21°SAN LUIS - Jueves 29 de Septiembre de 2022

21°SAN LUIS - Jueves 29 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Un joven está en terapia intensiva tras una pelea

Ocurrió en un comercio del barrio Eva Perón la madrugada de ayer. La familia de la víctima asegura que los agresores quisieron robarles y que el chico quiso impedirlo.

Por redacción
| 08 de agosto de 2021
Golpeados. Junto a su hermano y su padrastro, debieron ser hospitalizados.

Emerzon Carrillo, de 21 años, lucha por su vida luego de haber recibido una feroz golpiza en el kiosco de su familia, ubicado en avenida Las Banderas del barrio Eva Perón. Para la Policía, la disputa se habría desencadenado en la madrugada de este sábado, luego de que la familia de la víctima se negara a venderle una caja de vino a un grupo de hombres. Aunque los propietarios del comercio sostienen que esas personas minutos antes habían ingresado a robar y luego volvieron con las mismas intenciones.

 

Una fuente policial comentó que todo sucedió alrededor de las 5:40 en el anexo 5 del barrio situado al noroeste de la ciudad capital, donde la familia Carrillo-Paz tiene un comercio. Negarse a venderles alcohol a unos hombres habría sido el motivo por el que Emerzon, su padrastro y su hermano comenzaron a ser increpados por otro grupo que había ido a comprar.

 

Integrantes de la familia del joven golpeado sostienen una hipótesis distinta a la de la Policía. Según contó Anderson Carrillo, hermano del joven en estado delicado, minutos antes de la pelea habían sufrido un robo en la vivienda sin que ellos lo advirtieran, mientras mantenían una reunión. "Como nosotros estábamos con la música en la parte de adelante de la casa, los ladrones aprovecharon a entrar por atrás sin que nos diéramos cuenta. Cuando vimos, estaba todo revuelto. Al rato, los delincuentes volvieron, creo yo que con intenciones de robar en el kiosco también, entonces ahí mi hermano nos llamó diciendo que habían regresado", detalló a El Diario.

 

El hermano de la víctima precisó que Emerzon comenzó a ser atacado por cuatro hombres con piedras y hasta recibió un golpe con un fierro en su cabeza, que lo dejó inconsciente. Agregó que, por querer defenderlo junto a su padrastro, también ambos fueron golpeados. "Les pedíamos por favor que no nos pegaran más, porque mi hermano no reaccionaba", expresó Anderson.

 

El disturbio además dejó importantes daños materiales en el kiosco de la familia de nacionalidad boliviana. Según sus apreciaciones, este robo fue una nueva muestra de discriminación, ya que hace tiempo que sufren inseguridad.

 

El joven de 21 años se encontraba anoche internado en la terapia intensiva del Hospital San Luis, ya que debió ser intervenido quirúrgicamente por el traumatismo de cráneo con hundimiento que presentaba. A su vez, Guido Carrasco, padrastro del adolescente, también permanecía internado producto de los fuertes golpes recibidos.

 

Aunque no hubo denuncia de por medio, el Juzgado Penal 1 investiga la causa caratulada como "Lesiones en ocasiones de riñas".

 

Comentá vos tambien...