SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

EN VIVO

El "Mago" del pádel baraja y da de nuevo

Sanyo Gutiérrez, tras la separación con Belasteguín, está ilusionado con la nueva etapa junto a Tapia.

Por redacción
| 01 de octubre de 2021
Mirada fija. El puntano y Tapia serán la pareja preclasificada Nº 3 en Menorca. Foto: World Padel Tour.

Nadie lo esperaba, pero pasó. Daniel “Sanyo” Gutiérrez (N° 5 del ranking WPT) y Fernando Belasteguín (6) tuvieron un inicio de temporada positivo con títulos y un gran nivel de pádel. Pero los resultados dejaron de acompañar, y el juego también; hace unos días atrás decidieron separar sus caminos. “Bela toma la decisión. Yo no me lo esperaba. Un poco por respeto a nosotros mismos, de empezar el proyecto y terminarlo, de pelear hasta el final”, le dijo el palista de San Luis a El Diario.

 

Rápido de reflejos y sin perder tiempo, Sanyo dio vuelta la página, miró para adelante y logró unir fuerzas con el catamarqueño Agustín Tapia (7). “Fue una llamada mía cuando me enteré de la decisión de Bela, y tardó muy poco en concretarse. Estoy muy ilusionado y espero que pueda ayudar a sacar la mejor versión de Agustín, y que esté lo más cómodo posible a mi lado”, subrayó el puntano.

 

Debutarán el próximo jueves a las 12 aproximadamente (hora argentina) en octavos de final del Menorca Open, con un rival que saldrá de los 16avos.

 

 

Bela toma la decisión. Yo no me lo esperaba. Un poco por respeto a nosotros mismos de empezar el proyecto y terminarlo". Daniel "Sanyo" Gutiérrez, el Nº 5 del World Padel Tour, al hacer un análisis sobre lo que pasó y lo que viene.

 

 

—¿Qué pasó que se separaron con Belasteguín?

 

—Creo que nos encontraron la forma de jugarnos. Como estábamos planteando los partidos y con la manera que queríamos jugar, no había manera de mejorar. Para lograrlo debíamos hacer un cambio táctico muy importante, que a principio de año se hizo y dio resultados. Pero en un momento dado se dejó de hacer y fue cuando empezaron a aparecer los malos resultados. Los rivales nos estudiaron, sabían dónde había que tirar, dónde había espacios y complicaciones en nuestra pareja. Y lo empezaron a hacer. Después está en el punto de vista de cada uno, y el que vea los partidos detenidamente sacará sus conclusiones de dónde estaba el déficit.

 

 

—Y entonces…

 

—Veía que necesitábamos un cambio, pero no era yo quién tomara esa decisión. La tomó Bela, y a partir de ahí decidimos buscar otro camino. Él, con el compañero que jugará ahora —Arturo Coello (17)— hace bien. Para mí es lo que necesita, más que un 'Sanyo'. Y yo inicio un camino con Agustín Tapia.

 

 

—La relación con Bela, ¿cómo quedó?

 

—Quedó perfecta. No podemos reprocharnos nada. Yo dejé todo para ir a entrenar a Barcelona y mejorar, miré horas y horas de partidos, entrené todos los días como debía ser para intentar sacar lo mejor y no se logró. Simplemente son resultados deportivos, que a nivel personal espero no afecten nunca.

 

 

—¿Y qué balance hacés de este proceso?

 

—El balance que hago es negativo. Si bien ganamos tres torneos, no era a lo que nosotros apuntábamos. De hecho en el ranking bajamos y eso es una muestra. Todo el mundo dice: ‘No está fácil ganar tres torneos’. Y es cierto, pero el ranking es el que manda. En mi caso arranqué N° 3 y hoy estoy N° 5. Perdimos primeras rondas, octavos, como que fuimos muy intermitentes.

 

 

—¿Cómo se dio la posibilidad de empezar a jugar con Tapia?

 

—Siempre uno mira lo que te parece que mejor se puede acoplar a tu juego y quien más arriba está en el ranking. Si tiene ese lugar es porque evidentemente su nivel y resultados lo avalan. Espero terminar el año de la mejor manera posible, con buenas sensaciones; ahora el sabor de boca es amargo porque se nos escaparon partidos que teníamos ganados, en otros nos superaron bien. Y no quiero terminar el año así. Así que estoy contento de que Agustín haya aceptado jugar a mi lado.

 

 

—¿Qué puede aportar cada uno en el juego?

 

—Creo que Agustín me puede aportar frescura, potencia y desequilibrio. Donde toca la pelota hace daño. Yo intentaré sumar con sabiduría, experiencia, tranquilidad; y ayudarlo a poder administrar esos momentos. Aunque él ya un poco sabe de todo esto porque ha jugado con tres jugadores impresionantes como Juan Martín Díaz, Fernando Belasteguín y Pablo Lima. Él ya está acostumbrado a compartir equipo con jugadores que tienen experiencia en ganar, en estar arriba. Yo intentaré aportar un granito de arena para su carrera. Para mí será un placer que el día de mañana Agustín salga de nuestra dupla fortalecido.

 

Comentá vos tambien...