eldiariodelarepublica.com
Cansados pero muy felices, los gauchos llegaron a Juana Koslay

Escuchá acá la 90.9
X

Cansados pero muy felices, los gauchos llegaron a Juana Koslay

Chispeaba el cielo de El Trapiche. Eran más de las siete de la mañana y los treinta y cinco jinetes de San Martín, que forman parte de la cabalgata “Por los caminos de la historia”, partieron ayer hacia el Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia en Juana Koslay para participar de un acto  que comenzó al mediodía. En el homenaje, los intendentes Andrés Vallone y Carmelo Mirábile, el secretario general de la Gobernación Víctor Endeiza y, uno de los gestores de la marcha, Amado Domínguez, descubrieron una nueva placa para recordar la Gesta Sanmartiniana. Después, hubo un cuadro de folclore a cargo del Ballet Municipal; el presidente de la Federación Gaucha, Carlos Fernández, ofreció una breve reseña histórica; el recitador Ernesto Funes recitó “Digo el llamado” de Antonio Esteban Agüero. Hoy a las 11 todos arribarán a plaza Pringles, que será la última parada, después cada viajero regresará a su casa.
Con mucha alegría, los gauchos se dispusieron alrededor de la rotonda ubicada bajo las escalinatas para disfrutar de la celebración.
En silencio, cuatro días sobre su caballo. Sólo con sus pensamientos, un poco cansado, pero completamente feliz y con el pecho amplio, Agustín Cirilo Mercau, dirige todos los años la travesía de los jinetes.
“Para mí es un orgullo, los chicos me siguen porque se acostumbraron. Los voy llevando y pase lo que pase, por ejemplo, si hay que cinchar, paramos todos. En partes blandas galopamos y en otras andamos más despacio. Los cambios de ritmo sirven para que el caballo se relaje y uno también. Porque si no, capaz que uno puede dormirse sobre el animal”, contó Mercau, presidente de la comisión de gauchos de San Martín.
La concentración y el disfrute no permiten que los viajeros cabalguen tomando mate o hablando, por eso cuando llegan a las postas aprovechan para lavar sus animales, darles de comer y ponerlos a descansar. 
“De trecho en trecho, cuando llegamos a las diferentes paradas jugamos al truco, comemos asado, conversamos, tomamos mate y tabeamos, lo típico de gaucho. Cuando hay que salir pego el grito,   nos ponemos a ensillar y a montar, con lluvia o con sol”, dijo Mercau.
Cirilo recuerda que durante la primera edición de la marcha ecuestre hubo más gente mayor, en esta participaron jóvenes, un niño y un adolescente. Para sorpresa de muchos las mujeres visten el poncho, atan su pelo y se animan a participar. 
“Generalmente son tres, pero hubo una que se arrepintió y a último momento desistió de acompañarnos, por eso vinieron dos”, explicó, entre risas, el gaucho de 67 años, que prometió seguir su trabajo como guía “hasta que pueda”.
Cuando Amado Domínguez ingresó al parque del campamento de Las Chacras, el corazón se le agrandó. “Venimos con muchas ganas y responsabilidad a rendirle homenaje a todos esos hombres de la Provincia de San Luis que lucharon junto a San Martín, porque ellos fueron los que reafirmaron esto que tanto gozamos hoy y se llama libertad e independencia”, expresó.
El intendente Mirábile agradeció a todos los que recibieron en sus hogares a los participantes de  la cabalgata “Por los caminos de la historia”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Cansados pero muy felices, los gauchos llegaron a Juana Koslay

Con Agustín Cirilo Mercau (izq.) a la cabeza los treinta y cinco jinetes llegaron al campamento de Las Chacras. | Foto: Martín Gómez

Chispeaba el cielo de El Trapiche. Eran más de las siete de la mañana y los treinta y cinco jinetes de San Martín, que forman parte de la cabalgata “Por los caminos de la historia”, partieron ayer hacia el Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia en Juana Koslay para participar de un acto  que comenzó al mediodía. En el homenaje, los intendentes Andrés Vallone y Carmelo Mirábile, el secretario general de la Gobernación Víctor Endeiza y, uno de los gestores de la marcha, Amado Domínguez, descubrieron una nueva placa para recordar la Gesta Sanmartiniana. Después, hubo un cuadro de folclore a cargo del Ballet Municipal; el presidente de la Federación Gaucha, Carlos Fernández, ofreció una breve reseña histórica; el recitador Ernesto Funes recitó “Digo el llamado” de Antonio Esteban Agüero. Hoy a las 11 todos arribarán a plaza Pringles, que será la última parada, después cada viajero regresará a su casa.
Con mucha alegría, los gauchos se dispusieron alrededor de la rotonda ubicada bajo las escalinatas para disfrutar de la celebración.
En silencio, cuatro días sobre su caballo. Sólo con sus pensamientos, un poco cansado, pero completamente feliz y con el pecho amplio, Agustín Cirilo Mercau, dirige todos los años la travesía de los jinetes.
“Para mí es un orgullo, los chicos me siguen porque se acostumbraron. Los voy llevando y pase lo que pase, por ejemplo, si hay que cinchar, paramos todos. En partes blandas galopamos y en otras andamos más despacio. Los cambios de ritmo sirven para que el caballo se relaje y uno también. Porque si no, capaz que uno puede dormirse sobre el animal”, contó Mercau, presidente de la comisión de gauchos de San Martín.
La concentración y el disfrute no permiten que los viajeros cabalguen tomando mate o hablando, por eso cuando llegan a las postas aprovechan para lavar sus animales, darles de comer y ponerlos a descansar. 
“De trecho en trecho, cuando llegamos a las diferentes paradas jugamos al truco, comemos asado, conversamos, tomamos mate y tabeamos, lo típico de gaucho. Cuando hay que salir pego el grito,   nos ponemos a ensillar y a montar, con lluvia o con sol”, dijo Mercau.
Cirilo recuerda que durante la primera edición de la marcha ecuestre hubo más gente mayor, en esta participaron jóvenes, un niño y un adolescente. Para sorpresa de muchos las mujeres visten el poncho, atan su pelo y se animan a participar. 
“Generalmente son tres, pero hubo una que se arrepintió y a último momento desistió de acompañarnos, por eso vinieron dos”, explicó, entre risas, el gaucho de 67 años, que prometió seguir su trabajo como guía “hasta que pueda”.
Cuando Amado Domínguez ingresó al parque del campamento de Las Chacras, el corazón se le agrandó. “Venimos con muchas ganas y responsabilidad a rendirle homenaje a todos esos hombres de la Provincia de San Luis que lucharon junto a San Martín, porque ellos fueron los que reafirmaron esto que tanto gozamos hoy y se llama libertad e independencia”, expresó.
El intendente Mirábile agradeció a todos los que recibieron en sus hogares a los participantes de  la cabalgata “Por los caminos de la historia”.

Logín