9.7°SAN LUIS - Jueves 04 de Junio de 2020

9.7°SAN LUIS - Jueves 04 de Junio de 2020

EN VIVO

Una jugadora de potrero que tiene todo para triunfar

Con 18 años, la puntana Paloma Fagiano juega en Racing Club de Avellaneda y es una de las grandes apariciones.

Por redacción
| 04 de abril de 2020
Compartí la noticia:

A los 18 años enamoró a todos con su fútbol. Bastó una prueba en la Selección Argentina para que el DT Carlos Borrello quedara anonadado con Paloma Fagiano. Fue todo muy rápido para la volante puntana. Hace meses estaba jugando en GEPU con sus amigas; ahora es de Selección y jugó un Sudamericano Sub 20. Mientras, entrena en casa esperando que pase este flagelo del coronavirus para incorporarse a Racing Club de Avellaneda.

El Sudamericano fue un premio al esfuerzo. Si bien es cierto que todavía está masticando bronca por no lograr el pasaje a la fase final, Paloma sabe que este es el primer paso de una gran carrera que vendrá.

“Aprendí mucho tanto dentro como afuera de la cancha; te diría que en partes iguales. Adentro fue competitivo y pude conocer lo que es el sacrificio. Parece que cuando tenés la camiseta de la Selección contás con un plus extra. En ciertos pasajes las piernas no te responden, pero corrés como si recién empezara el partido. Y afuera aprendés a ser más profesional. Se armó un gran grupo. Parecíamos amigas de toda la vida. Fue una sensación muy linda estar en el vestuario. Me unió con muchas personas. Entendí lo que es la vida de un deportista profesional", afirma Paloma.

Dice que Borrello le dejó muchas enseñanzas, que le corrigió cosas y  le reforzó gestos técnicos. “Pedirla más me costaba mucho porque había jugadoras de mucha jerarquía, y eso es uno de los puntos donde el DT hizo foco y yo lo fui incorporando”, sentencia.

 

“El Sudamericano nos tiene que servir de aprendizaje. No logramos el objetivo. Hay que seguir intentando", precisó Paloma Fagiano, futbolista de Racing Club y la Selección Sub 20.

 

Es una volante exquisita. La típica enganche que le gusta estar en pleno contacto con la pelota. Está un segundo adelantada a la jugada. Cuando la recibe ya tiene bien en claro cuál es el destino que le va a dar a la “bocha”. Juega y hace jugar. En San Luis se desempeñaba como enganche, o esa especie de cinco adelantada, pero en la Selección la pusieron de volante por afuera. “Me gusta jugar por el medio, que la pelota pase por mí. Ahora en Buenos Aires es muy distinto, más ordenado, estricto, cambió el panorama. Así que me preparé para jugar de volante por afuera, me mentalicé para eso: Pero si tengo que elegir me gusta más por el medio”, asevera.

Mientras está en casa con sus afectos, esperando que pase el tema del coronavirus, Paloma aprovecha para entrenar y seguir con la rutina que le dieron. No quiere regalar nada. Sabe que su incursión por Buenos Aires será muy distinta al fútbol provincial. Afrontará otros desafíos, otro nivel de competencia. Habrá que ver si el DT de Racing la hace jugar de enganche, posición donde la puntana se siente más cómoda, o si la ubica por afuera, como lo hace Borrello en la Selección Argentina.

 

“La diferencia está en lo colectivo, desde lo técnico estamos a la par, eso es lo que vi en el Sudamericano”, resaltó Paloma Fagiano.

 

Está ansiosa. A los 18 años le llegó todo muy rápido: Racing, la Selección, el Sudamericano. Pero sabe manejar esa ansiedad, como maneja los tiempos de los partidos. Con la misma estrategia con la que encara cada juego. Esa piba que se prendía en el picado con sus compañeros en el Instituto San Marino, que todos la elegían para poder ganar el partido del recreo, es la misma que hoy brilla en el fútbol nacional. Esa piba que abrazó el fútbol de muy chiquita, que empezó de arquera y mamá tenía que ponerle parches a los pantalones, es la que se puso la camiseta de la Selección Argentina y jugó un Sub 20.

Es potrero puro. Andar cansino. Las medias bajas. Buena pegada. Una jugadora que se pone una camiseta y no le pesa. Paloma tiene todo para llegar bien lejos. Solo depende de ella.

 

 

 

Comentá vos tambien...