las mismas máquinas que trabajan en el CDF.

También deslizó que en la piel del NN hay indicios de tatuajes, pero que el estado del cuerpo no permite definir qué tipo de figuras son.

Gallardo tomó muestras de tejido para practicar análisis histopatológicos que quizás echen un poco de luz a qué sucedió con la persona. Mientras, los investigadores confían en que las impresiones dactilares que obtuvieron de algunos dedos logren develar el misterio este mismo miércoles.

Logín