5.3°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

5.3°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Educación rural: una profesora reparte tareas casa por casa

Llega a varios parajes, algunos campos y casas de Justo Daract dos o tres veces al mes para ver a sus alumnos.

Por redacción
| 19 de mayo de 2020
Para emprender el viaje. La profesora prepara y ordena las tareas para repartírselas a sus estudiantes. Foto: Juan Andrés Galli.

Emilia Escudero es coordinadora de las escuelas del circuito rural N° 5 y viaja dos o tres veces al mes a varios parajes, algunos campos y casas de Justo Daract a llevarles los cuadernillos con actividades a sus alumnos, que planifica junto a un equipo de cinco docentes. De esa manera, los estudiantes que no cuentan con los medios para ingresar a las plataformas digitales no quedan excluidos del sistema de educación en tiempos de pandemia.

 

La profesora trabaja en la zona desde el 2018, y es la coordinadora de las escuelas de los parajes Estación Río Quinto, Nueva Escocia, Las Isletas y Villa Salles. Por la falta de recursos de algunos niños y jóvenes, junto a Lucrecia, Exequiel, Pablo, Melina y Adriana producen el material que ella luego les entrega casa por casa. “Lo que hacemos es confeccionar cuadernos que tienen actividades, pequeños resúmenes, guías, juegos y también experimentos para que ellos los puedan hacer en familia. La mayoría está en sexto año y vemos temas sobre el medio ambiente, las huertas, el sistema de compras y la organización, así que tratamos de respetar eso. Además, reparto los libros que envía Nación, que se llaman 'Seguimos educando' y les sirven como actividades complementarias”, aseguró.

 

Escudero explicó que si bien es la única del equipo que tiene el permiso para transitar, todo el grupo trabaja de manera conjunta para hacer las mejores tareas. Asimismo, mencionó que como son una comunidad educativa pequeña, hacen los ejercicios personalizados para acompañar su evolución individual. “Fue un alivio, porque como los conocemos, también podemos ver cómo avanza cada uno. Esto sirve para poder escucharlos, porque la mayoría vive en una realidad bastante difícil, entonces también estamos atentos a sus necesidades. En el último viaje fui a más de quince casas y siempre vuelvo contenta por haberlos visto”, sostuvo.

 

Cuando les lleva las actividades, también le hace una devolución a cada padre y retira las tareas que ya terminaron para  que cada docente pueda corregirlas.

 

“No considero que sea un sacrificio lo que hago. Disfruto de poder verlos y compartir aunque sea un ratito. Me tomo media hora con cada familia para saber cómo la están pasando ante el aislamiento. Ellos están acostumbrados a vernos y automáticamente venir a abrazarnos, pero ahora tenemos todos los recaudos y nos saludamos con el codo”, dijo.

 

Lucrecia Quevedo, una de las docentes integrantes del equipo, contó que vivió en primera persona las dificultades que conlleva crecer en un paraje, ya que es oriunda de Lavaisse. “Los chicos hoy tienen más posibilidades y nosotros, como profes, tratamos de hacer todo para que estén al día. Lo que hace Emilia es brindarles una gran contención y apoyo también en nombre del resto del grupo”, opinó.

 

Comentá vos tambien...