21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Investigan a un dúo por producir y distribuir pornografía infantil

Uno fue detenido y el otro, por cuestiones de salud, no fue aprehendido, pero sería imputado este lunes.

Por redacción
| 01 de agosto de 2022
Viernes, a la tarde. Los acusados, de 32 y 35 años, tras los allanamientos. Foto: Policía de San Luis

Las averiguaciones que la Justicia de Viedma inició les indicó que el principal sospechoso de producir pornografía infantil en Río Negro, desde hacía unos meses, ya no se encontraba en esa localidad, sino en Villa Mercedes. Y todo les señaló que, aun en suelo sanluiseño, la actividad de abuso sexual infantil por la que era investigado jamás se detuvo, sino que continuó con la distribución del material en estas tierras. Por eso, hace dos semanas se comunicaron con la fiscalía de turno de Villa Mercedes y alertaron sobre la presencia del sospechoso. En ese lapso el personal de Investigaciones, Homicidios, las Comisarías 8ª y 9ª, bajo las órdenes de la fiscal instructora Daniela Torres, confirmaron cada uno de los datos que les llegó de sus pares de Río Negro y, en una serie de allanamientos simultáneos y en conjunto con el grupo táctico COAR de la Unidad Regional II, detuvieron al sospechoso del sur del país y a su presunto cómplice villamercedino, y secuestraron material informático, un arma de fuego, unos 140 mil pesos y hasta 900 gramos de marihuana compactada lista para la venta.

 

Del hombre sindicado de producir y difundir pornografía infantil solo trascendió que tiene 35 años y que es oriundo de La Pampa. Aunque la Justicia tiene información sólida de que estuvo en Viedma, él les ha negado en todo momento a la fiscal y a los policías que alguna vez estuvo allá.

 

Si bien las averiguaciones revelaron que fijó domicilio en Villa Mercedes el año pasado, el sospechoso vivía en la ciudad sanluiseña desde abril.

 

Otro dato que fue corroborado es que tiene antecedentes en la Justicia Federal por tráfico y venta de estupefacientes. De hecho, según trascendidos que restaban confirmar, por dicha causa de 2019 fue condenado con prisión domiciliaria, la cual debería estar cumpliendo.

 

La noche del sábado el pampeano fue imputado formalmente en la audiencia de formulación de cargos. Se abstuvo de declarar y, a través de su abogado, Emmanuel Correa Otazú, solicitó ocho días de prórroga del arresto.

 

El otro joven, su presunto cómplice, no fue detenido por cuestiones de salud, explicó la fiscal. Sufre de cáncer y durante la semana deberá viajar para realizarse una cirugía, al margen de su tratamiento de quimioterapia. Por lo que es muy posible que este segundo sospechoso sea imputado hoy.

 

El miércoles 13 la Justicia de Viedma se contactó con la Fiscalía de Instrucción 2 de Villa Mercedes. Los días siguientes, a través de escuchas telefónicas e información compartida por cuentas de Gmail, los investigadores corroboraron la presencia del pampeano y de su cómplice, quien en todas las comunicaciones telefónicas usaba un nombre diferente.

 

El viernes, a las 13:30, luego de días de vigilancia encubierta en la calle, con la orden de Torres, la Policía allanó tres domicilios en los que podrían estar los sospechosos y el material que los comprometía.

 

Dos de esas requisas fueron en jurisdicción de la Comisaría 8ª y estuvieron a cargo de sus jefes, el comisario Diego Busto y el subcomisario Ariel Aguirre. El otro allanamiento fue en zona de la Comisaría 9ª y estuvo comandado por su subjefe, Germán Gómez.

 

En ese tercer procedimiento los efectivos requirieron la presencia de sus colegas del COAR para evitar cualquier inconveniente, pues en una de las escuchas telefónicas el sospechoso del sur decía poseer un arma de fuego.

 

De las dos viviendas revisadas por el personal de la Seccional 8ª solo en una hallaron material informático que podría estar vinculado a la pornografía infantil, en pasaje Bustos al 1000, del barrio Pablo Díaz. Allí demoraron al joven de 32 años que probablemente sea imputado hoy.

 

En Balcarce al 1500, los policías a cargo de Gómez ubicaron no solo al principal sospechoso, sino que también le secuestraron álbumes fotográficos, libros para niños, varios CD y DVD, una consola de videojuegos PlayStation, celulares, un auto Volkswagen Gol, una pistola calibre 22 largo que escondía debajo de su cama, y la marihuana, que ocultaba en la heladera de la precaria casa. Le hallaron, además, dinero en efectivo y balanzas de precisión, muy posiblemente usadas en la medición y fragmentación de la droga.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...