18.4°SAN LUIS - Martes 11 de Mayo de 2021

18.4°SAN LUIS - Martes 11 de Mayo de 2021

EN VIVO

Preocupa al Senasa la cantidad de campos que no detectan brucelosis

Simplificó el trámite para conseguir el DOES, que ahora puede ser parcial, muestreando un porcentaje de vacas.

Por redacción
| 16 de abril de 2021
Análisis. Los establecimientos de más de 300 vacas tienen plazo hasta el 31 de julio. El resto, hasta noviembre.

Amás de dos años de la puesta en marcha del Plan de Brucelosis, el Senasa detectó que hay una gran cantidad de establecimientos que aún no han realizado la Determinación Obligatoria del Estatus Sanitario (DOES), lo que puede poner en riesgo la venta de carne al mercado chino, al cual se destina casi el 80% de la carne bovina exportada. 

 

Para que los productores puedan cumplir con la DOES, el organismo sanitario actualizó su normativa y ofrece alternativas que deben cumplirse antes de que venza el plazo previsto y así poder identificar los establecimientos infectados. El Senasa advierte que los establecimientos que no cumplan quedarán sin posibilidades de operar con el gigante asiático. 

 

La DOES muestreo, una opción intermedia, es obligatoria para rodeos de cría y ciclo completo. La cantidad de muestras a tomar se determina en base a un porcentaje de la categoría “vaca” presente en el establecimiento. El plazo para este muestreo se ha desdoblado de acuerdo al estrato productivo. Aquellos establecimientos que tengan más de 300 vacas deben determinar el estatus de sus rodeos antes del 31 de julio; mientras que los productores con 300 vacas o menos tienen tiempo hasta el 30 de noviembre.

 

En el caso que los resultados del muestreo no detecten la enfermedad, se clasificará como “Establecimiento negativo” y se dará por cumplida la principal tarea establecida por la estrategia. Si por el contrario se obtienen resultados positivos, se deberán realizar las tareas de saneamiento hasta eliminar la brucelosis.

 

Aquellos productores de cría y ciclo completo que quieran alcanzar la categoría de “Establecimiento libre”, podrán optar por realizar la DOES Total, que es la que originalmente planteó la Resolución 67 y es obligatoria para tambos y cabañas. Aquellos establecimientos que aún no la hayan cumplimentado, tendrán tiempo hasta el 31 de julio.

 

Es importante y obligatoria la adhesión al plan. A principios de año, el Senasa ofreció una alternativa de diagnóstico parcial a los establecimientos que no son tambos o cabañas que no opten por la DOES total, con el objetivo de facilitar la tarea y preservar el mercado de exportación de carne bovina a China. Aquellos establecimientos que al 31 de julio no cumplan con la normativa dispuesta, quedarán excluidos de este mercado.

 

Los cambios implementados a la estrategia para el control de brucelosis facilitan y disminuyen los costos para su cumplimiento. Como referencia, en un rodeo de 300 vacas el costo total de la DOES parcial es algo menor al aproximado de una vaca o de un ternero. El avance en el proceso de identificación de rodeos infectados y la eliminación de los animales positivos permitirán una reducción de los niveles de prevalencia de la brucelosis bovina, de las pérdidas económicas que provoca y, sobre todo, una contribución al resguardo de la salud pública, por tratarse de una enfermedad transmisible a las personas.

 

Comentá vos tambien...