27.9°SAN LUIS - Martes 26 de Enero de 2021

27.9°SAN LUIS - Martes 26 de Enero de 2021

EN VIVO

Yo y la Marea entró en las listas de Spotify

Con una canción sobre el desamor, el cuarteto puntano se acomodó en las plataformas durante un año complejo.

Por redacción
| 01 de diciembre de 2020
Caja de resonancia. Yo y la Marea, un cuarteto que con la pandemia se adaptó a las nuevas formas de grabación. Los integrantes tienen estudios caseros donde registran sus partes. Foto: Gentileza.

A Agustín Romero, Lucas Miraglia, Matías Sáez y Carlos Alemano les gusta pararse frente al mar, ir en contra de la marea y resistir el impacto de las olas y la fuerza del agua empujándolos hacia la profundidad. Bajo este principio, los cuatro puntanos decidieron formar su propia banda musical, llamada Yo y la Marea. Los jóvenes componen temas basados en problemas de la vida cotidiana, con un enfoque de aliento para encontrarles el lado positivo a las situaciones malas.

 

Hace unos días, su último tema “Tus zapatos nuevos” fue incorporado a una lista nacional de Spotify de pop, funk y rock alternativo. Además, el cuarteto trabaja en su nuevo single, “París”, que se estrenará junto con su videoclip a comienzos del 2021.

 

“La canción ya está lista, grabada y masterizada, pero no queremos lanzarla sin la parte audiovisual. Hablamos con el productor y nos dijo que podemos empezar a trabajar a partir de mediados de diciembre”, explicó Carlos o “Chazz”, como le suelen decir al bajista de la agrupación. El resto de la banda se distribuye con Agustín en la voz, Lucas en la guitarra y Matías en la batería.

 

Su nuevo tema, que fue grabado en plena pandemia, hace una reflexión sobre el desamor. El mensaje principal es saber cuándo agarrar una valija, viajar a París, o cualquier parte del mundo, y cambiar el rumbo cuando las cosas no salen como se esperan. 

 

“Nuestras letras son cuestiones personales pero a nosotros nos gusta bromear al respecto, entonces damos muchas vueltas y terminamos en significados psicodélicos. Componemos sobre cosas más humanas, personales y amigables”, explicó el bajista sobre la banda que nació en un garaje. “Ahora que lo pienso, era una pieza un poco más chica que un garaje”, recordó entre risas “Chazz”.

 

“En un principio la banda tenía dos integrantes, un cantante y un guitarrista que arrancaron con el proyecto, después se sumó el baterista y al final yo. Cuando se dio esta comunión, se fue tramando una experiencia muy buena, todos trabajan de una forma muy profesional y ahora estamos esperando volver a los escenarios”, describió Carlos.

 

Con la llegada de la pandemia, las juntadas en la pequeña pieza fueron reemplazadas por encuentros virtuales y cada uno convirtió su casa en un estudio de grabación casero.

 

“Todo esto nos afectó de una forma muy negativa, todos extrañamos la música en vivo. Nos ha golpeado. Pero por suerte pudimos, a través de las redes y de internet, mantenernos en contacto e incluso trabajar de esa forma. Sacamos canciones, como una acústica que subimos a YouTube, que grabó cada uno en su casa. Así que más allá del impacto del virus y de la incomodidad, pudimos seguir trabajando”, explicó el bajista que no ve la hora de volver a subir con sus amigos a los escenarios y cantar sus temas.

 

Comentá vos tambien...