18.1°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

18.1°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

EN VIVO

Pautas para almacenar los granos de manera segura

Se viene la cosecha y un equipo de investigadores brindó consejos útiles para conservar la producción. Aseguraron que la planificación es un elemento clave para resguardarla.

Por redacción
| 04 de abril de 2021
Óptimo. Cuanta menos humedad tengan los granos, mejor será la conservación y el tiempo disponible para guardarlos con seguridad. Foto: Archivo.

Año tras año la Argentina incrementa la producción de granos y los agricultores en cada oportunidad se enfrentan a un nuevo desafío: el de aumentar la eficiencia de almacenamiento y control de calidad en la producción de cereales y oleaginosas. Bajo este panorama, un equipo de técnicos del INTA brindó algunas recomendaciones para ser más eficientes y evitar pérdidas.

 

Para Rubén Roskopf –investigador del instituto de la sede de Paraná–, “el almacenaje en silobolsas es una tecnología simple y de bajo costo, pero requiere tener en cuenta varios aspectos para no fracasar en la conservación”. Por eso considera que es “clave” que el productor planifique el almacenamiento de granos de cereales y oleaginosas y realice un monitoreo de manera regular para evitar las pérdidas en cantidad y de calidad.

 

“Principalmente se deberán monitorear aquellas bolsas que contengan granos húmedos”, señaló Roskopf, y  agregó: “Es importante comercializarlas primero y dejar las que almacenan granos más secos para el final”.

 

“El principio básico de las bolsas plásticas para el guardado de granos es similar a un almacenamiento hermético, donde se crea una atmósfera automodificada que disminuye la concentración de oxígeno y aumenta la de anhídrido carbónico”, explicó detalladamente el especialista entrerriano.

 

Agregó que “si se llega al balance crítico de baja concentración de oxígeno, menor al 2%, y alta de anhídrido carbónico, más de 20 %, se logra el control de los insectos y de los hongos que son los mayores causantes del aumento de la temperatura de los granos”.

 

Este balance, a través del tiempo, dependerá directamente de que se logre mantener la hermeticidad de la bolsa, es decir sin roturas. Además, especificó que se debe considerar que los granos son organismos vivos y deben estar sanos, sin daño mecánico y limpios, para tener mayor posibilidad de conservación durante el almacenamiento.

 

Por su parte Leandro Cardoso –investigador en poscosecha de granos del INTA Balcarce, dijo que “la tecnología de embolsado de granos secos requiere un adecuado llenado de la bolsa para expulsar la mayor cantidad de aire posible, no dejando “floja” la bolsa; ni tampoco sobrepasar la capacidad de estiramiento aconsejada por los fabricantes, medida en la barra de estiramiento al costado de la bolsa”.

 

A su vez, Cardoso recordó que “si bien se trata de una tecnología sencilla, requiere de extremo cuidado para proteger y mantener la integridad de la bolsa. El control debe ser permanente para tapar inmediatamente las roturas”.

 

En cuanto a la ubicación de las bolsas, también tiene sus consideraciones y Roskopf remarcó la necesidad de colocarlas “lo más alto posible, lejos de los árboles y de cualquier posible fuente de rotura”. Además indicó que el piso debe ser firme y liso para que permita un buen armado de la bolsa y no se rompa en la parte inferior; lo que, a su vez, facilita su vaciado.

 

Como regla general, la humedad con la cual se deben almacenar los granos no debe sobrepasar la de base para la comercialización.  Cuanto menor es la humedad del grano, mejor será la conservación y mayor el tiempo disponible para guardarlos. Cuando se trata de semillas, las condiciones son aún más estrictas. Vale recordar que las cargas, sobre todo de maíz, que llegan húmedas, tienen un descuento de precio.

 

Comentá vos tambien...