24°SAN LUIS - Sabado 31 de Octubre de 2020

24°SAN LUIS - Sabado 31 de Octubre de 2020

EN VIVO

Entraron a la fuerza a una comisaría para llevarse una moto y lesionaron a tres policías

Integrantes de una familia intentaron recuperar el vehículo, que había sido secuestrado en un operativo de tránsito. Señalaron que además rompieron vidrios y se llevaron un par de esposas y una linterna.    

Por redacción
| 18 de mayo de 2020
La moto fue lo que originó el incidente. Este lunes ordenaron el allanamiento de una de las casas de los involucrados. Foto: Relaciones Policiales.

Ariel Parrillis, del Juzgado Penal 2 de San Luis, ordenó este lunes a la mañana el allanamiento de una vivienda de la localidad de Balde, donde vive uno de las personas que el pasado sábado  irrumpió junto a  familiares en la Comisaría N° 48 de Balde para “recuperar” una moto que había sido secuestrada por la Policía.  En ese intento  lesionaron a tres efectivos y sustrajeron otros objetos.

 

En un operativo de rutina en la localidad, la Policía había detenido en la calle a dos personas que transitaban en una moto por no usar   cascos y porque el rodado además no tenía  luces ni tampoco espejos retrovisores. Eran un hombre de 19 años y una mujer de 25, ambos hermanos. Al no tener la documentación, los efectivos   incautaron el rodado.  

 

Esta acción irritó a los hermanos, quienes forcejearon e insultaron  a los uniformados para   tratar de impedir que se llevaran el vehículo.

 

Como si fuera una película de acción, el hombre y la mujer no se quedaran de brazos cruzados y decidieron volver a la Comisaría a recuperar la moto, pero esta vez “reforzados” por la madre, un tío, dos hermanas (entre ellas una menor de edad) y otros familiares, quienes a la fuerza intentaron llevarse el rodado.

 

Por el forcejeo que hubo en la Comisaría terminaron lastimados tres efectivos que en ese momento estaban de guardia. Indicaron que sufrieron  rasguños en la espalda y en los brazos.    

 

Además los intrusos provocaron la rotura de vidrios en dos ventanas. Una ubicada en la cocina y la otra en una habitación de la seccional. Antes de huir  en distintas direcciones se llevaron otros elementos.       

 

El reporte de la Policía señala que la situación se pudo controlar con la presencia de efectivos de Infantería y Caminera, como así también  de la subcomisaría N° 20 de San Jerónimo.

 

Según señaló Relaciones Policiales,  los involucrados serían integrantes de una familia conocida de la localidad  que ya tiene antecedentes por hechos similares,  y que viven en el barrio Santa Ana.

 

Ante lo sucedido, el juez Parrillis ordenó que se realizara el allanamiento  este lunes en un domicilio de la calle Granaderos Puntanos s/n, donde reside un integrante de los revoltosos.

 

En ese lugar recuperaron un par de esposas y la linterna de uno de los efectivos policiales,  que habían sido robados el día del enfrentamiento. En el mismo procedimiento, los uniformados también secuestraron una pistola calibre 22 con municiones, aves canoras y tramperos.

 

Comentá vos tambien...