Escuchá acá la 90.9
X

Los enfoques del liderazgo

 

Los líderes mundiales que participarán en Asamblea General de las Naciones Unidas, y las cumbres que se realizarán en torno a ella a partir del 23 de septiembre, deberían escuchar con más atención a los científicos si quieren abordar el cambio climático y cumplir con los objetivos para reducir la pobreza y avanzar hacia un desarrollo sostenible, advirtieron expertos de la ONU.

Desde el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU dijeron que los jefes de Estado y de gobierno que se congreguen en Nueva York para debatir en torno al desarrollo y el cambio climático deben impulsar acciones concretas para evitar una calamidad planetaria.

Los políticos deben comenzar a “reconocer el impacto de la ciencia y la política y fortalecerlo entre las personas que están aquí para que se convierta en una base confiable para la toma de decisiones”, agregaron.

“Sería genial si hay un compromiso entre los líderes que vienen aquí, más si parte de ellos toman en serio adoptar medidas políticas, apoyadas con evidencia científica que le suministraremos”.

Los ambientalistas expresaron su temor de que los líderes vacilen en sus compromisos de luchar contra el cambio climático, señalando a escépticos de países importantes en la toma de decisiones, como los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Estados Unidos, Donald Trump.

Tras publicarse en Nueva York el informe “El futuro es ahora: la ciencia al servicio del desarrollo sostenible”, que alerta sobre la profundización de las desigualdades y el daño irreversible a los ecosistemas, el debate volvió a instalarse.

El documento, de 250 páginas, dice que la humanidad aún puede alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que conforman la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, para acabar con la pobreza y otras 168 metas. Pero para lograrlo es indispensable impulsar los esfuerzos para reducir los desperdicios, la contaminación y la desigualdad.

Entre 2017 y 2060 se espera que el consumo mundial anual de bienes materiales aumente de 89 a 167 gigatoneladas, lo que conducirá a más emisiones de gases de efecto invernadero y al incremento de la extracción de recursos, incluida la minería, dijeron los investigadores.

Mientras tanto, se espera que la población mundial alcance 8.500 millones de personas para 2030, lo que significa más bocas que alimentar y una mayor demanda de las centrales eléctricas, la mayoría de las que aún bombean dióxido de carbono a la atmósfera.

Endah Murniningtyas, un exministro indonesio que ayudó a escribir el informe, dijo que producir comida suficiente y mantener el aumento global de las temperaturas por debajo de una cifra de referencia de dos grados centígrados podría resultar imposible.

“Esto no es inevitable. Ya tenemos el conocimiento y los medios para cambiar y asegurar que todo nuestro bienestar se mantenga, incluso cuando reduzcamos los impactos adversos del cambio climático”, dijo.

“Centrarse en la política debe permitir un acceso global equitativo a los alimentos y maximizar el valor nutricional de los productos y, al mismo tiempo, minimizar el impacto climático y ambiental de la producción”, añadió.

El informe fue redactado por un grupo independiente de 15 científicos. Y es un documento que estará en el centro de los debates de alto nivel sobre la acción climática y los ODS, que comenzarán la semana próxima, cuando Nueva York acogerá una histórica semana de cumbres.

Pero los gobernantes que asistirán a la primera, y más esperada de las cumbres, la de Acción Climática, y a las demás citas, se verán inundados por otros temas candentes y prioritarios en la agenda internacional, como las guerras en Siria y Yemen.

No cambiaremos el mundo. Pero necesitamos cambiar de opinión en esta dirección. Porque si cambiamos de opinión, creo que podemos cambiar el mundo, dicen los coautores del informe.

No es la ciencia lo que está en el eje del debate, son los enfoques científicos necesarios para revertir las calamidades ambientales que afectan a la Tierra. Enfoques científicos que deben partir de liderazgo y la política.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Los enfoques del liderazgo

 

Los líderes mundiales que participarán en Asamblea General de las Naciones Unidas, y las cumbres que se realizarán en torno a ella a partir del 23 de septiembre, deberían escuchar con más atención a los científicos si quieren abordar el cambio climático y cumplir con los objetivos para reducir la pobreza y avanzar hacia un desarrollo sostenible, advirtieron expertos de la ONU.

Desde el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU dijeron que los jefes de Estado y de gobierno que se congreguen en Nueva York para debatir en torno al desarrollo y el cambio climático deben impulsar acciones concretas para evitar una calamidad planetaria.

Los políticos deben comenzar a “reconocer el impacto de la ciencia y la política y fortalecerlo entre las personas que están aquí para que se convierta en una base confiable para la toma de decisiones”, agregaron.

“Sería genial si hay un compromiso entre los líderes que vienen aquí, más si parte de ellos toman en serio adoptar medidas políticas, apoyadas con evidencia científica que le suministraremos”.

Los ambientalistas expresaron su temor de que los líderes vacilen en sus compromisos de luchar contra el cambio climático, señalando a escépticos de países importantes en la toma de decisiones, como los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Estados Unidos, Donald Trump.

Tras publicarse en Nueva York el informe “El futuro es ahora: la ciencia al servicio del desarrollo sostenible”, que alerta sobre la profundización de las desigualdades y el daño irreversible a los ecosistemas, el debate volvió a instalarse.

El documento, de 250 páginas, dice que la humanidad aún puede alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que conforman la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, para acabar con la pobreza y otras 168 metas. Pero para lograrlo es indispensable impulsar los esfuerzos para reducir los desperdicios, la contaminación y la desigualdad.

Entre 2017 y 2060 se espera que el consumo mundial anual de bienes materiales aumente de 89 a 167 gigatoneladas, lo que conducirá a más emisiones de gases de efecto invernadero y al incremento de la extracción de recursos, incluida la minería, dijeron los investigadores.

Mientras tanto, se espera que la población mundial alcance 8.500 millones de personas para 2030, lo que significa más bocas que alimentar y una mayor demanda de las centrales eléctricas, la mayoría de las que aún bombean dióxido de carbono a la atmósfera.

Endah Murniningtyas, un exministro indonesio que ayudó a escribir el informe, dijo que producir comida suficiente y mantener el aumento global de las temperaturas por debajo de una cifra de referencia de dos grados centígrados podría resultar imposible.

“Esto no es inevitable. Ya tenemos el conocimiento y los medios para cambiar y asegurar que todo nuestro bienestar se mantenga, incluso cuando reduzcamos los impactos adversos del cambio climático”, dijo.

“Centrarse en la política debe permitir un acceso global equitativo a los alimentos y maximizar el valor nutricional de los productos y, al mismo tiempo, minimizar el impacto climático y ambiental de la producción”, añadió.

El informe fue redactado por un grupo independiente de 15 científicos. Y es un documento que estará en el centro de los debates de alto nivel sobre la acción climática y los ODS, que comenzarán la semana próxima, cuando Nueva York acogerá una histórica semana de cumbres.

Pero los gobernantes que asistirán a la primera, y más esperada de las cumbres, la de Acción Climática, y a las demás citas, se verán inundados por otros temas candentes y prioritarios en la agenda internacional, como las guerras en Siria y Yemen.

No cambiaremos el mundo. Pero necesitamos cambiar de opinión en esta dirección. Porque si cambiamos de opinión, creo que podemos cambiar el mundo, dicen los coautores del informe.

No es la ciencia lo que está en el eje del debate, son los enfoques científicos necesarios para revertir las calamidades ambientales que afectan a la Tierra. Enfoques científicos que deben partir de liderazgo y la política.

Logín