Escuchá acá la 96.3
X

Destacarán la lucha de las primeras mujeres que fueron a la universidad

Estudiarán la vida de las pioneras puntanas que ignoraron los cuestionamientos sociales de la época. La docente Cintia Martínez empezó una investigación para una tesis de doctorado.

La docente de la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UnviMe) Cintia Martínez comenzará una investigación en la que intentará rescatar el papel de las mujeres de San Luis que iniciaron su educación universitaria y también su desempeño en la ciencia: “Mi trabajo se propone demostrar que también existieron mujeres precursoras que cruzaron esos cuestionamientos sociales que les impedían avanzar y les abrieron el camino a las que vinieron después”, comentó al presentar su plan de tesis para el doctorado en Ciencias de la Educación (mención en Educación y Género) que realizará en la Universidad Nacional de Córdoba.

Su investigación abarcará entre fines del siglo XIX y mediados del XX, y buscará contar cómo era esa sociedad puntana y lo que implicaba ser mujer, por ejemplo, en 1939. “Cuál era el destino que le esperaba a todas ellas en nuestra ciudad y el resto de la provincia. Porque la única actividad legítimamente aceptada era que podían estudiar para ser maestras. Y sabemos que esas maestras puntanas han educado a varias generaciones por todo el país”.

La licenciada en Enseñanza de Historia, contó que quiere saber “cómo fueron esas luchas y las tensiones porque, entre otras cosas, hay una idea estereotipada de que la ciencia es un ámbito solo de varones y que solamente se hace en un laboratorio”. También se propone describir y analizar los logros de esas primeras mujeres, como Berta Vidal de Battini, Carolina Tobar García, Rosario Simón o Delia Gatica de Montiveros, que si bien tienen en común que todas fueron maestras normales, fueron más allá y lograron estudiar en la universidad. Además tuvieron que irse afuera, porque en San Luis no había una universidad como la que conocemos hoy”.

Según Martínez, “estas mujeres abrieron un camino para las que vinimos después y, por eso, me siento en la obligación y necesidad de hablar de ellas y contar la lucha que debieron asumir y las que vinieron después, para que yo haya podido estudiar en la universidad y, además, pudiera elegir qué estudiar. Pero lo más importante es que no he quedado supeditada a la lógica de terminar la secundaria, casarme, formar una familia y ser madre. Sin dejar de lado que este es un rol social muy importante”.

Para la profesora del IFDC de Villa Mercedes, “en la historia argentina las mujeres, los esclavos negros y los pueblos originarios han sido los grandes invisibilizados y creo que hoy, con la importancia que adquirió la lucha de las mujeres en nuestra sociedad, me pareció importante recuperar y visibilizar las historias de las que habitaron nuestra provincia”.

Sobre ellas dijo que “en el caso de San Luis, las mujeres han ocupado un espacio importante pero no han sido reconocidas como se merecen. Yo coincido con otros historiadores e investigadores locales en que está todo por escribirse, por analizarse y por reflexionar. Y un capítulo clave de nuestra historia es dar cuenta de cómo eran sus vidas, quiénes eran estas mujeres, ya sea las destacadas como aquellas que quizás nunca vamos a conocer, pero que se merecen que contemos cómo y cuándo les tocó participar”.

También se propone contar y analizar todo lo que tuvieron que sobrellevar para acceder a un cargo docente o a una cátedra en la universidad, a poder dirigir un proyecto de investigación, tener a cargo un laboratorio y poder publicar sus trabajos.

“Me interesa divulgar este trabajo y no dejarlo en el ámbito académico. Creo que este año es clave para eso, porque es importante para rescatar las historias invisibilizadas de las mujeres de las que tal vez sabemos que fueron las esposas de alguien. Pero mi intención es ponerlas adelante y contar cómo fue para ellas moverse en esa sociedad, ya que para muchas no fue nada fácil abrirse un espacio en el ámbito de la universidad y alcanzar una identidad por ellas mismas”.

 

Las pioneras puntanas

 

Delia Gatica de Montiveros
Se recibió de maestra nacional en la escuela normal "Paula Domínguez de Bazán" de San Luis, y se graduó de doctora en Filosofía y Letras en la Universidad Nacional del Litoral. Además fue docente en la UNSL.

 

Berta Vidal de Battini
Ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, donde obtuvo los títulos de profesora en Letras y doctora en Filología y Letras. Realizó una investigación del habla de Argentina.

 

Carolina Tobar García
Se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires en 1929. Fue becada para estudiar Psiquiatría infantil en el Instituto de Profesores de la Universidad de Columbia (Estados Unidos).

