13°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

13°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

EN VIVO

Reducir el metano para proteger el planeta

Por redacción
| 17 de octubre de 2023

En el actual escenario con temperaturas récords cada año, la reducción de las emisiones de metano procedentes de la producción y uso de combustibles fósiles es imprescindible para contener el calentamiento global.

 

La Agencia Internacional de Energía (AIE) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) plantearon la necesidad de que los gobiernos y la industria adopten medidas tempranas para reducir las emisiones de metano, una de las mejores y más asequibles oportunidades para limitar el calentamiento global en el corto plazo.

 

El imperativo de reducir el metano de los combustibles fósiles debe ir de la mano de la descarbonización de los sistemas energéticos, para limitar a 1,5 grado centígrado el incremento en el calentamiento global por encima de los promedios preindustriales (1850-1900) para mediados de este siglo.

 

Ese objetivo fue fijado por la inmensa mayoría de los países en el Acuerdo de París de 2015, comprometiéndose a contribuciones nacionales voluntarias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que calientan la atmósfera, entre los que destacan el dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4).

 

El metano es un poderoso gas de efecto invernadero, 84 veces más potente que el dióxido de carbono, responsable de alrededor del 30% del aumento de las temperaturas globales desde la Revolución Industrial, y resulta el segundo mayor contribuyente al calentamiento global después del CO2.

 

Más de la mitad de las emisiones globales de CH4 provienen de actividades humanas en tres sectores: agricultura, residuos y combustibles fósiles.

 

Si bien una caída en la demanda de combustibles fósiles reduciría las emisiones de metano, esas reducciones por sí solas no ocurrirían lo suficientemente rápido como para cumplir los objetivos climáticos mundiales.

 

Para limitar el calentamiento y reducir el riesgo de cruzar puntos de inflexión climáticos irreversibles, son esenciales medidas adicionales específicas para abordar las emisiones de metano procedentes de la producción y el uso de combustibles fósiles, como eliminar la ventilación y quema rutinarias, y reparar las fugas.

 

Una reducción rápida de las emisiones de metano procedente de combustibles fósiles podría evitar un aumento de hasta 0,1 grados Celsius en la temperatura global para mediados de siglo.

 

Es una cifra mayor que el impacto en las emisiones que tendría retirar inmediatamente de las carreteras todos los automóviles y camiones del mundo.

 

Además, dado que las emisiones de metano conducen a la contaminación por ozono a nivel del suelo, una acción inmediata también generaría beneficios económicos, de salud pública y de seguridad alimentaria.

 

Según un modelo desarrollado por el Pnuma y la Coalición Clima y Aire Limpio, la acción contra el metano evitaría, hacia el año 2050, casi un millón de muertes prematuras debido a la exposición al ozono.

 

También ahorraría 90 millones de toneladas de pérdidas de cultivos debido al ozono y los cambios climáticos, y alrededor de 85.000 millones de horas de trabajo perdidas debido al calor extremo para 2050, generándose unos 260.000 millones de dólares en beneficios económicos directos.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Temas de nota:

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo