13°SAN LUIS - Domingo 17 de Octubre de 2021

13°SAN LUIS - Domingo 17 de Octubre de 2021

EN VIVO

Martina Dominici, la promesa que se transformó en realidad

Con 18 años, es la única argentina que logró la clasificación a los Juegos de Tokio 2021 en gimnasia artística.

Por Daniel Valdés
| 06 de julio de 2020
Genia y figura. La gimnasta de Vicente López logró el pasaporte en el Mundial de Stuttgart, Alemania. FotO: NA.

Martina Dominici es la única representante de la gimnasia artística que tiene el pasaje asegurado a Tokio 2021. Logró su objetivo en Stuttgart (Alemania), cuando con un puntaje de 52.432 finalizó 31 en la final individual de All Around. Será su primer Juego Olímpico. Con 18 años, es una promesa que se transformó en realidad. "Cuando logré la clasificación me puse muy feliz y me abracé fuerte con mi entrenadora", comenzó diciendo Martina, que hizo un parate en el entrenamiento para atender a El Diario de la República y contar sus sensaciones sobre lo que viene. Está considerada, por muchos, como la mejor gimnasta argentina del momento.

 

Empezó de muy chica. A los seis años su abuela la llevó al Círculo Gimnástico Norte, el club del barrio. "Era una nena inquieta que me andaba colgando de los pasamanos y estaba trepada en todos lados. Mi nona me llevó a probar, me gustó, y así comenzó todo: primero por diversión, luego me atrapó y comencé a competir", dijo.

 

Entrena duro día a día para llegar de la mejor manera a cada torneo. No es casualidad que tenga más de 100 medallas ganadas. Son más de ocho horas diarias dedicadas a la gimnasia. Lo hace en doble turno, pero además se hace un tiempo para el estudio. "El año pasado terminé el secundario y ahora tengo muchas ganas de comenzar la facultad. Me gusta diseño industrial".

 

No hizo ningún otro deporte. Hubo como una especie de amague con el tenis y la natación, pero fue solo eso. La gimnasia artística la atrapó de tal manera que fue como una especie de amor a primera vista, con una actriz protagónica: su abuela, quien fue la que dio el primer paso para que Martina se inclinara por un deporte que le dio tantas alegrías.

 

Agustina Mignone es la entrenadora que más la marcó. "Nos conocemos hace un montón. Es como mi segunda mamá. Hace más de diez años que entreno con ella. Nos conocemos de memoria. Una mirada basta y sobra para entendernos", asevera.

 

 

"Clasificar a los Juegos Olímpicos fue algo maravilloso. Sueño con meterme en la final de All Around", Martina Dominici.

 

 

Hay tres logros que Domi, como la llama su entrenadora, pone en el podio: su ingreso al nivel más alto de la gimnasia en 2013, las seis medallas que ganó en los Juegos de Cochabamba 2018 y su clasificación a Tokio 2021. "Esos son mis logros preferidos. Me costaron mucho todos, así que los valoro y los pongo ahí arriba".

 

Hace una pausa en la charla. Respira profundo. Busca un poco de aire para comentar esa sensación hermosa que vivió en Alemania cuando consiguió el boleto para los Juegos. "Clasificar a Tokio fue una emoción muy grande. Sentí mucha felicidad y un orgullo muy grande. Era un sueño que tenía de muy chica, estaba muy contenta", asegura.

 

Si bien es cierto estará en Tokio, no se conforma y no se relaja. El primer objetivo está cumplido; ahora va por el otro, que es clasificar a la final de All Around. Tiene como mayor virtud seguir siempre para adelante a pesar de las adversidades que a veces pone la vida. Nada la va a detener. Cuando en Alemania logró el objetivo sabía que era el primer paso de muchos que va a dar. Tiene potencial y muchas ganas de superarse día a día. Es una ganadora.

 

 

 

Dice que si volviera a nacer, elegiría de nuevo la gimnasia artística. "Me apasiona. Hice muchas amigas. Conocí mucha gente linda. Los viajes. No me arrepiento de nada y volvería a elegir este deporte".

 

La piba de Vicente López que se andaba trepando en todos lados hoy tiene un pasaje asegurado a Tokio, un sueño que parecía lejano cuando abrazó la gimnasia a los seis años. En cada entrenamiento cuando unta sus manos en el polvo blanco del carbonato de magnesio para absorber la transpiración, está el esfuerzo de años que tendrá el mejor premio: los Juegos Olímpicos.

 

Comentá vos tambien...