13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Primer museo aborigen de la provincia

Durante toda su vida, Jorge Roldán recolectó elementos indígenas que ahora expone orgulloso en el comedor de su casa.

Por redacción
| 15 de septiembre de 2020
Entre piedras y documentos. Jorge Roldán, el responsable del museo, comenzó sus indagaciones cuando era un niño. Ahora tiene 75 años y ganas de seguir investigando (Chiche Herrera).

A los 12 años, a orillas del arroyo Benítez que pasa por Cortaderas, Jorge Roldán encontró una punta de lanza de piedra. Tanto fue su asombro que se la llevó a su madre, quien lo esperaba en su casa. Ella le contó que el objeto pertenecía a los antiguos comechingones que habitaron el lugar en la Edad de Piedra. La curiosidad comenzó a picar dentro de Jorge y, sin pensarlo demasiado, siguió en la búsqueda de nuevas piezas.

 

Pasaron más de 60 años de aquel momento en el que decidió continuar ese impulso y caminar por las vías de la investigación. En la actualidad, lejos de aquel arroyo, pero en su Villa Mercedes natal, Roldán convive orgulloso con más de 900 piezas antiguas que datan de un pasado lejanísimo. Tiene también documentos, fotos y recortes que mantuvieron viva la historia de su ciudad.

 

Junto con el apoyo de su familia, el investigador formó en el living de su casa de la calle General Paz, en el barrio Centro, el Museo Aborigen de Villa Mercedes, un lugar que admira desde que lo formó y pretende que los alumnos de la localidad lo conozcan.

 

“A los 24 años me compré mi primer auto y empecé a recorrer los lugares donde hubo asentamientos indígenas. Del río Quinto al norte; de Justo Daract hasta el Paso de las Carretas; pasando por Inti Huasi, El Morro, La Esquela, La Estanzuela y el Bajo de Véliz”, recordó Roldán, quien a los 75 años conformó un sitio histórico único en la provincia y espera que le otorguen los permisos para seguir en la búsqueda de nuevos elementos.

 

Herramientas prehistóricas, puntas de lanza, hachas de piedra, entre otros elementos, están resguardados en la casa de Roldán. El recolector se describió como un autodidacta, amante del pasado y curador de por vida. Su objetivo es que todo lo que recogió durante gran parte de su vida pase a ser un legado público. “Quisiera que la Municipalidad de Villa Mercedes me brinde un lugar para poder mostrar todo lo que tengo con tranquilidad. Es un trabajo para las generaciones venideras”, expresó.

 

 

 

Mi interés es preservar y mantener los senderos, muchas veces rotos por la modernización, que necesitan de cuidado (Jorge Roldán)

 

 

Durante su juventud, Jorge no quiso estudiar ninguna carrera referida a la investigación. Pero sí estuvo interesado en escribir fascículos sobre la historia de San Luis y recorrer el pasado mediante diarios, billetes, objetos, mapas, antigüedades y fotografías viejas.

 

Su madre, Elvira Roldán de Lima, era escritora y le contagió el interés y la curiosidad por el pasado desde el momento que le explicó el origen de aquel primer hallazgo. “Siempre me decía que si no teníamos algo para comer, lo mejor era tener un libro entre las manos”, contó el investigador, quien conserva los libros de poesía que escribió su mamá en los 70.

 

En el camino de la recolección estuvo acompañado por su familia, que recorrió junto a Jorge los lugares en los que podrían haber estado los pueblos originarios que habitaron San Luis. “Siempre me acompañaron y me dieron su apoyo, pero al trabajo lo hice en plena soledad porque siento que es algo que se tiene que hacer con dedicación”, agregó el coleccionista, que todos los días le dedica unas horas de su tiempo a su exposición y la admira como si fuera una adquisición nueva. Lo importante, para él, es preservar la memoria de quienes habitaron las tierras puntanas.

 

 

Comentá vos tambien...