37°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

37°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

EN VIVO

San Luis no escapa a la fiebre por el pádel

La provincia es una cantera inagotable de jugadores, profesores y coaches.  Los turnos para jugar están a tope, hay pocos cupos para chicos en las escuelitas y la inversión privada avanza sin parar en la construcción de más complejos. 

Por redacción
| 26 de junio de 2022
Diversión y dinámica. Tres chicos entrenan en una cancha villamercedina. El auge también se experimenta en La Toma, Justo Daract, Nueva Galia y Merlo. Fotos: Héctor Portela

La pelotita, verde flúo, pim-pam-pum no tiene paz. Va y viene sin parar. Las paletas no le dan respiro y los muros tampoco. Los jugadores y jugadoras, profesionales, veteranos, niños o amateurs, se divierten y transpiran. Es un partido de pádel, uno de los tantos, de los millones que se juegan cada día en gran parte del planeta gracias al fabuloso boom que vive o revive el deporte que nunca dejó de latir en San Luis.

 

En América, Europa y Asia, el pádel experimenta una expansión nunca antes vista, que repercute en los países que han sido potencia como Argentina y España. En busca de conocer y analizar los motivos, El Diario de la República dialogó con jugadores, dirigentes, entrenadores y propietarios de complejos para conocer las razones del fenómeno.

 

Son varias, pero dos se destacan: fue el primer deporte en abrir sus canchas en la pospandemia o, mejor dicho, en el inicio del adiós al confinamiento y la TV en vivo, junto a las transmisiones vía streaming de torneos importantes, impulsaron a la gente a tomar las paletas y sacudir los blindex.

 

El hecho fue que, al no poder volver a las canchas de fútbol 5, tenis, handball o vóley, muchos aficionados a esos deportes con tal de practicar algo, salir un rato de casa y compartir con amigos, comenzaron a jugar pádel. Y sin querer queriendo se engancharon con su nueva disciplina. Ahora, aunque siguen aferrados a sus pasiones de siempre, se hacen tiempo para darle a la pelotita verde flúor a paletazo limpio todas las semanas.

 

Entre $900 y $1.200 es el costo por una hora de alquiler de cancha, aunque los valores cambian según la ciudad. En Justo Daract sale $500 y en Mercedes se puede acceder por $800. Igual, todos juegan 2 horas. 

Después, ya iniciados en su nueva disciplina, la tele hizo el resto: todos miran a "Sanyo" Gutiérrez y a Maxi Sánchez —los máximos referentes que ha dado San Luis hasta ahora—, quienes juegan en los circuitos más importantes de Europa, y los aficionados tratan de imitarlos tirando alguna fantasía en la cancha. Pocas veces sale. 

 

Mientras tanto, padres y madres anotan a sus chicos en las escuelitas. Al mismo tiempo los torneos de las diversas categorías, en ambas ramas, no cesan en los clubes puntanos.

 

"En San Luis siempre se practicó, es una pasión increíble y contamos con grandes jugadores a nivel internacional y nacional. Tenemos muchos, si nombro a alguno seguro me olvido de otro, pero somos una gran cantera. Lo mismo pasa con nuestros entrenadores y profes. Pero lo que vivimos desde la pospandemia es impensado, increíble y nos pone muy felices. Si bien en nuestra provincia el pádel jamás se apagó, este fenómeno actual es impresionante. Jamás imaginé algo así", contó el presidente de la Federación Sanluiseña de Pádel, Venancio Mercau.

 

El dirigente, orgulloso, recuerda aquellos momentos de flexibilización social en medio de la COVID-19. Y tiene motivos para sonreír. Junto al tenis, el pádel fue de los primeros deportes en volver a la actividad. Pero en tierras sanluiseñas se diseñó el protocolo que replicaron en todo el país y permitió llenar las canchas de jugadores y jugadoras.

 

"Cuando la pandemia aflojó preparamos y presentamos el primer protocolo para volver a la actividad. Trabajamos con la Asociación de Médicos Deportólogos y se armó todo paso a paso y a conciencia. Al presentarlo nos dieron el visto bueno y pudimos abrir las canchas. Luego lo replicaron en el resto del país. Fue muy bueno porque nos habilitaron rápido y la gente regresó. La que ya hacía pádel y los que se sumaron. Lo bueno es que al empezar a jugar se engancharon y aún entrenan", contó Mercau en su cancha ubicada en Villa Mercedes.

 

Asimismo, el retorno a pura potencia de un deporte que no paró nunca de evolucionar en cuanto a canchas y elementos es furor en muchas naciones como Chile, Suecia, Francia y México. Clubes de este último país buscan profesores puntanos que ven en el pago en dólares el atractivo para emigrar y seguir dedicándose a la docencia del deporte que abrazaron hace años.

 

 

Números argentinos

 

En Argentina hay censados 4 mil clubes que poseen canchas de pádel, a razón de al menos tres por entidad. El número llega a 12 mil reductos. Los dirigentes a nivel nacional estiman que la construcción privada de nuevos espacios es incesante y, según sus cálculos, aportan unas mil canchas más.

 

Los especialistas auguran que a este ritmo de actividad, la cantera crecerá y habrá recambio de representantes argentinos en el World Padel Tour, la liga más importante de este deporte a nivel mundial. Actualmente, el bonaerense Martín Di Nenno es el número 3 del mundo con 13.375 puntos, pero el puntano "Sanyo" Gutiérrez le pisa los talones desde el 6° lugar con 11.660 unidades. El villamercedino Maximiliano Sánchez está 14° en la nómina mundial con 6.613 puntos.

 

Otros jugadores argentinos destacados son Agustín Tapia (5°), Franco Stupaczuk está 7°; mientras que Federico Chingotto y Juan Tello comparten el 9° escalón del ranking. Entre las chicas sobresale Delfina Brea Senesi, en el 9° puesto con 6.755 unidades.

 

 

Un rico semillero

 

Este flechazo por el nuevo pádel no solo cautivó a los jóvenes y adultos. También los chicos se ven atraídos por las canchas de blindex, los nuevos pisos y la alta tecnología de las paletas. La gran mayoría de los clubes puntanos poseen su propia "escuelita"; o los papás pueden contratarles un profe para sus hijos por hora. Las clases se dictan a partir de los seis años y cuestan entre $900 y $1.200 pesos la hora. "Es un deporte muy completo en el que trabajan brazos, piernas, cintura. Los chicos lo encuentran muy divertido y por eso apenas lo juegan por primera vez, se enganchan", contó "Cachi" Sobejano, profe particular. 

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...