Escuchá acá la 90.9
X

Concarán: exhibieron las ventajas del Plan Toros

Invitaron a criadores a sumarse, y también a los que quieren participar de las ferias de productores.

La gira de los técnicos del Ministerio de Producción para exhibir ante los criadores vacunos las ventajas del Plan Toros tuvo una parada muy positiva en Concarán, donde también aprovecharon para invitar a los pequeños productores de toda la zona del Valle del Conlara a que se sumen al registro permanente que les permite participar de las ferias que organiza en San Luis y Villa Mercedes desde mayo del año pasado.

Fue muy interesante la concurrencia, tanto de productores de Chacabuco como de San Martín. Y era lógico: están ubicados a unos cuantos kilómetros de las grandes ciudades que mueven la economía de San Luis y entonces representaba una buena oportunidad para conocer de primera mano de qué se tratan ambas iniciativas, sobre todo el Plan Toros, que de movida suele tener cierta resistencia, al menos hasta que se dan cuenta que los tiempos se cumplen y las promesas se convierten en realidad. El boca a boca es fundamental en este aspecto.

Condujo la reunión Juan Manuel Celi Preti, el jefe del Subprograma Producción Pecuaria y uno de los que maneja el Plan Toros en su condición de veterinario. El anfitrión, Heber González, otro médico veterinario que en este caso es el coordinador del Centro Ganadero de Concarán, también recibió a autoridades de Senasa y de INTA de la región y un par de fucionarios del ministerio que conduce Sergio Freixes y que se dedican a sumar pequeños productores a ese gran canal de comercialización que es la feria.

En una zona que si bien no es Dupuy ni Pedernera igual tiene un buen número de cabezas bovinas, el interés por el Plan Toros era palpable. Además, porque cada departamento tiene un año en el cual los criadores pueden sumarse. Así fue que antes pasó por Dupuy, Pedernera, Pueyrredon, Belgrano y Ayacucho. Y durante 2019 es el turno de los cuatro restantes: Chacabuco, Junín, San Martín y Pringles.

Celi Preti describió los objetivos del plan, que pasan por mejorar los índices productivos (preñez, parto, destete, conversión de granos en carne) y ayudar a quienes tienen menos de cien vientres en su rodeo en cuestiones de orden sanitario, ya que los raspajes para detectar enfermedades venéreas y los análisis de laboratorio están a cargo del Estado. Y lo que es mejor, también los toros de reposición que entregan en caso de que algún reproductor del rodeo diera positivo a alguna de las patologías. Son toros de primera calidad los que llegan, comprados en los remates que ofrecen las mejores cabañas de San Luis. Incluso los beneficiarios pueden elegir la raza que mejor les resulta para sus objetivos productivos.

El funcionario aclaró que el requisito de tener 100 vacas o menos se toma a partir de la última acta de vacunación de aftosa del año en curso. “Buscamos que tengan mejor sanidad en los toros, mayor producción de terneros por año y una genética superior”, les dijo a los criadores, que casi siempre preguntan sobre un tema que los desvela: “¿Si yo me desprendo del toro enfermo, cuánto tardan en mandarme el nuevo?”. La respuesta es que ese plazo ronda los 15 días, también por una cuestión sanitaria, ya que si hay alguna vaca que fue contagiada por el reproductor afectado por una venérea, tarda ese tiempo en negativizarse (los machos no lo logran, por eso deben ir a faena) y volver a ser productiva, sin temor a una nueva propagación de la venérea.

Para hablar de la Feria de Pequeños y Medianos Productores tomó la palabra la Ingeniera agrónoma Julia Veinticinco, quien invitó a sumarse a todos los  que elaboren algún producto comestible (mermeladas, quesos, fiambres), bebidas (cervezas artesanales, hidromiel) o artesanías en cuero, madera, vidrio, cerámica y todo tipo de materiales. La condición es que sean manufacturas realizadas en San Luis.

A quienes ingresan en el listado permanente se les realizan controles mensuales de origen bromatológico y les dan pautas para que puedan mejorar la producción, agregando valor y aumentando los volúmenes para poder vender más y mejor en las ferias. Incluso cuentan con el servicio de logística para trasladar sus productos, un aspecto fundamental cuando hay que recorrer grandes distancias, sobre todo ahora que el combustible está tan caro.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Concarán: exhibieron las ventajas del Plan Toros

Invitaron a criadores a sumarse, y también a los que quieren participar de las ferias de productores.

