Tras el puma: ahora rescataron a un pavo real en Villa Mercedes

Es un pichón y estaba asentado en un árbol. Personal de Defensa Civil, el Refugio Transitorio de Animales y de Alumbrado Público de la Municipalidad villamercedina lo devolvieron a su dueño.

Terminó una “semana animal” en Villa Mercedes: el martes rescataron a un puma y el jueves fue el turno de un pavo real, afortunadamente ambas operaciones con buenos resultados.

Cerca del mediodía del jueves, un vecino llamó a Defensa Civil desde una estación de servicio, porque vio “un ave grande arriba de un árbol”, en la calle Chacabuco, entre Doctor Mestre y Sargento Baigorria.

“Al llegar, vimos que era un pavo real, de gran tamaño”, explicó el Jefe de Programa Defensa Civil, Camilo Sosa Ríos, por lo cual llamaron al personal del Refugio Transitorio de Animales, un grupo de proteccionistas a cargo de Sol Martínez, quienes ayudaron a rescatarlo, con el apoyo de una grúa de la Municipalidad.

“El ave estuvo quieta en la rama, hasta que llegó la grúa, se asustó y voló 80 metros a la manzana siguiente”, comentó risueño Sosa Ríos de la situación. Un vecino les permitió entrar, ya que se posó en un techo de departamento, y la recuperaron.

También aclaró que está permitida la crianza de este tipo de aves. Incluso el dueño del ejemplar posee al macho, la hembra y dos crías de la especie. “Lo estuvimos averiguando”, aseguró el responsable de Defensa Civil. “Desde Medio Ambiente dijeron que estaba bien tenerlas, son aves que son criadas en corral, y ésta en particular nació en esa casa”, y agregó que era una cría la que salió volando. “A pesar de la edad, es grande de tamaño”.

El dueño los acompañó y les dijo cómo capturarla: procedieron con paciencia.

Aunque no trascendió su nombre, sí estuvo en todo momento en el procedimiento. Allí contó que los tiene en su jardín, que el fugitivo era un pichón que todavía puede volar -al no tener tan grandes las plumas- y se escapó porque se distrajeron los albañiles que trabajan en su hogar.

“El propietario nos dijo que no les corta las alas porque cuida a sus animales”, expresó Sosa Ríos, quien declaró satisfactoriamente que una docena de personas de tres aéreas trabajaron en el rescate: Defensa Civil, el Refugio Transitorio de Animales y de Alumbrado Público de la Municipalidad.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Tras el puma: ahora rescataron a un pavo real en Villa Mercedes

Es un pichón y estaba asentado en un árbol. Personal de Defensa Civil, el Refugio Transitorio de Animales y de Alumbrado Público de la Municipalidad villamercedina lo devolvieron a su dueño.

El ave fugitiva era una cría asustada, en el rescate la trataron bien y volvió a su casa (gentileza Defensa Civil).

Terminó una “semana animal” en Villa Mercedes: el martes rescataron a un puma y el jueves fue el turno de un pavo real, afortunadamente ambas operaciones con buenos resultados.

Cerca del mediodía del jueves, un vecino llamó a Defensa Civil desde una estación de servicio, porque vio “un ave grande arriba de un árbol”, en la calle Chacabuco, entre Doctor Mestre y Sargento Baigorria.

“Al llegar, vimos que era un pavo real, de gran tamaño”, explicó el Jefe de Programa Defensa Civil, Camilo Sosa Ríos, por lo cual llamaron al personal del Refugio Transitorio de Animales, un grupo de proteccionistas a cargo de Sol Martínez, quienes ayudaron a rescatarlo, con el apoyo de una grúa de la Municipalidad.

“El ave estuvo quieta en la rama, hasta que llegó la grúa, se asustó y voló 80 metros a la manzana siguiente”, comentó risueño Sosa Ríos de la situación. Un vecino les permitió entrar, ya que se posó en un techo de departamento, y la recuperaron.

También aclaró que está permitida la crianza de este tipo de aves. Incluso el dueño del ejemplar posee al macho, la hembra y dos crías de la especie. “Lo estuvimos averiguando”, aseguró el responsable de Defensa Civil. “Desde Medio Ambiente dijeron que estaba bien tenerlas, son aves que son criadas en corral, y ésta en particular nació en esa casa”, y agregó que era una cría la que salió volando. “A pesar de la edad, es grande de tamaño”.

El dueño los acompañó y les dijo cómo capturarla: procedieron con paciencia.

Aunque no trascendió su nombre, sí estuvo en todo momento en el procedimiento. Allí contó que los tiene en su jardín, que el fugitivo era un pichón que todavía puede volar -al no tener tan grandes las plumas- y se escapó porque se distrajeron los albañiles que trabajan en su hogar.

“El propietario nos dijo que no les corta las alas porque cuida a sus animales”, expresó Sosa Ríos, quien declaró satisfactoriamente que una docena de personas de tres aéreas trabajaron en el rescate: Defensa Civil, el Refugio Transitorio de Animales y de Alumbrado Público de la Municipalidad.

 

Logín