12.1°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

12.1°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

EN VIVO

En el shopping, la venta online y el delivery llegaron para quedarse

Implementaron las modalidades como alternativas cuando no estaba permitido abrir los comercios.

Por redacción
| 20 de mayo de 2020
En suba. Aseguran que las ventas vienen bien y los ayudan a recuperarse. Foto: Martín Gómez.

El principal centro comercial que hay en la capital puntana pudo abrir sus puertas el 4 de mayo y darles la oportunidad a sus inquilinos de retomar la actividad comercial. Sin embargo, antes de que llegara ese momento, probaron con la ventas remotas y los envíos a domicilio de los productos de todas las marcas con las que trabaja el San Luis Shopping Center. La modalidad quedó como una alternativa que, ante la flexibilización de la cuarentena, también funciona fuera del horario de comercio y aumenta las posibilidades de vender.

 

Helado, ropa para chicos, zapatos, colchones, viandas saludables o meriendas con café expreso son algunas de las opciones que pueden consumir los puntanos desde la comodidad de su casa. La forma de acceder a un producto o servicio puede ser “take away”, es decir para retirar del mostrador del local, de 9 a 17, una vez que ya se solicitó por algún medio digital, o esperar a que un cadete lo lleve al domicilio una vez que ya hizo la compra.

 

Los dueños de los locales eligieron, para comunicarse con los clientes, la aplicación de mensajería WhatsApp. La gerente del centro comercial, Carla Lombardo, comentó de qué forma improvisaron ante la llegada de la cuarentena. “Cada uno publica en su página de Facebook e Instagram las promociones y los artículos que ofrece. Nosotros hacemos lo mismo. No obstante, tenemos el proyecto de desarrollar una plataforma del shopping para que las compras online se puedan hacer directamente ahí. Las compras por internet funcionan muy bien en la mayoría de los casos”, destacó Lombardo quien fue además la responsable de hacer las negociaciones con el gobierno provincial para que les permitieran comenzar a trabajar de manera presencial.

 

 

Los cambios de productos ante algún inconveniente, el pago y cómo mostrar la disponibilidad de mercadería son cosas que varían según el local. Agustina, que es la vendedora de la marca Akiabara, contó que las mujeres que las contactan acceden a un catálogo para conocer la colección de la marca. “El mismo dueño es quien lleva los encargues que se hacen por WhatsApp e Instagram. El envío llega a la compradora en el día y el pago lo acordamos de antemano. Luego seguimos en contacto por si necesitan hacer un cambio”, explicó.

 

La heladería Freddo no contaba con el servicio de delivery que ahora implementó y que sumó a una empresa de mensajería puntana que se creó en tiempos de pandemia. De jueves a domingos están hasta las 23 para tomar pedidos y llevarlos a los domicilios. Si no, se puede comprar todos los días hasta las 17 con la opción de que le preparen el pedido y retirarlo por la sucursal. La empleada contó que una de las formas de pago, además del efectivo, es el uso de la aplicación Mercado Pago que permite pagar con tarjeta de crédito o débito. Además ofrecen un sistema de código QR que hace que todos los pasos para abonar sean de manera electrónica.

 

Josefina Batiche es la dueña de Mimo y también se sumó a la nueva modalidad de vender de manera remota. “Después de las 17, cuando cierra el shopping, tomamos pedidos que se entregan al día siguiente. Mientras duró el confinamiento tuvimos casos de personas de otras provincias que querían hacerles regalos a sus familiares en San Luis. Nos contactaron, eligieron y nosotros entregamos pedido”, destacó la comerciante.

 

Comentá vos tambien...