Clima distendido. Celi Preti (derecha) junto con productores. Foto: Gentileza Heber González.

La gira de los técnicos del Ministerio de Producción para exhibir ante los criadores vacunos las ventajas del Plan Toros tuvo una parada muy positiva en Concarán, donde también aprovecharon para invitar a los pequeños productores de toda la zona del Valle del Conlara a que se sumen al registro permanente que les permite participar de las ferias que organiza en San Luis y Villa Mercedes desde mayo del año pasado.

Fue muy interesante la concurrencia, tanto de productores de Chacabuco como de San Martín. Y era lógico: están ubicados a unos cuantos kilómetros de las grandes ciudades que mueven la economía de San Luis y entonces representaba una buena oportunidad para conocer de primera mano de qué se tratan ambas iniciativas, sobre todo el Plan Toros, que de movida suele tener cierta resistencia, al menos hasta que se dan cuenta que los tiempos se cumplen y las promesas se convierten en realidad. El boca a boca es fundamental en este aspecto.

Condujo la reunión Juan Manuel Celi Preti, el jefe del Subprograma Producción Pecuaria y uno de los que maneja el Plan Toros en su condición de veterinario. El anfitrión, Heber González, otro médico veterinario que en este caso es el coordinador del Centro Ganadero de Concarán, también recibió a autoridades de Senasa y de INTA de la región y un par de fucionarios del ministerio que conduce Sergio Freixes y que se dedican a sumar pequeños productores a ese gran canal de comercialización que es la feria.

En una zona que si bien no es Dupuy ni Pedernera igual tiene un buen número de cabezas bovinas, el interés por el Plan Toros era palpable. Además, porque cada departamento tiene un año en el cual los criadores pueden sumarse. Así fue que antes pasó por Dupuy, Pedernera, Pueyrredon, Belgrano y Ayacucho. Y durante 2019 es el turno de los cuatro restantes: Chacabuco, Junín, San Martín y Pringles.

Celi Preti describió los objetivos del plan, que pasan por mejorar los índices productivos (preñez, parto, destete, conversión de granos en carne) y ayudar a quienes tienen menos de cien vientres en su rodeo en cuestiones de orden sanitario, ya que los raspajes para detectar enfermedades venéreas y los análisis de laboratorio están a cargo del Estado. Y lo que es mejor, también los toros de reposición que entregan en caso de que algún reproductor del rodeo diera positivo a alguna de las patologías. Son toros de primera calidad los que llegan, comprados en los remates que ofrecen las mejores cabañas de San Luis. Incluso los beneficiarios pueden elegir la raza que mejor les resulta para sus objetivos productivos.

El funcionario aclaró que el requisito de tener 100 vacas o menos se toma a partir de la última acta de vacunación de aftosa del año en curso. “Buscamos que tengan mejor sanidad en los toros, mayor producción de terneros por año y una genética superior”, les dijo a los criadores, que casi siempre preguntan sobre un tema que los desvela: “¿Si yo me desprendo del toro enfermo, cuánto tardan en mandarme el nuevo?”. La respuesta es que ese plazo ronda los 15 días, también por una cuestión sanitaria, ya que si hay alguna vaca que fue contagiada por el reproductor afectado por una venérea, tarda ese tiempo en negativizarse (los machos no lo logran, por eso deben ir a faena) y volver a ser productiva, sin temor a una nueva propagación de la venérea.

Para hablar de la Feria de Pequeños y Medianos Productores tomó la palabra la Ingeniera agrónoma Julia Veinticinco, quien invitó a sumarse a todos los  que elaboren algún producto comestible (mermeladas, quesos, fiambres), bebidas (cervezas artesanales, hidromiel) o artesanías en cuero, madera, vidrio, cerámica y todo tipo de materiales. La condición es que sean manufacturas realizadas en San Luis.

A quienes ingresan en el listado permanente se les realizan controles mensuales de origen bromatológico y les dan pautas para que puedan mejorar la producción, agregando valor y aumentando los volúmenes para poder vender más y mejor en las ferias. Incluso cuentan con el servicio de logística para trasladar sus productos, un aspecto fundamental cuando hay que recorrer grandes distancias, sobre todo ahora que el combustible está tan caro.

Logín