Escuchá acá la 96.3
X

Janet y Pablo, amor por el entrenamiento callejero

Hace 5 años entrenan todos los días en el Parque de las Naciones. Compiten en carreras de alto rendimiento.  

La frase del filósofo francés Jean Paul Sartre, que indica que “la felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace”, les sienta como anillo al dedo a Pablo Funes y Janet Cabrera, una pareja de atletas que le dedican todas las siestas de sus vidas desde hace 5 años al entrenamiento callejero, también conocido como calistenia y street workout.

La pareja, con una condición física increíble que se cuelga y hace piruetas en la plaza saludable del Parque de las Naciones, es una postal clásica para cualquiera que pasea por el pulmón verde más grande de la capital puntana.

Cuando comenzaron, lo hacían solo por el hecho de sentirse bien físicamente, pero de a poco fueron sumando el running y hoy compiten en las carreras de tipo militar o con obstáculos, a nivel nacional y sudamericano.

 

 

“Es un deporte relativamente nuevo en San Luis, pero no tanto en otras partes del mundo. Lo descubrí como una necesidad, porque me gustaba el gimnasio, pero necesitaba salir de esas cuatro paredes, y lo mejor es que encontré este espacio público que es perfecto para trabajar, y el aire libre me resulta mucho más desestresante”, explica Pablo, que este año tuvo su primera competencia internacional en la Spartan Race sudamericana en 21K, la carrera que más lo enorgullece y en la que consiguió el tiempo clasificatorio para competir en la edición mundial que se corrió en Noruega.

Janet por su parte se sumó al entrenamiento callejero cuando conoció a Pablo. "Cuando me comentó lo que hacía, vine a acompañarlo, probé y me encantó la actividad. Siempre hice ejercicio, pero en ese momento había dejado durante cinco años, en ese parate nacieron mis dos hijas (Dulce, de 10 años, y Ashley, de 8), pero hace cuatro años venimos siempre con lluvia, con sol, con frío, siempre estamos acá entrenando", relata Janet, que este año se animó a la competencia. Lo hizo en Buenos Aires en una carrera de nivel nacional, donde corrió sus primeros 8K.

 

 

La calistenia es un método de entrenamiento que emplea el peso corporal de quien lo practica como instrumento para fortalecer la musculatura.

La intención de Pablo y Janet es difundir la actividad, que apenas tiene un racimo de personas que lo practican en la ciudad capital.

"Se acerca mucha gente de todas las edades a consultarnos; nosotros tratamos de mostrarles lo que hacemos y ayudarlos si quieren empezar en esto, que es genial para la salud", comenta Janet.

Para 2020 proyectan competir todo lo que puedan. El primer objetivo es en abril en Pilar, provincia de Buenos Aires, y ya están planificando el viaje.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Janet y Pablo, amor por el entrenamiento callejero

Hace 5 años entrenan todos los días en el Parque de las Naciones. Compiten en carreras de alto rendimiento.  

Preparados. Pablo y Janet calientan con dos vueltas de trote al parque y luego se dedican de lleno a sus rutinas. Fotos: Marianela Sánchez.

La frase del filósofo francés Jean Paul Sartre, que indica que “la felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace”, les sienta como anillo al dedo a Pablo Funes y Janet Cabrera, una pareja de atletas que le dedican todas las siestas de sus vidas desde hace 5 años al entrenamiento callejero, también conocido como calistenia y street workout.

La pareja, con una condición física increíble que se cuelga y hace piruetas en la plaza saludable del Parque de las Naciones, es una postal clásica para cualquiera que pasea por el pulmón verde más grande de la capital puntana.

Cuando comenzaron, lo hacían solo por el hecho de sentirse bien físicamente, pero de a poco fueron sumando el running y hoy compiten en las carreras de tipo militar o con obstáculos, a nivel nacional y sudamericano.

 

 

“Es un deporte relativamente nuevo en San Luis, pero no tanto en otras partes del mundo. Lo descubrí como una necesidad, porque me gustaba el gimnasio, pero necesitaba salir de esas cuatro paredes, y lo mejor es que encontré este espacio público que es perfecto para trabajar, y el aire libre me resulta mucho más desestresante”, explica Pablo, que este año tuvo su primera competencia internacional en la Spartan Race sudamericana en 21K, la carrera que más lo enorgullece y en la que consiguió el tiempo clasificatorio para competir en la edición mundial que se corrió en Noruega.

Janet por su parte se sumó al entrenamiento callejero cuando conoció a Pablo. "Cuando me comentó lo que hacía, vine a acompañarlo, probé y me encantó la actividad. Siempre hice ejercicio, pero en ese momento había dejado durante cinco años, en ese parate nacieron mis dos hijas (Dulce, de 10 años, y Ashley, de 8), pero hace cuatro años venimos siempre con lluvia, con sol, con frío, siempre estamos acá entrenando", relata Janet, que este año se animó a la competencia. Lo hizo en Buenos Aires en una carrera de nivel nacional, donde corrió sus primeros 8K.

 

 

La calistenia es un método de entrenamiento que emplea el peso corporal de quien lo practica como instrumento para fortalecer la musculatura.

La intención de Pablo y Janet es difundir la actividad, que apenas tiene un racimo de personas que lo practican en la ciudad capital.

"Se acerca mucha gente de todas las edades a consultarnos; nosotros tratamos de mostrarles lo que hacemos y ayudarlos si quieren empezar en esto, que es genial para la salud", comenta Janet.

Para 2020 proyectan competir todo lo que puedan. El primer objetivo es en abril en Pilar, provincia de Buenos Aires, y ya están planificando el viaje.

 

Logín