15°SAN LUIS - Miércoles 24 de Abril de 2024

15°SAN LUIS - Miércoles 24 de Abril de 2024

EN VIVO

La contaminación importada

Por redacción
| 24 de febrero de 2024

El aumento en las exportaciones de vehículos pesados usados, desde economías industrializadas hacia naciones en desarrollo, contribuye a incrementar la contaminación en los países del sur, de acuerdo a un informe divulgado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

 

Los camiones y autobuses contribuyen al crecimiento económico en casi cualquier parte del mundo, pero son necesarias regulaciones ambiciosas para frenar sus emisiones, que causan importantes impactos ambientales y de salud.

 

Si bien las exportaciones de vehículos pesados representan un modesto 3,6% del valor total del comercio mundial de automóviles, sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) asociadas han aumentado más del 30% desde 2000 y los camiones han contribuido en 80% a ese aumento.

 

El CO2 es el principal gas de efecto invernadero, cuya consecuencia es el calentamiento de la atmósfera que precipita el cambio climático.

 

Además, los vehículos pesados participan sustancialmente en la contaminación ambiental, ya que representan más del 40% de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en carretera, más del 60% de las partículas en circulación y más del 20% de las emisiones de carbono negro.

 

El informe proporciona una primera visión global de las Naciones Unidas sobre la escala y regulación de los vehículos pesados usados.

 

Asimismo, sobre su contribución a la contaminación del aire global, los accidentes de tráfico, el consumo de combustible y las emisiones climáticas, y recomienda formas de reducir los aspectos nocivos para la salud de las personas y el clima, de los HDV usados.

 

El estudio prevé que las exportaciones de los HDV sigan creciendo considerablemente debido al aumento de las actividades económicas y la necesidad de transportar personas y mercancías.

 

Continúa la tendencia registrada en los 15 años del período 2000-2015, en el que las ventas mundiales de camiones y autobuses se duplicaron.

 

Muchos países en desarrollo dependen de las importaciones de HDV para aumentar su flota. Si bien eso promueve medios más asequibles para aumentar las necesidades de movilidad en tales países, el informe encuentra que la regulación y el cumplimiento de la calidad de los vehículos pesados usados importados son bajos o inexistentes.

 

Hasta la fecha, ningún país tiene requisitos mínimos para exportar HDV usados y el informe encuentra que las regulaciones en más de la mitad de los países importadores de esos vehículos son “débiles” o “muy débiles”, y su aplicación, inadecuada.

 

Por ejemplo, 25 países africanos adoptaron normas sobre HDV usados para controlar la contaminación del aire, mitigar el cambio climático y mejorar la seguridad vial, pero solo cuatro las han implementado plenamente.

 

En el mundo solo dos países han incluido vehículos usados en sus planes nacionales de acción climática, los compromisos para primero reducir y luego llegar a cero emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero.

 

La introducción de tecnologías de autobuses más limpias puede ser un importante impulsor de la revolución global hacia un transporte con bajas y, en última instancia, cero emisiones.

 

El informe enfatiza que es una responsabilidad compartida de los países importadores y exportadores garantizar que haya vehículos usados más limpios y seguros en las carreteras de los países en desarrollo. De lo contrario, el escenario es de contaminación importada por los países del sur en desarrollo.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Temas de nota:

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo