34°SAN LUIS - Domingo 23 de Enero de 2022

34°SAN LUIS - Domingo 23 de Enero de 2022

EN VIVO

Mendoza: investigan si los restos hallados pertenecen a una adolescente desaparecida

La chica de 14 años es buscada desde el sábado. Por el hecho, una pareja fue detenida y acusada de femicidio.

Por redacción
| 17 de diciembre de 2020
Fotos: Facebook Florencia Romano.

El cuerpo de una joven fue encontrado este jueves por la tarde en el departamento mendocino de Maipú y se investiga si corresponde al de una adolescente de 14 años que está desaparecida desde el sábado, hecho por el cual una pareja fue detenida acusada del femicidio, informaron fuentes judiciales.

 

El hallazgo se produjo esta tarde por personal de la Policía Científica y de la Unidad Fiscal de Homicidios en la calle Maipú al 2300 de dicha localidad del Gran Mendoza.

 

El cuerpo se encontraba envuelto en mantas y los voceros no estaban en condiciones de confirmar que perteneciera a Florencia Romano, ya que el Cuerpo Médico Forense y el Laboratorio de Genética deben llevar a cabo la operación de autopsia y otros análisis y peritajes para poder confirmar la identidad.

 

Por la desaparición de Romano ya habían sido detenidos Pablo Arancibia (de 33 años) y Micaela Méndez, de 27. La Unidad Fiscal de Homicidios, a cargo de Claudia Ríos, había imputado previamente a la pareja por el delito de femicidio en grado de coautoría.

 

Es que la adolescente desapareció el sábado pasado cuando, presuntamente, se dirigía a reunirse con sus amigas, pero luego se determinó que viajó desde su casa, en Guaymallén, a la vivienda de los detenidos.

 

Según las fuentes, los investigadores establecieron que Romano mantenía contacto con la pareja a través de la red social Instagram y que habían acordado encontrarse ese día, por lo que, al ser consultados, ambos confirmaron la versión y agregaron que la adolescente se retiró en horas de la tarde.

 

Este y otros datos despertaron las sospechas de los policías, por lo que decidieron detener y trasladar a la pareja hasta la fiscalía de Homicidios.

 

Policías y perros rastreadores se habían sumado a la intensa búsqueda de Romano en inmediaciones al domicilio de los detenidos, ubicado en el callejón Berra de Maipú, confirmaron fuentes judiciales.

 

Además de policías de investigaciones participaron perros rastreadores de la Escuela Canina de Adiestramiento Mendoza (Escam), que ya han colaborado en distintos procedimientos policiales y están especializados en la búsqueda de personas.

 

Este jueves por la tarde, antes de que se informaran las imputaciones sobre los sospechosos, cientos de mendocinos se convocaron en el kilómetro 0 de la ciudad de Mendoza y otros tantos también realizaban un corte parcial sobre el acceso Este en el departamento de Guaymallén, para exigir la aparición con vida de Florencia.

 

Los manifestantes, en un clima de extrema preocupación, se reunieron pasadas las 18 para luego marchar por las calles céntricas de la capital mendocina hasta los tribunales.

 

Graciela Bianchi, de la organización Madres de Pie que reúne a familiares de víctimas de femicidio, comentó que tomaron contacto con los familiares de Florencia y al no tener una respuesta de la fiscal para la familia y para la sociedad, decidieron contactarse con las organizaciones y hacer esta movilización “para exigir que aparezca y que las personas detenidas no sean liberadas y sean imputadas”.

 

 

Las pistas que siguen los investigadores

 

Pablo Ramón Arancibia y Micaela Estefanía Méndez están acusados de femicidio, en calidad de coautores. La fiscal Claudia Ríos entiende que entre los dos y en un contexto de violencia de género, asesinaron a la menor oriunda de Guaymallén.

 

La pareja quedó complicada por los primeros indicios que obtuvieron los investigadores. Las cámaras de seguridad de Padre Vázquez y el callejón Berra, zona de Maipú donde viven los sospechosos, registraron cuando Florencia llegaba luego de bajarse de un colectivo. Su arribo al lugar quedó también evidenciado por el pasaje que marcó su tarjeta SUBE.

 

Luego las cámaras ya no la vieron salir de la vivienda, más allá de que Arancibia sostuvo que la había acompañado a tomar el micro de regreso. En este caso, la tarjeta no volvió a marcar otro movimiento.

 

El hombre, extraoficialmente, confesó que invitó a Romano a su casa para pasar la tarde del sábado, tras intercambiar mensajes por Instagram. Estas conversaciones también fueron recabadas.

 

Un punto que parecía beneficiar a los acusados fue que la sangre hallada en su propiedad no era de la adolescente. El laboratorio del Poder Judicial indicó que esos restos hemáticos eran de una persona de sexo masculino, y el imputado reconoció que lo había lastimado un gato.

 

Esta versión no le cerró a los pesquisas, que creen que Arancibia pudo ser atacado por la jovencita desaparecida en un intento de defenderse.

 

Florencia salió de la casa de su familia en Rodeo de la Cruz durante el mediodía del sábado, y les dijo a sus padres que iba a visitar a una amiga. A esta chica le manifestó que iría a una fiesta, aunque a las 19 su celular se apagó y no volvió a encenderse. La denuncia de averiguación de paradero se radicó el domingo.

 

Télam/Los Andes/LE

 

 

Comentá vos tambien...