17.9°SAN LUIS - Jueves 26 de Noviembre de 2020

17.9°SAN LUIS - Jueves 26 de Noviembre de 2020

EN VIVO

Puerto Banus nació con el paddle y crece con pádel

Cumplió 30 años. Tiene una escuela con 50 alumnos que apadrinan Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez.

Por redacción
| 21 de noviembre de 2020
Ariel Ramírez, junto a algunos alumnos de la escuelita de pádel. Fue un día de festejo y donde la camaradería fue el común denominador. Fotos: Marianela Sánchez / Video: Daiana Olguín

Puerto Banus está de festejo. La entidad puntana cumplió 30 años ligada al pádel. De ahí salieron grandes jugadores que hoy son profes y uno de los íconos que supo pisar las canchas de Las Heras 756 fue Sanyo Gutiérrez, quien con tan solo 12 años y con Jorge Roldán como profesor ya asomaba como una gran promesa. Y vaya si cumplió. Hoy está en la elite jugando en el World Padel Tour. El puntano, junto a Maxi Sánchez, son los padrinos de la escuelita de pádel de Puerto Banus, que nació allá por el 20 de noviembre de 1990 y en la actualidad sigue vigente con 50 alumnos que están bajo las órdenes de tres profesores: Ariel Ramírez, César Sarmiento y Luciano Magallanes.

 

El club puntano trabaja desde las bases. El pádel escolar es el cimiento fundamental para el crecimiento y siempre nutrió a la Federación de jugadores que dejaron su impronta en los nacionales. Si bien es cierto que a fines de la década del '90 el furor por el pádel cayó un poco, también es verdad que la alarma que se encendió se apagó pronto, ya que la actividad recuperó el terreno perdido y volvió a ocupar un lugar importante entre las disciplinas de la provincia.

 

 

La empresa familiar fundada por Juan Vargas y su esposa Rosa Blasco fue creciendo años tras año. A esa ilusión se sumaron sus hijos Juan Carlos, Silvia y Liliana, y, a partir del año 2000 Ariel Ramírez fue el encargado de seguir con este sueño, que empezó hace tres décadas y hoy sigue más vigente que nunca.

 

 

“Son treinta años de pádel sin parar. Que sigan los éxitos y ojalá nos podamos ver en este verano”.
Sanyo Gutiérrez

 

Puerto Banus es sinónimo de pádel. Nació con el furor de este deporte y se instaló en el corazón de los puntanos. En los años '90 era muy común ver a los estudiantes juntarse en las instalaciones. Era el lugar de encuentro de los más jóvenes, y con ellos se fueron animan do los más grandes y se transformó en una gran familia que albergó y alberga a los amantes del deporte. Ni en las épocas que parecía que se terminaba el furor por el pádel se dejó de jugar. Las tres canchas siguieron a full dándoles lugar a los fanáticos para que despuntaran el vicio. Unos se dedicaron de forma profesional y otros lo usaron como cable a tierra.

 

 

“Un saludo muy especial para la escuelita de pádel; que sigan creciendo como escuela y como club".
Maxi Sánchez

 

En 2009 reactivaron el pádel femenino. No había muchas mujeres jugando y se hacía difícil la motivación para ellas, hasta que esta iniciativa de convocarlas dio sus frutos y unas 380 jugadoras llegaron a tomar clases. Y de ahí no pararon más. Encontraron su lugar en el mundo. El presente tiene al club con mucha actividad. A cualquier hora se ven jugadores y jugadoras desplegando su talento. Los duelos mixtos también son la atracción en cada jornada. Esa idea innovadora de 2009 para seducir a jugadoras para que se animaran tuvo éxito. Hoy son muchas las representantes que tiene la provincia en cada certamen.

 

Puerto Banus llegó a las tres décadas. En este largo camino hubo mucho de lucha y sacrificio. El trabajo, a la corta o a la larga, siempre da sus réditos. Llegó el momento del festejo. De brindar por muchos años más de pádel.

 

 

 

 

Comentá vos tambien...