16.5°SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

16.5°SAN LUIS - Miércoles 02 de Diciembre de 2020

EN VIVO

Confuso episodio en un comercio del microcentro puntano

En un video que se viralizó el jueves, una mujer llorando afirma haber sido golpeada por los empleados de una mueblería ubicada en calle San Martín. La dueña del local también realizó una denuncia.

Por redacción
| 17 de enero de 2020
El lugar donde se produjo el confuso episodio en el que ambos denunciantes se echan la culpa. Foto: Gentileza

Un video que comenzó a circular el jueves a la tarde por las redes sociales muestra a una mujer que afirma haber sido golpeada por empleados de una mueblería del centro de San Luis cuando fue a hacer un reclamo por unos colchones. Tanto la clienta como la dueña del local realizaron la denuncia en la Comisaría 1ª, que investiga el confuso episodio en el que ambas partes se echan la culpa.

 

Según confirmó la subcomisario Roxana Correa, a cargo de la Comisaría 1ª, el jueves por la tarde “se recepcionaron denuncias tanto de la señora que se acercó al local a hacer el reclamo como de la parte de la mueblería”.

 

La subcomisario relató que constataron la denuncia de María Luisa Espinosa, quien se acercó a “Mueblería Máximo” a hacer un reclamo por la compra de unos “colchones de mala calidad” al local ubicado en San Martín 1022 de la ciudad de San Luis. “Espinosa dijo que había una mujer embarazada que comenzó a agredirla porque no le querían tomar el reclamo. Empezaron a discutir, a agredirse verbalmente, según aduce la señora Espinosa, que afirma estar operada recientemente. Luego otra persona se le acerca y sin mediar palabras la golpea en la parte de la espalda”, relató Correa.

 

La clienta también manifestó que se le acercaron dos hombres –a quienes no conoce– y también la golpearon. Luego personas que pasaban por el lugar la ayudaron y llamaron a la ambulancia y a personal policial.

 

Por otra parte, Micaela Muñoz, dueña del local, también realizó una denuncia en la que estableció que se le dijo a la clienta que le cambiarían los productos si habían venido con fallas porque tienen garantía. “La señora comenzó a vociferar en el lugar y a decir que eran estafadores. Estaba una empleada que es hermana de la dueña y dijo que la señora comenzó a agredirla. Y que, además, la clienta le pegó a una de sus hermanas que está embarazada, y es ahí cuando empieza el forcejeo entre todos”, adujo Correa.

 

La jefa de la Comisaría aseguró que “se está tratando de averiguar cómo sucedieron los hechos ya que todos se agredían y se les recepcionó la denuncia a todas las partes”.

 

 

 

Comentá vos tambien...