26.2° SAN LUIS - Viernes 30 de Octubre de 2020

26.2° SAN LUIS - Viernes 30 de Octubre de 2020

EN VIVO

"Maluma" Solari le pone música y frescura al fútbol de Juventud

Es de Arizona. Tiene 22 años. Puede jugar de extremo o mediapunta. Hizo inferiores en Vélez Sarsfield.

Por Daniel Valdés
| 22 de agosto de 2020
Engancha y encara. Repentización y explosividad en los metros finales son dos de sus virtudes. Foto: gentileza.

Santiago Solari es otro de los tantos jugadores de San Luis que sueña con llegar a Primera. Empezó a jugar al fútbol a los cinco años en su Arizona natal, después tuvo la chance de hacer inferiores en Vélez. El presente lo tiene jugando en Juventud. Es una de las apuestas del elenco puntano que anhela con llegar a la Primera Nacional. "Maluma", con 22 años, sabe que si sigue haciendo bien los deberes como hasta ahora, a la corta o a la larga, tendrá revancha en algún club de la Superliga. Mientras aguarda por el regreso de la actividad, entrena duro día a día para llegar de la mejor forma al reinicio del torneo.

 

"Empecé a jugar a los 5 años en Deportivo Arizona, el club de mi pueblo. Elegí el fútbol porque vengo de una familia futbolera. Mi viejo jugó mucho y lo hacía bien. Fue algo que me inculcaron siempre", comenzó diciendo este extremo o mediapunta que con su velocidad es capaz de dejar a los rivales desparramados como conos de entrenamiento.

 

Una filial de Vélez en General Pico, La Pampa, lo vio y lo llevó a jugar allá. De ahí pegó el salto a Liniers donde hizo inferiores. Después regresó a San Luis para tener un paso breve por Estudiantes. De ahí pasó una temporada a Victoria hasta que recaló en Juventud para jugar el Federal A de AFA.

 

Es un pibe divertido que siempre está con una sonrisa a flor de piel. Y como es en la vida es en la cancha. Su fútbol le da frescura y aire nuevo a Juventud. Su capacidad de romper líneas es una de las grandes armas que tiene el elenco de "El Bajo" para abrir la defensa rival. "Mi sueño es jugar algún día en Primera División. Estuve en Vélez y me tuve que venir por esas cosas que tiene el fútbol, pero eso no me quita el sueño. Hoy estoy feliz en Juventud como jugador profesional y sé que si hago las cosas bien se pueden abrir otra puertas", aseguró.

 

En el "Juve" algunas veces le tocó ser titular y otras arrancar de atrás, pero de eso se trata la vida, de pelearla, de no bajar nunca los brazos. Esas palabras no existen en el diccionario de Santi, quien anhela con seguir progresando y ganarse un lugar en el equipo. Sabe que Juventud es el puente para regresar a Primera División. Tiene que aprovechar al máximo cada minuto que le den para jugar, al igual que lo hizo frente a Sol de Mayo donde fue uno de los puntos más altos del partido y además hizo el gol. "Mi mejor partido fue con Sol de Mayo de Viedma, que pudimos ganar e hice el gol, así que disfruté mucho. Sentí que me salieron todas y que le fui muy útil al equipo, no solo por el gol, sino también porque pude ayudar a mis compañeros a encontrar los espacios", dijo.

 

Su presente está en Juventud, pero todavía recuerda un gol que le hizo a Deportivo Morón jugando para Vélez. "Fue de afuera del área. De tijera. Siempre lo tengo presente. Fue el más lindo de mi carrera", aseveró.

 

Dice que si no fuera futbolista sería panadero como el viejo, o tal vez se hubiera inclinado por el profesorado de Educación Física. Es familiero. Si bien extraña mucho el fútbol, ese día a día, también es verdad que disfruta estar en su pueblo, con su gente, ir al campo. Sigue al pie de la letra la rutina de entrenamiento que le manda el profe de Juventud y a eso lo complementa en el gimnasio de su primo haciendo un poco de boxeo.

 

"Se hace larga la espera. Nunca estuve tanto tiempo sin jugar al fútbol, pero bueno hay que cuidarse, esta pandemia nos cambió la vida a todos y hay que tomar los recaudos necesarios", cerró.

 

Santiago Solari, ese rapidito que corría por los potreros de Arizona, hoy es un jugador formado y que pide cancha. “Maluma” le quiere poner la mejor música al fútbol de Juventud para consolidarse en Primera y tener otra posibilidad en el fútbol grande. Dicen que a los sueños hay que perseguirlos, y Santi con sus piques electrizantes tiene todo para alcanzarlos.

 

Comentá vos tambien...