16.6°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

16.6°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Florencia Chagas, una base que deslumbra y no tiene techo

Con 18 años, juega en Famila Schio de Italia. La bonaerense es la joyita que tiene el seleccionado femenino.

Por Mariano Aostri
| 03 de junio de 2020
Con la "albiceleste". En el seleccionado juvenil, la bonaerense brilló en el Mundial U17 de Bielorrusia (2018) y el Mundial U19 de Tailandia (2019). Foto: FIBA.

Mi objetivo para el futuro es, principalmente, crecer en el básquet europeo. Avanzar, ser más protagonista en la Liga A1 y en la Euroliga", le contó a El Diario de la República Florencia Chagas, jugadora bonaerense del Famila Schio de Italia, quien es considerada una de las mayores promesas del básquetbol femenino en Argentina. Tiene 18 años y diferentes procesos en los seleccionados juveniles; además, ya debutó en la mayor en el Prolímpico disputado en Bahía Blanca y es una guerrera que sabe bien lo que es perseguir los sueños.

 

 

El básquet europeo es diferente al argentino. Tuve que acostumbrarme porque el nuestro es más físico"

 

 

Florencia, de 1,80 metro, despertó la pasión por el básquet desde muy pequeña. Su papá (Óscar) fue jugador y ella, que lo acompañó, siempre quiso seguir sus pasos. Se inició en Casa de Padua, club que tenía únicamente básquetbol masculino. Luego pasó por Vélez Sarsfield, Los Indios de Moreno y Berazategui, donde gracias al talento y a su capacidad, la base fue citada a un campus internacional en Bahamas, recibiendo la mención de MVP (jugadora más valiosa) y varias propuestas importantes.

 

 

"Después de un gran año deportivo me invitaron al campus y ahí se me abrieron un montón de puertas. Tuve la posibilidad de elegir entre una escuela americana o irme a jugar como profesional a Italia. Fue una decisión que tomé en familia, eran lindas opciones y no sabía cuál elegir. Ahí, el equipo (Famila Schio) me invitó a conocer las instalaciones y volví enloquecida; aunque tenía 16 años y significaba irme, mi familia me bancó. Pude perseguir mi sueño", recordó Florencia.

 

 

En el equipo italiano. Es desequilibrante y tiene mucho talento. Foto: Familia Schio.

 

 

Luego de algunas temporadas en el "Viejo Continente" integrando un plantel multicampeón en la Liga A1 la base, que puede cumplir la función de escolta, dijo haberse adaptado al estilo europeo y destacó la transformación por la que pasó: "Tienen un básquet realmente distinto al argentino, con menos contacto. Tuve que acostumbrarme a eso porque el nuestro es más físico. Además, el entrenador era francés y el equipo tenía más de 35 jugadas, por lo que como base debía ser una computadora para saber qué hacer y lo que hacían mis compañeras".

 

 

Desde Moreno, con la familia, tras la finalización del torneo por la pandemia de coronavirus la jugadora resaltó su paso por las selecciones juveniles (fue figura en el Mundial U17 de Bielorrusia y U19 de Tailandia): "Mis procesos con la Selección fueron parte de mi crecimiento. Entré a los 12 años a un equipo U15 y entrenadores como Hernán Amaya, Laura Cors y Leandro Costa me dieron todo su apoyo. Son recuerdos hermosos, me dejaron valores increíbles".

 

 

"Y con la mayor fue un honor ser parte de Las Gigantes. El equipo me recibió muy bien; no se logró el resultado que queríamos, pero fue una linda experiencia", agregó la bonaerense respecto a la participación en el Preolímpico de 2019.

 

 

Florencia Chagas, cuyos referentes nacionales son Melissa Gretter en el femenino y Facundo Campazzo en la rama masculina, quiere seguir creciendo como basquetbolista. Sumar nuevas experiencias, ser una jugadora completa y triunfar en Europa. "A la WNBA la veo más para norteamericanas. Me gusta el básquet europeo, creo que la Euroliga es más fuerte en el femenino", cerró la base, que lucha para brillar y cumplir sus sueños.

 

Comentá vos tambien...