SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

EN VIVO

El hombre que mató a su vecino recibió 10 años de prisión

Tras escuchar los alegatos, el Tribunal resolvió condenar a Raymundo Pereyra por el delito de homicidio simple. El hecho ocurrió en diciembre de 2017, en Villa Mercedes.

Por redacción
| 09 de diciembre de 2020
El ataque ocurrió en diciembre de 2017, en un barrio villamercedino, y la Policía actuó con celeridad. Foto: El Diario.

El miércoles por la tarde, la Cámara Penal 2 de la Segunda Circunscripción condenó a Raymundo Roberto Pereyra a 10 años de prisión por el delito de homicidio simple, por asesinar a Luis Albino Funez. El ataque, ocurrido el 11 de diciembre de 2017, se registró en una vivienda ubicada en la calle Estado de Israel al 300, en Villa Mercedes, donde residía el acusado.

 

Pereyra, de 58 años, y Funes, de 78, se conocían y solían juntarse a comer los fines de semana, pero aquella noche una discusión derivó en pelea y tuvo un desenlace fatal, con el mayor de los amigos asesinado de 11 puñaladas.

 

El debate oral se inició el 24 de noviembre y al declararse cerrada la etapa probatoria, este miércoles el Tribunal recepcionó los alegatos de las partes.

 

El particular damnificado, doctor Germán Anabitarte, relató los hechos y dio una descripción de las heridas y lesiones de la víctima. También se refirió al arma homicida y a las pericias. Anabitarte afirmó que todo sucedió en un contexto de agravamiento mortal y solicitó al tribunal, “por el desprecio a la vida humana”, que se imputara a Pereyra por homicidio agravado y a la condena de 20 años de prisión, o de lo contrario, a 15 de reclusión.

 

En su momento, el fiscal de Cámara, doctor Ernesto Lutens, se refirió a los informes forenses y las heridas que determinaron el fallecimiento de Funez. Manifestó que la autoría está clara y que la graduación de alcohol en sangre que tenía el imputado no es una circunstancia “para considerarlo inimputable” y pidió a la Cámara que la calificación legal fuera homicidio simple. Como atenuantes tuvo en cuenta la falta de antecedentes, y como agravantes la diferencia de edad, la vulnerabilidad de la víctima y la ferocidad del ataque, por lo que pidió la pena de 14 años de cárcel.

 

Por último, el doctor Víctor Endeiza, a cargo de la defensa del acusado, alegó que “no hay evidencias ni está determinado quién atacó a quién en primer término”. Asimismo, describió la escena y asumió que su defendido “tenía problemas de alcoholismo”. Pidió que se lo calificara como homicidio simple y se descartaran los agravantes. Por el estado de intoxicación que presentaba Pereyra el día del hecho y la falta de antecedentes del imputado, solicitó la pena mínima.

 

El presidente del Tribunal le cedió la palabra al acusado, quien presenció la audiencia desde el Servicio Penitenciario Provincial, y expresó: “Admito mi error por causas del alcohol. Era mi mejor amigo, pido disculpas a la familia de él y a Dios”.

 

Luego de un cuarto intermedio, el Tribunal, que estuvo integrado por los doctores Aníbal Astudillo, Daniela Estrada y Sebastián Cadelago Filippi, dio lectura al veredicto, y condenó a Pereyra a 10 años de prisión.

 

 

 

AFA.

 

Comentá vos tambien...