Escuchá acá la 90.9
X

De $45 a $85: en cuatro meses, el pan aumentó casi un 90%

Aseguran que es por la incesante suba de la bolsa de harina, que pasó de 700 a 1.600 pesos.

Lejos de retroceder, la inflación no les da tregua a las panificadoras de la ciudad. En los últimos cuatro meses el kilo de pan aumentó un 88 por ciento. En mayo rondaba los 45 pesos; mientras que hoy algunos comercios lo ofrecen a 85. En los locales del rubro aseguran que el alza responde al fuerte incremento de la harina.

Para muchos la última elección del 11 de agosto fue un antes y un después, ya que los días posteriores la cotización del dólar llegó a rozar los  60 pesos y esto repercutió directamente en la materia prima. Horacio Benavídez, encargado de "Crocafe", comentó que intentó mantener los precios de los productos, pero que con el correr de los días los aumentos lo apremiaron. Además detalló que en mayo una bolsa de harina de 50 kilos costaba 700 pesos y hoy ronda los 1.600. 

Expresó que la postura de los proveedores a la hora de comercializar los productos se modificó. Piden que el pago sea en el momento y de contado. "Ya no te esperan como antes, diez o quince días. Ahora te exigen el dinero en el momento y si no cumplís no te venden", detalló el encargado, quien agregó que tuvo que reducir los pedidos. "No puedo comprar cien bolsas y pagar todo junto porque es imposible. Ahora encargo lo justo y con eso nos arreglamos", aseguró.

Benavídez remarcó que para tener un margen de ganancia el kilo de pan debería estar en 120 pesos, pero dijo que es un valor muy elevado para el mercado y por eso decidió aumentarlo de 75 pesos a 85. "Ya de por sí se vende menos, no quiero ni pensar qué pasaría si llega a ese número. Tratamos de compensar un poco para mantenernos", dijo preocupado y resaltó no saber hasta cuándo podrán aguantar la situación.

"Estamos complicados, de a poco te van ahorcando. A la gente cada vez le alcanza menos y si antes llevaba un kilo, hoy eligen dos o tres tortitas y 20 pesos de pan", manifestó el encargado, que resaltó que por el momento solo mantiene el precio de la docena de facturas surtidas, que salen 200 pesos.

La situación se repite también en "Fleca's", Alejandra Rincón, encargada de la panadería, comentó que hace dos semanas el kilo costaba 70 pesos y hoy lo ofrecen a 85. En coincidencia con Benavídez, aseguró que se debe al gran incremento de la harina, como también del azúcar, almíbar, dulce de membrillo y crema que utilizan para hacer las facturas, que pasaron de valer 170 pesos a 200. "Los clientes se sorprenden al ver tantos cambios. Aunque las ventas vienen bien, de igual modo llevan en menor cantidad. En vez de una docena, ahora piden media y la acompañan con unas tortitas para que les resulte más barato", remarcó.

Héctor Gitto, dueño de la "Panificadora Pueblo Nuevo", precisó que al recibir la última bolsa de harina la semana pasada decidió modificar los precios. "En un comienzo hablaron de la quita del IVA, pero hasta el momento no pasa nada. Al contrario, los números están por las nubes. La bolsa llegó a costar 1.500 pesos", dijo preocupado y precisó que el kilo de pan hoy lo vende a  80 pesos.

"Aumentarlo significa que venderemos menos, pero es imposible mantenerlo a 60 pesos, ya que si fuera así directamente tendríamos que bajar las persianas. Uno trata de subsistir porque hay muchas familias que viven de este trabajo. No es ninguna novedad lo que pasa, tendremos que acomodarnos y seguir para adelante", manifestó Gitto.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

De $45 a $85: en cuatro meses, el pan aumentó casi un 90%

Aseguran que es por la incesante suba de la bolsa de harina, que pasó de 700 a 1.600 pesos.

En baja. Panaderos optan por adquirir menos cantidad de materia prima. Foto: El Diario.

Lejos de retroceder, la inflación no les da tregua a las panificadoras de la ciudad. En los últimos cuatro meses el kilo de pan aumentó un 88 por ciento. En mayo rondaba los 45 pesos; mientras que hoy algunos comercios lo ofrecen a 85. En los locales del rubro aseguran que el alza responde al fuerte incremento de la harina.

Para muchos la última elección del 11 de agosto fue un antes y un después, ya que los días posteriores la cotización del dólar llegó a rozar los  60 pesos y esto repercutió directamente en la materia prima. Horacio Benavídez, encargado de "Crocafe", comentó que intentó mantener los precios de los productos, pero que con el correr de los días los aumentos lo apremiaron. Además detalló que en mayo una bolsa de harina de 50 kilos costaba 700 pesos y hoy ronda los 1.600. 

Expresó que la postura de los proveedores a la hora de comercializar los productos se modificó. Piden que el pago sea en el momento y de contado. "Ya no te esperan como antes, diez o quince días. Ahora te exigen el dinero en el momento y si no cumplís no te venden", detalló el encargado, quien agregó que tuvo que reducir los pedidos. "No puedo comprar cien bolsas y pagar todo junto porque es imposible. Ahora encargo lo justo y con eso nos arreglamos", aseguró.

Benavídez remarcó que para tener un margen de ganancia el kilo de pan debería estar en 120 pesos, pero dijo que es un valor muy elevado para el mercado y por eso decidió aumentarlo de 75 pesos a 85. "Ya de por sí se vende menos, no quiero ni pensar qué pasaría si llega a ese número. Tratamos de compensar un poco para mantenernos", dijo preocupado y resaltó no saber hasta cuándo podrán aguantar la situación.

"Estamos complicados, de a poco te van ahorcando. A la gente cada vez le alcanza menos y si antes llevaba un kilo, hoy eligen dos o tres tortitas y 20 pesos de pan", manifestó el encargado, que resaltó que por el momento solo mantiene el precio de la docena de facturas surtidas, que salen 200 pesos.

La situación se repite también en "Fleca's", Alejandra Rincón, encargada de la panadería, comentó que hace dos semanas el kilo costaba 70 pesos y hoy lo ofrecen a 85. En coincidencia con Benavídez, aseguró que se debe al gran incremento de la harina, como también del azúcar, almíbar, dulce de membrillo y crema que utilizan para hacer las facturas, que pasaron de valer 170 pesos a 200. "Los clientes se sorprenden al ver tantos cambios. Aunque las ventas vienen bien, de igual modo llevan en menor cantidad. En vez de una docena, ahora piden media y la acompañan con unas tortitas para que les resulte más barato", remarcó.

Héctor Gitto, dueño de la "Panificadora Pueblo Nuevo", precisó que al recibir la última bolsa de harina la semana pasada decidió modificar los precios. "En un comienzo hablaron de la quita del IVA, pero hasta el momento no pasa nada. Al contrario, los números están por las nubes. La bolsa llegó a costar 1.500 pesos", dijo preocupado y precisó que el kilo de pan hoy lo vende a  80 pesos.

"Aumentarlo significa que venderemos menos, pero es imposible mantenerlo a 60 pesos, ya que si fuera así directamente tendríamos que bajar las persianas. Uno trata de subsistir porque hay muchas familias que viven de este trabajo. No es ninguna novedad lo que pasa, tendremos que acomodarnos y seguir para adelante", manifestó Gitto.

Logín