14°SAN LUIS - Domingo 25 de Octubre de 2020

14°SAN LUIS - Domingo 25 de Octubre de 2020

EN VIVO

A disponibilidad dos policías que habrían participado de una pelea

Un hermano de los efectivos sufrió una herida de bala en el brazo izquierdo, pero su vida no corrió riesgo.

Por redacción
| 20 de mayo de 2020
Escenario del conflicto. Fue en inmediaciones al domicilio de Sosa, padre del hijo de la actual pareja de uno de los efectivos.

Los informes de las pericias practicadas posiblemente sean de gran utilidad para esclarecer cómo se dio el enfrentamiento que hubo el domingo cerca de las 21:30 en el barrio Santa Rita de San Luis, del que fueron parte, al parecer, dos policías que el lunes fueron pasados a disponibilidad por el jefe de Policía, comisario general Darío Neira, según comunicaron ayer desde la oficina de prensa de la fuerza.

 

En medio del disturbio, un hermano de los efectivos sufrió una herida de arma de fuego en el brazo izquierdo (con orificio de entrada y salida, que no causó daño óseo) y fue trasladado a la Clínica Italia. La lesión no puso en riesgo su vida y horas después fue dado de alta, dijo el jefe de la Seccional 6ª, comisario Omar Talquenca.

 

Ayer, el comisario precisó que, además de las pruebas de alcoholemia, a los partícipes les hicieron el dermotest —una prueba que permite detectar restos de los componentes de la pólvora, lo que es indicativo de que una persona accionó un arma de fuego—, y que secuestraron vainas servidas, un cartucho sin percutar calibre 9 milímetros, restos de plomo y las armas reglamentarias de los policías, es decir dos pistolas calibre 9 milímetros.

 

Si bien el conflicto fue el fin de semana, recién se supo de él ayer, al informarse que había cambiado la situación de revista del agente Fabricio Franco Magallanes y del oficial subinspector Elías Damián Magallanes. Se indicó, además, que se iniciaron actuaciones administrativas “a los efectos de atribuir o deslindar responsabilidades y determinar la conducta que les cupo” en el hecho ocurrido en inmediaciones al departamento de la manzana 2, refiere el comunicado. Ambos estaban de franco de servicio al momento del hecho.

 

Según le confirmó ayer el juez Ariel Parrillis a El Diario, está al tanto del hecho y el sumario aún está en poder de la Policía.

 

El comisario detalló que las actuaciones han sido caratuladas preventivamente “Averiguación lesiones con arma de fuego y amenazas”. En la dependencia le tomaron denuncia a Cinthia Escudero Cuello; a la expareja de ella, Gastón Sosa; y a uno de los policías pasados a disponibilidad, Elías Magallanes.

 

Sosa, de 42 años, relató que cerca de las 20:30 pasó a dejar a la casa de su expareja al hijo que tiene en común. Contó que al llegar al domicilio vio que había una fiesta, y que la actual pareja de Escudero Cuello, el policía Fabricio Magallanes, le dijo “Qué hacés acá gil, tomátelas”. Sosa contó que le contestó: “Ya se les va a acabar la juntadera” y se fue a lo de su madre, en el barrio Santa Rita y se puso a jugar al truco con familiares.

 

A los 10 minutos, según el relato de Sosa, llegó a su casa Fabricio Magallanes con sus hermanos, uno apodado “Lalo” y Gabriel Magallanes, quienes lo desafiaron a pelear. Dijo que salió y sintió un golpe en la cabeza, como si lo hubieran golpeado con un objeto, y que vio a Gabriel Magallanes con un arma de fuego como la que usan los policías. Por miedo, según explicó, empezó a filmar con su celular, y ahí comenzó a escuchar disparos mientras se ocultaba en una pared. Aseguró que oyó siete u ocho tiros, y que, cuando ya no escuchó más, se asomó y vio salir dos autos, un Chevrolet Prisma negro y un Renault Logan plata, a toda velocidad.

 

Por su parte, Escudero Cuello, de 33 años, indicó que fue Sosa quien, al llevar al niño a su casa, la insultó diciéndole “Ya estás haciendo juntadero put… de mierd… Ya vas a ver lo que te va a pasar a vos y a todos estos”, y amenazó con un arma de fuego. Indicó que su cuñado le dijo que se quedara tranquila y que entrara a la casa. Un instante después, narró la mujer, vio que el auto de Sosa frenó en la esquina, escuchó estruendos y entró de nuevo a su vivienda. Después, sus cuñados se fueron.

 

Elías Magallanes, de 38 años, avaló los dichos de Escudero Cuello en cuanto a que Sosa la habría insultado. Expresó en la denuncia que cerca de las 19 se retiró de la vivienda, en la que habían compartido un asado con sus hermanos y allegados y que un rato después, su hermano Gabriel lo llamó y le avisó que Sosa había vuelto y había efectuado disparos.

 

Magallanes refirió que en el camino le contaron que había inconvenientes en lo de Sosa y que al llegar vio que varios hombres golpeaban a su hermano, entre los que reconoció a Sosa. Por esa razón, según explicó, se bajó de su auto e hizo tiros al piso, para que dejen de pegarle. Dijo que las personas se dispersaron y que escuchó tiros desde adentro de una propiedad. Cuando su hermano le manifestó que lo habían herido, hizo otro disparo al piso y subió a su familiar al auto y lo trasladó a la clínica. Según él, a los disparos los hizo Sosa. Una fuente indicó que, de los testimonios recabados, no surge que él haya tenido un arma.

 

Comentá vos tambien...