21.8°SAN LUIS - Jueves 03 de Diciembre de 2020

21.8°SAN LUIS - Jueves 03 de Diciembre de 2020

EN VIVO

Inspeccionaron la zona en la que una adolescente fue abusada

La medida inició anoche cerca de las 23 para sumar información sobre recorridos y distancias.

Por redacción
| 27 de octubre de 2020
La jueza Palacios bajó junto a algunos efectivos hasta el barranco en donde los hombres sometieron a la adolescente. Fotos: Martín Gómez.

De a poco, según confió una fuente de la causa, la joven de 17 años que fue abusada sexualmente por al menos dos hombres el jueves pasado, en un canal de la zona oeste de San Luis, aporta aquellos detalles que recuerda del ataque que sufrió. El sábado, cuando estuvo un poco más tranquila, se presentó en el Juzgado Penal 3 de San Luis e hizo su relato de lo ocurrido. Y este lunes a las 23, al cierre de la edición, comenzó en la zona donde ocurrió la violación una inspección ocular, que fue encabezada por la jueza Penal 3, Virginia Palacios. Fue a los fines de recolectar información en campo, esto es, observar el lugar en similares condiciones a aquellas que había la noche del hecho y poder obtener referencias de distancias y tiempos en cuanto al recorrido que realizó la chica y al que se presume hicieron los agresores.

 

Según lo dispuesto por la magistrada, la inspección abarcaría el lugar en donde se perpetró el ilícito (fue en un canal ubicado a unos 300 metros al oeste del llamado Puente Negro y al norte del Sporting Club Victoria), y también las calles en las que la muchacha anduvo antes y después del ataque. También las arterias que la denunciante, la madre de la joven, recorrió en su intento por localizar a los agresores y aquellas vías de salida y pasillos que podrían haber usado los abusadores aquella madrugada.

 

 

 

 

La jueza ordenó que participaran de la medida la División Criminalística, para tomar fotografías y hacer videos, planos y el trazado de distancias; y personal del Laboratorio Científico, para el eventual levantamiento de vestigios que resulten de interés, y de la Comisaría 4ª, que es la seccional con jurisdicción en esa parte de la ciudad. Además, requirió la intervención de la División Canes, para hacer un rastrillaje y establecer recorridos y corroborar el punto donde ocurrió el abuso, valiéndose de prendas de vestir de la joven, y también de la División Informática, para que, con el trazado de la posible circulación de los abusadores y de la víctima se haga un minucioso rastrillaje tecnológico. La magistrada, además, facultó a personal de esa división a solicitar los registros que pudieran necesitar, tanto de cámaras privadas como de comercios.

 

Palacios también ordenó que estuvieran los especialistas del Departamento de Investigación de Delitos Complejos, para que puedan facilitar el requerimiento de los videos de esas filmadoras.

 

 

 

Según lo que se supo el jueves, después de que la madre de la víctima hiciera la denuncia, la chica fue atacada cerca de las dos de la madrugada, cuando iba en dirección a su casa, en el barrio 1° de Mayo, tras haber estado en lo de su novio, en el barrio San Martín. En esa circunstancia fue interceptada por al menos dos hombres, que la condujeron hacia ese barranco, la sometieron y después huyeron. No serían conocidos de la joven.

 

En las horas posteriores, la muchacha fue examinada por un médico del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial, quien constató el abuso, y su madre instó la acción penal en el Juzgado. Por otro lado, los efectivos de la Unidad Regional de Orden Público (UROP) 1 comenzaron las averiguaciones.

 

Comentá vos tambien...