22°SAN LUIS - Martes 05 de Marzo de 2024

22°SAN LUIS - Martes 05 de Marzo de 2024

EN VIVO

Feria Literal: literatura del gruñido

Con muchos poetas y pocos narradores, la feria del libro del fin de semana fue un bastión para la resistencia.

Por redacción
| 05 de diciembre de 2023
Autores de aquí y de allá. Editoriales, librerías, escritores y público ávido de lectura fueron los protagonistas de dos jornadas en las que las letras tomaron vuelo por el viento. Foto: Inés Cobarrubia

Percibe el ambiente literario independiente de la provincia que se avecinan tiempos tormentosos. Por eso, sus integrantes consideran que reunirse es urgente para escuchar al colega, aplaudir los poemas y autoconvencerse, sin muchos elementos, que los nubarrones que se acercan serán pasajeros. Tormentas de verano con más truenos y relámpagos que otra cosa.

 

Ese espíritu entre romántico y resistente sobrevoló Literal, la feria del libro que durante dos días convocó al mundo —en realidad, al mundillo— de las letras en la provincia. Sábado y domingo en “Comuna”, escritores (autoconvencidos y aspirantes), libreros, editoriales y otros escalones que conforman la escalera editorial hicieron su nicho con la intención de extender sus palabras, aunque las jornadas terminaron por ser observaciones hacia el ombligo propio, sin pelusas, por suerte.

 

La aceitada maquinaria de la poesía joven de la provincia —que tiene expresiones interesantes y continuas con encuentros semanales en distintos bares de la ciudad— copó buena parte de Literal y dejó atrás a la corriente narrativa, que perdió fuerza ante la pujanza de los versos.

 

Amparados bajo la editorial Perniciosa, que fomenta la escritura poética para autores inéditos, los miembros de la camada indie que ellos mismos califican —con algo de pomposidad— como “la poética de la pospuntanidad” ensancharon el camino que fue desmalezado por algunos autores una o dos generaciones anteriores como Darío Oliva, Rodrigo Terranova y Carlos Audisio, todos presentes en las jornadas del fin de semana.

 

38 autores de San Luis participaron de las mesas de lectura y de las presentaciones de sus libros.

La presencia de esos creadores con experiencia y una carrera consolidada, a quienes se puede sumar la merlina Ine Lanfranchi, más volcada a lo fantástico, no disminuyó la sensación de angustia, incertidumbre y desprotección que exteriorizaron los escritores cuando tomaron la palabra.

 

En repetidas ocasiones, sin nombrar a dirigente político alguno, los escritores advirtieron sobre los tiempos complejos que asoman en la realidad social argentina. Incluso, Fiorella Terrazas, una poeta peruana que fue parte de una teleconferencia con dos colegas mexicanos, dijo que en su país “también se vive entre el autoritarismo”.

 

Quien más claramente se expresó en ese sentido fue Susy Shock, la escritora travesti que el sábado a la noche captó la atención del público de principio a fin y se erigió como la celebridad de la feria. “Tenemos que enseñar que nuestras vidas valen”, dijo la artista, quien agregó que en el encuentro se estaba haciendo “posiblemente, algo más que poesía”. Más tarde, Susy volvió al escenario para acompañar a Carlos Braile en el cierre musical de la primera jornada.

 

En medio de todo ese vaivén, los stands recibieron muchas consultas y visitas, que no siempre se traducían en compras. Las producciones independientes se conseguían a precios accesibles y las pocas opciones de autores reconocidos tenían un costo menor que en las librerías comerciales.

 

La organización había previsto usar el amplio predio de Comuna y separar las actividades, pero el viento que —como un designio poético— sopló en la ciudad, sobre todo el domingo, obligó a juntar todo en un solo ambiente cerrado. Eso hizo que tanto el sector del bar como los stands de ventas, los talleres y el recitado se hicieran en el mismo ambiente, lo que conspiró más que nada contra los poetas que leyeron sus creaciones a micrófono abierto.

 

Si Literal intentó ser un mapeo de la realidad literaria de la provincia, puede servir como demostración de un episodio que se vivió el sábado en el escenario. Gerardo Van Junker, un poeta villamercedino que presentó su nuevo libro, explicó que los versos que escribió son una sucesión de letras de bandas punk como “A77aque” y “2 Minutos”, una suerte de collage con cresta y anarquismo. A los pocos minutos, Juanci Laborda subió a hacer un recitado (bastante ocurrente, por cierto) con exactamente la misma técnica: recopilación de letras de canciones, aunque en su caso, con un abanico más amplio.

 

Redacción/MGE

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo