17°SAN LUIS - Jueves 19 de Mayo de 2022

17°SAN LUIS - Jueves 19 de Mayo de 2022

EN VIVO

Hubo 8 allanamientos por un hecho que terminó con dos chicos baleados

Un menor recibió un disparo en un brazo y el otro en el tórax, hace 10 días, en el barrio 500 Viviendas norte. Fueron víctimas de un disturbio del que no eran parte.

Por redacción
| 23 de abril de 2021
Secuestraron armas ‘tumberas’ y dos automóviles, entre otros elementos. Foto: Gentileza.

El martes 13 de abril, cerca de las 17:30, dos chicos de 12 y 17 años resultaron baleados en un hecho confuso en el barrio 500 Viviendas norte de la capital. Según efectivos de la Comisaría 38ª, que investiga la causa, quedaron en medio de una balacera que iniciaron tres sospechosos que huyeron de la Policía y habrían participado de un raid delictivo. Este viernes hubo ocho allanamientos, que terminaron con el secuestro de autos, celulares y armas tumberas.

 

El comisario José Casella, segundo jefe de la Comisaría 38ª, explicó que los menores estaban casualmente en la vereda cuando tres hombres, a bordo de dos autos, un Fiat Uno y Volkswagen Fox, comenzaron a disparar ante la llegada de una patrullero, que había sido alertado de un disturbio en las calles del barrio.

 

Ambos jóvenes están fuera de peligro, pero el que recibió el tiro en el brazo sufrió una lesión ósea y deberá ser operado. Incluso aún tiene la bala alojada en su cuerpo.

 

Los automóviles, que quedaron registrados por cámaras de seguridad pública, fueron hallados tras una investigación y, con autorización del Juzgado Penal 2 de San Luis, los pesquisas salieron en su búsqueda este viernes.

 

Foto: Gentileza.

 

Por distintos motivos, al hecho fueron asociadas ocho viviendas: una en el barrio Juan  Gilberto Funes; dos en el 500 Viviendas; y otras cuatro en el barrio Di Pascuo y en calle Justo Daract  al 2.800.

 

“Secuestramos armas ‘tumberas’, dos automóviles, dispositivos móviles y de videovigilancia, prendas de vestir similares a las usadas por la fuerzas de seguridad y un equipo de comunicación portátil (handy) utilizado como inhibidor de alarma, entre otros elementos de interés para la causa”, señaló el personal actuante en declaraciones citadas por la oficina de Relaciones Policiales.

 

Las requisas se realizaron en simultáneo y demandaron la participación de la Dirección General de Unidades Especiales (C.O.A.R., Canes, Infantería), brigadas de la Dirección General de Protección Ejecutiva y de la Unidad Regional Uno, Departamento Policía Científica, y de las comisarías seccionales  7ª y 34ª; distritos 33ª Potreros de los Funes y 46ª Beazley.

 

Casella comentó que los tres sospechosos están identificados pero que por ahora no fueron detenidos.

 

La causa está caratulada como “homicidio en grado de tentativa”.

 

 

Comentá vos tambien...