14°SAN LUIS - Jueves 19 de Mayo de 2022

14°SAN LUIS - Jueves 19 de Mayo de 2022

EN VIVO

Los acusados de balear a un vecino se abstuvieron de declarar

Julio e Ismael Valenzuela no hablaron ante el juez Parrillis. Su abogado pidió la prórroga de 8 días.

Por redacción
| 20 de octubre de 2020
Juntos y esposados. Los Valenzuela, padre e hijo, en Tribunales. Los acusan de pegarle un tiro a Néstor Quiroga. Foto: Martín Gómez.

Silencio y tiempo. Eso es lo que hicieron y lo que pidieron este lunes Julio e Ismael Valenzuela, los dos sospechosos de pegarle un tiro en el pecho a un vecino, cuando estuvieron cara a cara con el juez Penal Nº 2 Ariel Parrillis. A su vez, su abogado defensor, Franco Molina Aballay, pidió la prórroga de 8 días para reunir elementos y solicitar pruebas en su favor. Ese lapso culminará el próximo martes.

 

Julio Valenzuela, de 38 años, es el padre de Ismael, de 19. Ambos están detenidos desde el domingo, acusados de "Tentativa de homicidio", tras pegarle un tiro en el pecho a Néstor Quiroga, de 39 años, un vecino  suyo, en el barrio 500 Viviendas Norte de la ciudad capital. La víctima fue operada de urgencia y se recupera en el Hospital San Luis.

 

Asimismo, en la tarde del domingo, por orden del juez Parrillis, personal policial de la Comisaría 38ª realizó tres allanamientos en casas de las manzanas 100 y 101 de la barriada ubicada al norte de la capital. En los operativos secuestraron dos revólveres, nueve celulares y elementos que habitualmente se utilizan para fabricar armas tumberas.

 

"Secuestramos elementos que pueden ser importantes para la causa. Hallamos dos revólveres de distintos calibres, caños y otros elementos que se usan para fabricar armas caseras, nueve celulares y municiones”, indicó el subcomisario Rubén Ochoa, jefe de la Comisaría 38ª, en diálogo con El Diario.

 

Durante la madrugada del domingo pasado —según los testimonios de otros vecinos y de los hijos de la víctima—, todo comenzó con una pelea a piedrazos que protagonizaron los hijos de Quiroga contra los Valenzuela. Entre ambas familias hay problemas de vieja data y esa noche se sumó un nuevo capítulo.

 

Eran las 3 cuando la Policía fue alertada por una pelea en la manzana 101 del 500 Viviendas Norte. Cuando los efectivos llegaron, a Néstor Quiroga se lo habían llevado urgente al hospital. La gente, agrupada en torno a un baldío que da frente al barrio 208 Viviendas Norte, le contó a los policías lo ocurrido. En ese mismo momento los hijos de Quiroga señalaron hacia dónde huyeron los agresores y cómo estaban vestidos.

 

A las pocas cuadras, los efectivos detuvieron a Julio e Ismael Valenzuela que, al notar la presencia policial, apuraron el paso.

 

Ahora los investigadores tratan de determinar quién hizo los disparos que hirieron a Quiroga. Padre e hijo fueron sometidos a las pericias con rodizonato de sodio que los especialistas realizaron sobre sus manos. Esos resultados revelarán quién manipulo el arma.

 

Quiroga ingresó de urgencia al Hospital San Luis con una herida de bala en su pecho. Fue operado y le extrajeron un proyectil, que será cotejado con las armas secuestradas en los allanamientos. Su estado de salud es "reservado".   

 

Según la Policía, el hecho estaría vinculado a una disputa entre bandas que hay en la zona y tendría relación con el accidente fatal que sufrió Matías Arias, el domingo 4 de octubre cuando iba en su moto. Antes de chocar, el chico había discutido con otro joven que le quiso robar una visera. Todo formaría parte de la misma disputa entre grupos. 

 

Comentá vos tambien...