20°SAN LUIS - Jueves 29 de Septiembre de 2022

20°SAN LUIS - Jueves 29 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Harán tres obras para terminar con los problemas de cloacas

Por redacción
| 25 de junio de 2014
Verano. Las cañerías colapsan cuando más aprieta el calor.

La intención, en primera instancia, es que los villamercedinos que no cuenten con el servicio se olviden, cada mes, del camión de desagote y, en segunda instancia, que muchos otros ya no tengan que fruncir el ceño, por el hedor, al pasar por alguna calle empantanada con agua parda. A todo eso, entre otros ítems, apuntan los ingenieros con la creación de dos nuevas colectoras cloacales, una en el centro de la ciudad y otra en el complejo La Ribera y la reparación de la planta de efluentes.
La primera obra sería un alivio para la gente de los barrios Independencia, Viva San Luis, El Criollo, Divino Niño, Plan Lote Eva Perón, Santa Teresita y Remedios de Escalada, es decir para unas 40 mil personas, puntualizó Harold Bridger, el coordinador técnico de Obras Sanitarias Mercedes. “Esos vecindarios están como en un pozo”, graficó el ingeniero. “Como no tienen una pendiente positiva, tenemos que extraer los efluentes por un sistema de bombeo. Con eso empujamos el líquido hasta la calle San Luis y de ahí  en más, bajando por Amaro Galán, ya hay pendiente suficiente para que se escurra naturalmente”, explicó.
De esa manera ha tratado de subsistir a duras penas la red de cloacas de la ciudad, indicó Bridger. Pero en los últimos cuatro años, el problema se volvió insostenible. “Es un sistema que depende de la electricidad y si algún día la energía se corta, por una sobrecarga en su uso o porque algo se rompe, comienzan los desbordes cloacales”, refirió.
Según recordó, hasta hace tres meses, recibían entre 300 y 350 reclamos diarios de parte de los vecinos por  problemas de cloacas.  A eso hay que sumarle una segunda traba: el uso de los llamados "pozos ciegos" llegaron a un límite, sobre todo, en zonas como la del Santa Teresita. “El vecino ya no puede esperar tres meses para solicitar la extracción atmosférica, sino que debe hacerlo casi a diario”, ejemplificó el ingeniero.
De acuerdo a lo que graficó Bridger, la Colectora Noroeste estará emplazada en el cruce de Los Álamos y la 25 de Mayo, donde estaba la ex fábrica Meyer, bordeará la Autopista de las Serranías Puntanas hacia el oeste hasta la Avenida de Circunvalación y desde allí descenderá hacia la Colectora Sur, para después desembocar en el río Quinto, en la planta de efluentes. "Desde la estación de servicio YPF, por la antigua ruta 8, tendría otro ramal que se conectaría con la colectora y tomaría todos los efluentes de los barrios Remedios de Escalada y Santa Teresita, dándole el servicio de cloacas a ese sector, y desde el Plan Lote e Independencia, por calle Vicente Dupuy, saldrían dos ramales más", abundó el coordinador. Toda esta red haría innecesario volver a trabajar con el sistema de bombeo.
La obra costará 18.135.750 pesos. Si todo sale bien, las tareas empezarían en agosto y demorarían unos ocho meses.
El otro anuncio es una buena noticia para los riberenses. Cuando el complejo habitacional fue fundado en el 2001, la colectora, ubicada al este, era más que suficiente para la cantidad de habitantes. Pero los años comenzaron a marcar otros parámetros. "Desde entonces hasta ahora, el número de vecinos creció casi en un mil por ciento", contó el coordinador de Obras Sanitarias. "El año pasado instalamos tres colectoras internas para acelerar la extracción de cada casa", comentó.
Fue por eso que en junio del año pasado, los responsables del ente regulador del servicio presentaron un proyecto al Municipio en el que, además de solicitar la construcción de la Colectora Noroeste, también contemplara la posibilidad de crear otra, una paralela a que ya existe en La Ribera. El pedido tuvo el visto bueno del Ministerio de Obras Públicas y Hacienda.
"Será del mismo tamaño que la otra. Estará donde estaba antes el viejo basural e irá hasta el Canal de la Dársena, por el tramo sur del barrio", adelantó el técnico.
La otra parte de esta segunda inversión estará reflejada en la refacción de la planta de efluentes. Si bien la planta trabaja bien, la idea de los profesionales de Obras Sanitarias es adelantarse a los posibles problemas cuando otra vez los números le saquen ventaja.
Estas dos últimas obras tendrán un costo de 3.346.266 de pesos. Esperan que estén listas, a más tardar, en octubre.

 


Comentá vos tambien...