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Destacarán la lucha de las primeras mujeres que fueron a la universidad

Estudiarán la vida de las pioneras puntanas que ignoraron los cuestionamientos sociales de la época. La docente Cintia Martínez empezó una investigación para una tesis de doctorado.

Actividad. Además de dar clases en la UVIME y el IFDC de Villa Mercedes, Martínez prepara su doctorado. Foto: Leandro Cruciani.

La docente de la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UnviMe) Cintia Martínez comenzará una investigación en la que intentará rescatar el papel de las mujeres de San Luis que iniciaron su educación universitaria y también su desempeño en la ciencia: “Mi trabajo se propone demostrar que también existieron mujeres precursoras que cruzaron esos cuestionamientos sociales que les impedían avanzar y les abrieron el camino a las que vinieron después”, comentó al presentar su plan de tesis para el doctorado en Ciencias de la Educación (mención en Educación y Género) que realizará en la Universidad Nacional de Córdoba.

Su investigación abarcará entre fines del siglo XIX y mediados del XX, y buscará contar cómo era esa sociedad puntana y lo que implicaba ser mujer, por ejemplo, en 1939. “Cuál era el destino que le esperaba a todas ellas en nuestra ciudad y el resto de la provincia. Porque la única actividad legítimamente aceptada era que podían estudiar para ser maestras. Y sabemos que esas maestras puntanas han educado a varias generaciones por todo el país”.

La licenciada en Enseñanza de Historia, contó que quiere saber “cómo fueron esas luchas y las tensiones porque, entre otras cosas, hay una idea estereotipada de que la ciencia es un ámbito solo de varones y que solamente se hace en un laboratorio”. También se propone describir y analizar los logros de esas primeras mujeres, como Berta Vidal de Battini, Carolina Tobar García, Rosario Simón o Delia Gatica de Montiveros, que si bien tienen en común que todas fueron maestras normales, fueron más allá y lograron estudiar en la universidad. Además tuvieron que irse afuera, porque en San Luis no había una universidad como la que conocemos hoy”.

Según Martínez, “estas mujeres abrieron un camino para las que vinimos después y, por eso, me siento en la obligación y necesidad de hablar de ellas y contar la lucha que debieron asumir y las que vinieron después, para que yo haya podido estudiar en la universidad y, además, pudiera elegir qué estudiar. Pero lo más importante es que no he quedado supeditada a la lógica de terminar la secundaria, casarme, formar una familia y ser madre. Sin dejar de lado que este es un rol social muy importante”.

Para la profesora del IFDC de Villa Mercedes, “en la historia argentina las mujeres, los esclavos negros y los pueblos originarios han sido los grandes invisibilizados y creo que hoy, con la importancia que adquirió la lucha de las mujeres en nuestra sociedad, me pareció importante recuperar y visibilizar las historias de las que habitaron nuestra provincia”.

Sobre ellas dijo que “en el caso de San Luis, las mujeres han ocupado un espacio importante pero no han sido reconocidas como se merecen. Yo coincido con otros historiadores e investigadores locales en que está todo por escribirse, por analizarse y por reflexionar. Y un capítulo clave de nuestra historia es dar cuenta de cómo eran sus vidas, quiénes eran estas mujeres, ya sea las destacadas como aquellas que quizás nunca vamos a conocer, pero que se merecen que contemos cómo y cuándo les tocó participar”.

También se propone contar y analizar todo lo que tuvieron que sobrellevar para acceder a un cargo docente o a una cátedra en la universidad, a poder dirigir un proyecto de investigación, tener a cargo un laboratorio y poder publicar sus trabajos.

“Me interesa divulgar este trabajo y no dejarlo en el ámbito académico. Creo que este año es clave para eso, porque es importante para rescatar las historias invisibilizadas de las mujeres de las que tal vez sabemos que fueron las esposas de alguien. Pero mi intención es ponerlas adelante y contar cómo fue para ellas moverse en esa sociedad, ya que para muchas no fue nada fácil abrirse un espacio en el ámbito de la universidad y alcanzar una identidad por ellas mismas”.

 

Las pioneras puntanas

 

Delia Gatica de Montiveros
Se recibió de maestra nacional en la escuela normal "Paula Domínguez de Bazán" de San Luis, y se graduó de doctora en Filosofía y Letras en la Universidad Nacional del Litoral. Además fue docente en la UNSL.

 

Berta Vidal de Battini
Ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, donde obtuvo los títulos de profesora en Letras y doctora en Filología y Letras. Realizó una investigación del habla de Argentina.

 

Carolina Tobar García
Se graduó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires en 1929. Fue becada para estudiar Psiquiatría infantil en el Instituto de Profesores de la Universidad de Columbia (Estados Unidos).

Logín