27.2°SAN LUIS - Lunes 26 de Octubre de 2020

27.2°SAN LUIS - Lunes 26 de Octubre de 2020

EN VIVO

El entrenador de arqueros de River dio positivo y el plantel suspendió las prácticas

Adrián Olivieri está contagiado y toda la delegación que se encuentra concentrada en una "burbuja sanitaria" de Ezeiza quedará aislada en el lugar.

Por redacción
| 28 de agosto de 2020
Adrián Olivieri, entrenador de arqueros, tuvo líneas de fiebre y fue sometido a estudios médicos. Foto: archivo

 

 

El entrenador de arqueros de River Plate, Adrián Olivieri, está contagiado de coronavirus, según confirmó el club de Núñez. Toda la delegación que se encuentra concentrada en una "burbuja sanitaria" de Ezeiza quedará aislada en el lugar a la espera de los hisopados que se les practicarán para conocer el estado de sus integrantes. Los entrenamientos quedaron suspendidos hasta nuevo aviso.

 

El casi centenar de personas que permanece concentrado desde comienzos de semana en el hotel Holiday Inn, situado a unas 20 cuadras del River Camp, adonde se trasladan diariamente para entrenar, no se podrán mover de sus habitaciones hasta que se conozcan los resultados de esos hisopados.

 

"El entrenador de arqueros Adrián Olivieri, que había sido aislado esta mañana por síntomas sospechosos, ha dado positivo para COVID-19. Por tal motivo, el plantel permanecerá dentro de la burbuja, sin llevar a cabo ninguna actividad, hasta no tener nuevos testeos", fue el comunicado oficial que publicó River anoche en sus redes sociales.

 

Olivieri, quien se sumó a la "burbuja sanitaria" como entrenador de arqueros en reemplazo de Alberto Montes durante esta etapa de trabajo, tuvo algunas líneas de fiebre en horas de la mañana de hoy y fue desafectado de la concentración e hisopado inmediatamente, hasta que anoche se conoció el resultado de ese PCR.

 

Mientras tanto y por precaución, algunos de los colaboradores que compartieron la cena en la noche anterior fueron aislados en sus habitaciones a la espera de la determinación de los estudios médicos.

 

Los primeros indicios aseguraban que no podría dar positivo porque no tuvo contacto con ninguna persona ajena al grupo que está aislado, pero, en caso que sea así, el plantel y la delegación debían ser hisopados para detectar si hay otros casos.

 

Desde que se inició esta etapa de los entrenamientos y los protocolos, solamente el arquero juvenil Ezequiel Centurión, el rionegrino de Cipolletti que es el cuarto guardavallas del plantel detrás de Franco Armani, Germán Lux y Ernesto Bologna, dio positivo, y hubo un “falso positivo” en un análisis serológico de Gonzalo Montiel, que luego se supo que no estaba contagiado de coronavirus.

 

Mientras tanto, el plantel se entrenaba en el River Camp, con tareas técnicas-tácticas con pelota, en una jornada que tuvo un solo turno de trabajo y mañana iba a regresar con doble tarea, a las 9:30 y 17:30. En tanto que el sábado se terminaba la concentración hasta el inicio de la competencia.

 

Sin embargo, ahora los testeos podrían demorarse hasta el lunes próximo y la estadía se prolongará, algo que se extenderá a 14 días más para Olivieri y, en caso de haber más afectados, para todos aquellos que también se podrían haber contagiado.

 

Los jugadores, Paulo Díaz y Jorge Carrascal, con problemas musculares, y el juvenil Benjamín Rolheisser, en la etapa final de la recuperación por una intervención quirúrgica, se habían movido hoy de manera diferenciada, y al finalizar la jornada el colombiano fue dado de alta.

 

Por lo pronto a River le quedan por delante solamente 20 días para jugar en Brasil contra San Pablo, por la tercera fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores, el jueves 17 de septiembre.

 

Es por ello que los tiempos de preparación se reducirán mucho ya que los próximos cuatro días, como mínimo, quedaron obturados, y si aparecen otros casos, esto afectará un proceso de entrenamiento de por sí muy acotado, que comenzó individualmente el 10 de agosto.

 

"Lo que puede haber pasado es que el afectado estaba en un proceso de incubación cuando llegó a la burbuja, porque ese tiempo se puede extender a los siete días y entonces llegó contagiado ya el pasado lunes, cuando se inició la concentración cerrada", le aclaró anoche a TyC Sports el infectólogo Eduardo López, médico asesor del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

 

"Lo que deben hacer ahora en River es poner a todos los miembros de la delegación en cuarentena y testearlos dentro de tres días, para repetir en seis. El aislamiento, en el caso de un contagiado leve, debe ser de 10 días, pero no para volver a entrenarse ya en el undécimo. Y deben controlar en el hotel donde están el comedor, el vestuario y los baños", completó el facultativo.

 

Argentina, en la voz del presidente de AFA, Claudio Tapia, fue el único país que se opuso a la decisión de la Conmebol de reiniciar la Libertadores el 15 de septiembre, tanto por la falta de preparación que iban a observar los representativos nacionales como por la expansión de la pandemia de COVID-19 en la región.

 

 

 

Télam

 

 

Comentá vos tambien...