Tras los pasos triunfales de Jazmín

La bailarina llegó a la semifinal del “Argentina Baila”, aunque no se hace muchas expectativas.

Hija y nieta de referentes de la danza folclórica, Candela Palacio forja su futuro a paso lento, pero seguro. Hace pocos días se enteró que quedó como semifinalista en el certamen nacional “Argentina baila” y se encuentra a la espera de los resultados finales que se conocerán hoy. Sorprendida por compartir la competencia con colegas talentosos, la joven aún no cree que aquella pequeña de 5 años a la que le daba vergüenza bailar folclore hoy esté entre los mejores del país.

Candela es hija de Marcelo Palacio, el director de la academia Escuela de arte, quien la incentivó a seguir el trazado familiar que su abuelo “Cototo” plantó en la ciudad. La chica, de 19 años, sabe muy bien de dónde viene, pero prefirió tomarse sus tiempos y no descuidar sus propios intereses. Antes de bailar folclore comenzó a estudiar danza clásica.

En paralelo, desde los 7 y convencida que era lo que quería, le dio el gusto a su familia y comenzó folclore. El día que se egresó de la escuela tuvo que reemplazar una de las dos actividades artísticas para darle lugar al estudio y sin dudarlo se volcó por las danzas tradicionales.

“Generalmente no voy a las audiciones que se realizan en Buenos Aires o que dediquen mucho tiempo fuera de casa porque estudio y no puedo dejar la carrera durante un año. Estos concursos online me sirvieron para hacer las dos cosas y estoy muy emocionada por el resultado”, contó Candela que estudia Medicina y no tiene en sus planes dejar de hacerlo.

Su humildad no la deja nombrar todos los logros que tuvo, pero la bailarina ya participó en varias ediciones del Festival de Cosquín y en febrero llegó hasta el escenario de la Fiesta Nacional de la Vendimia con dos de sus compañeros de Escuela de arte como parte del cuerpo de bailarines que estuvo en las aperturas de la fiesta mendocina.

Para “Argentina baila”, que ya tuvo en Jazmín Chalón a su primera ganadora puntana, el año pasado, Candela preparó una coreografía al ritmo de la canción “Barro tal vez”, en la versión de Mercedes Sosa. “No especificaron el estilo, pero debía estar acompañado con una canción con tintes folclóricos. Bailé una danza estilizada que me dejó muy conforme”, expresó Candela que es muy amiga de Jazmín y a la que considera “una hermana que se fue a Buenos Aires, pero cada vez que vuelve nos comparte sus conocimientos”.

Los resultados que se conocerán hoy la tienen poco expectante a Candela. Sus esperanzas no pasan por ganar, pero se renuevan al compartir con colegas de distintos puntos del país. “La idea de que mi video compita con quince participantes tan talentosos es un logro. Para mi bailar es algo que me emociona y me complementa, cada paso que doy en la danza me llena de pasión”, expresó.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Tras los pasos triunfales de Jazmín

La bailarina llegó a la semifinal del “Argentina Baila”, aunque no se hace muchas expectativas.

Soy una llamarada. Candela, en el escenario de Cosquín, este año. Foto: Archivo.

Hija y nieta de referentes de la danza folclórica, Candela Palacio forja su futuro a paso lento, pero seguro. Hace pocos días se enteró que quedó como semifinalista en el certamen nacional “Argentina baila” y se encuentra a la espera de los resultados finales que se conocerán hoy. Sorprendida por compartir la competencia con colegas talentosos, la joven aún no cree que aquella pequeña de 5 años a la que le daba vergüenza bailar folclore hoy esté entre los mejores del país.

Candela es hija de Marcelo Palacio, el director de la academia Escuela de arte, quien la incentivó a seguir el trazado familiar que su abuelo “Cototo” plantó en la ciudad. La chica, de 19 años, sabe muy bien de dónde viene, pero prefirió tomarse sus tiempos y no descuidar sus propios intereses. Antes de bailar folclore comenzó a estudiar danza clásica.

En paralelo, desde los 7 y convencida que era lo que quería, le dio el gusto a su familia y comenzó folclore. El día que se egresó de la escuela tuvo que reemplazar una de las dos actividades artísticas para darle lugar al estudio y sin dudarlo se volcó por las danzas tradicionales.

“Generalmente no voy a las audiciones que se realizan en Buenos Aires o que dediquen mucho tiempo fuera de casa porque estudio y no puedo dejar la carrera durante un año. Estos concursos online me sirvieron para hacer las dos cosas y estoy muy emocionada por el resultado”, contó Candela que estudia Medicina y no tiene en sus planes dejar de hacerlo.

Su humildad no la deja nombrar todos los logros que tuvo, pero la bailarina ya participó en varias ediciones del Festival de Cosquín y en febrero llegó hasta el escenario de la Fiesta Nacional de la Vendimia con dos de sus compañeros de Escuela de arte como parte del cuerpo de bailarines que estuvo en las aperturas de la fiesta mendocina.

Para “Argentina baila”, que ya tuvo en Jazmín Chalón a su primera ganadora puntana, el año pasado, Candela preparó una coreografía al ritmo de la canción “Barro tal vez”, en la versión de Mercedes Sosa. “No especificaron el estilo, pero debía estar acompañado con una canción con tintes folclóricos. Bailé una danza estilizada que me dejó muy conforme”, expresó Candela que es muy amiga de Jazmín y a la que considera “una hermana que se fue a Buenos Aires, pero cada vez que vuelve nos comparte sus conocimientos”.

Los resultados que se conocerán hoy la tienen poco expectante a Candela. Sus esperanzas no pasan por ganar, pero se renuevan al compartir con colegas de distintos puntos del país. “La idea de que mi video compita con quince participantes tan talentosos es un logro. Para mi bailar es algo que me emociona y me complementa, cada paso que doy en la danza me llena de pasión”, expresó.

 

Logín