12.8°SAN LUIS - Viernes 07 de Agosto de 2020

12.8°SAN LUIS - Viernes 07 de Agosto de 2020

EN VIVO

Un psicólogo investigado por abuso aspira a la falta de mérito

Hace 9 días, accedió a la excarcelación. Fue denunciado por la familia de una chica a la que asistió.

Por redacción
| 20 de junio de 2020
Juzgado Multifueros de Santa Rosa. El expediente es instruído por el juez Pinto. Él procesó al psicólogo. Foto: Archivo.

E.D.R., un psicólogo del gabinete psicopedagógico del Centro Educativo N° 27 “Gobernador Santiago Besso” de Merlo, que está procesado por abusar sexualmente de una alumna de esa institución obtuvo días atrás la excarcelación. Para acceder al beneficio le impusieron el pago de una fianza por dos millones de pesos. Sus defensores le dijeron este viernes a El Diario que ahora aspiran a que le dicten la falta de mérito. La abogada que representa a la familia denunciante no respondió al requerimiento de este medio para conocer su parecer sobre la decisión judicial. Aunque, en las redes sociales, personas que se han identificado como allegados a la adolescente han manifestado su descontento con la medida.

 

De cualquier modo, la investigación no ha culminado. Por tanto, es posible que el juez a cargo de la causa, Jorge Pinto, ordene otras pruebas para determinar si, en efecto, se violentó la integridad sexual de la menor. 

 

Una fuente cercana a la causa contó que la familia de la adolescente, que tendría actualmente 15 años, denunció al psicólogo, de unos 40, a principios de año. La chica “dijo que en cinco oportunidades él la abusó con acceso carnal y que en una de esas ocasiones habría utilizado preservativo. Refirió que la mayoría de los ultrajes ocurrieron en la institución. Indicó que fueron en la sala de profesores, detrás de un árbol del patio de la escuela y que otro ocurrió afuera. Esa vez, según dijo, el hombre la abusó frente a un pequeño de tres años, a quien ella identificó como hijo de él. Investigamos y establecimos que el imputado no tiene hijos”, informó.

 

“Por otra parte —continuó la fuente— docentes y preceptores aseguraron que los abusos no pueden haber ocurrido en la sala de profesores, porque esa aula no cuenta con llave como para que él la cerrara por dentro, pero no descartaron que haya podido tener una. Además, dijeron que en el patio tampoco podría haber ocurrido algún hecho así, dado que alguien habría visto”.

 

Según lo que la menor manifestó, lo que la motivó a hacer la revelación fue su temor a quedar embarazada o a contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

 

Tras la recepción de la denuncia, la adolescente, que tendría un grado de autismo, fue entrevistada por una psicóloga en Cámara Gesell. La profesional que la escuchó determinó que presenta “un trauma compatible con abuso sexual infantil”. Es decir, la pericia acreditó que ha sufrido algún tipo de ultraje. Pero la médica forense del Poder Judicial que la revisó determinó que ella no presentaba desfloración, señaló la fuente. Esa conclusión médica es incompatible con lo denunciado, ya que en la presentación se refiere que hubo un acceso carnal. 

 

Según la fuente, las pruebas que el juez Pinto habría valorado a la hora de procesar a E.D.R. serían el informe de la Cámara Gesell y una declaración del imputado, que dijo que nunca estuvo a solas con la menor en la escuela. Pero esa aseveración, al parecer, perdió fuerza ante el testimonio de una preceptora, quien aseguró que ella misma llevó a la niña en al menos cinco oportunidades a reunirse con él, porque presentaba trastornos de ansiedad o de conducta.

 

Hay algo que, al menos a la fuente, le llama la atención. “El psicólogo nunca la derivó con otro profesional, dado que la niña presentaba un trastorno de ansiedad, y derivarla era su obligación. Tal vez no lo hizo para continuar teniendo contacto con la víctima”, presumió la fuente. A su criterio, aún hay que profundizar, ya que no está cerrada la posibilidad de que haya existido algún tipo de abuso.

 

Comentá vos tambien...