31°SAN LUIS - Jueves 20 de Enero de 2022

31°SAN LUIS - Jueves 20 de Enero de 2022

EN VIVO

Juzgan a un hombre acusado de abusar y golpear a su pareja

Además está sindicado por privarla de la libertad. La fiscal de Cámara solicitó 12 años de prisión.

Por redacción
| 04 de diciembre de 2021
Cámara Penal 2. La audiencia se retomará el lunes. Se esperan testimoniales de las personas que fueron parte de la causa. Foto: Periódico Judicial.

La Cámara Penal 2 de Villa Mercedes comenzó a juzgar a Matías Fernando Rodríguez, de 28 años, acusado de golpear, abusar y privar de la libertad a R.C.G., su expareja, en 2019. Pidieron 12 años de cárcel para el acusado. El juicio seguirá el lunes.

 

En la audiencia de ayer el juicio tuvo su curso con el tribunal conformado por los jueces María Silvia del Castillo de Insúa, Daniela Estrada y Aníbal Astudillo. En plena etapa probatoria, se desarrolló la lectura de la acusación fiscal realizada por Daniela Torres, en la que repasó cada uno de los procesos que tuvo la causa.

 

Matías Fernando Rodríguez está acusado por los delitos de "Lesiones leves calificadas por haber mantenido con la víctima una relación de pareja, abuso sexual con acceso carnal y privación ilegitima de la libertad calificada".

 

Según informó el Periódico Judicial del Superior Tribunal de Justicia, Pascual Celdrán, el defensor del acusado, y el fiscal de Cámara Ernesto Lutens no formularon cuestiones preliminares durante el debate.

 

R.C.G., la víctima, relató que mantenía una relación de más de un año y medio con Rodríguez. El domingo 14 de julio de 2019, su pareja llegó alcoholizado a la casa de Tallaferro 400 que compartían, y aseveró que las agresiones comenzaron cuando ella se negó a darle dinero para comprar cerveza.

 

En plena discusión, R. declaró que el acusado la golpeó y la obligó en reiteradas ocasiones a realizarle sexo oral y como no pudo, desistió e intentó calmarla. Minutos más tarde, la mujer pensó que había sido solo un mal rato, aunque minutos después denunció que el hombre regresó y la abusó sexualmente, en medio de ultrajes y más agresiones.

 

Al día siguiente, las situaciones de violencia continuarían; el denunciado, al tomar dimensión de lo sucedido, le prohibía la salida de la vivienda y la obligaba a maquillarse para tapar las evidencias de la agresión. En su testimonial, la mujer agregó que incluso la obligaba a realizar sus necesidades en un balde, ya que la casa estaba en pleno proceso de construcción y no tenían baño.

 

La casa de sus suegros fue marcada por la mujer como el último escenario de las agresiones. Manifestó que al estar apenada y dolida por lo vivido horas antes, no podía almorzar. El hombre de 28 años no habría tomado esto de la mejor manera, ya que agarró un pedazo de pizza, se la tiró en la cara e intentó apuñalarla.

 

La mujer indicó que el padre del agresor se interpuso mientras la golpeaba y pudo evitar que también la lastime con el arma blanca. En ese ambiente de tensión, pudo pedirle dinero a su suegra y escapar hasta la vivienda de una familiar, que la resguardó hasta que hizo la denuncia al día siguiente.

 

Tras la intervención de la Justicia, R.C.G. fue revisada por un médico forense que pudo comprobar los signos de abuso y los moretones que presentaba en distintas partes del cuerpo por agresiones.

 

Comentá vos tambien...