36°SAN LUIS - Martes 07 de Febrero de 2023

36°SAN LUIS - Martes 07 de Febrero de 2023

EN VIVO

Las graves faltas de la ONU

Por redacción
| 01 de julio de 2022

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomó medidas enérgicas contra el acoso sexual en todo el sistema desde 2017, mientras que su política de protección de los denunciantes ha proporcionado un “estatus de protección” a casi 70 funcionarios del organismo mundial que denunciaron actos ilícitos.

 

Sin embargo, Equality Now (Igualdad Ahora), una organización internacional de derechos humanos, acusó a la ONU de haber flaqueado en su política de “tolerancia cero”, como evidencia un caso convertido en un símbolo de las grietas en esa estrategia.

 

Antonia Kirkland, directora mundial de Igualdad Jurídica y Acceso a la Justicia de Equality Now, dijo que su organización estaba “sorprendida y preocupada al descubrir que Kingston Rhodes, un exsecretario general adjunto, fue autorizado a regresar a los pasillos de las Naciones Unidas”.

 

Ello “a pesar de haber renunciado previamente a un cargo de alto nivel después de múltiples acusaciones de acoso sexual en su contra que fueron creíbles en una investigación interna llevada a cabo por la Oficina de Servicios de Supervisión Interna”.

 

Pese a que el propio Guterres reconoció que las acusaciones de acoso sexual y maltrato eran “creíbles”, Rhodes, antiguo presidente de la Comisión de Administración Pública Internacional (CAPI), “pudo dimitir tranquilamente” sin que le exigieran responsabilidades por su comportamiento.

 

Más alarmante aún, remarcó la denuncia, ahora le han permitido asumir un influyente puesto voluntario dentro de las asociaciones de jubilados del sistema en la sede de la ONU en Nueva York.

 

“El nuevo nombramiento de Rhodes, a la luz de su comportamiento inaceptable en el pasado, es una afrenta para las mujeres que fueron víctimas”, argumentó Equality Now.

 

Además, argumentó, “también disuade a otras personas que han sufrido acoso sexual de denunciar los casos porque envía un mensaje tóxico de que, una vez más, los hombres poderosos de la ONU pueden acosar impunemente a sus compañeras”.

 

Para el concepto global, la ONU es la principal defensora internacional de los derechos humanos y debe hacer cumplir su enfoque de tolerancia cero frente al acoso sexual de sus funcionarios, y aplicarlo a todos, sin excepción e independientemente del cargo que ocupe el agresor.

 

“Cualquier persona que haya sido declarada culpable de acoso sexual debe rendir cuentas plenamente y las víctimas y los denunciantes deben ser protegidos de futuras interacciones con ellos”, sentenció Equality Now.

 

La tolerancia cero con el acoso sexual y no permitir que los agresores sexuales vuelvan a entrar en el sistema de la ONU, formal o informalmente, debería ser fundamental para salvaguardar la dignidad de todos los miembros del personal.

 

Solo así será posible garantizar la integridad de las políticas y mecanismos de las Naciones Unidas para crear un entorno propicio en todo su sistema.

 

No puede repetirse la situación de que los lobos cuiden a los corderos. Los escándalos por violaciones de derechos humanos en la Organización de las Naciones Unidas son inaceptables.

 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...