eldiariodelarepublica.com
Villa Mercedes: Mastellone volvió al trabajo tras 7 días de paro

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Villa Mercedes: Mastellone volvió al trabajo tras 7 días de paro

Ambos actores no son habituales protagonistas de conflictos pero durante esta última semana la relación se tensó entre la firma Mastellone SA (cuya marca comercial es “La Serenísima”) y la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA). Ayer la delegación local debió intervenir y dictar la Conciliación Obligatoria entre ambas partes, en un conflicto que llevaba una semana completa con la planta sin producción.
La raíz del conflicto fue el despido de un trabajador con 17 años de antigüedad y con un pasado como delegado gremial de sus compañeros en la firma láctea. “Todo empezó el 23 de octubre cuando nos enteramos del despido sin motivos. Primero hicimos medidas de fuerza parciales como asambleas en diversos turnos. Eso fue progresivo hasta que el martes de la semana pasado iniciamos el paro total de la actividad, exigiendo que se reincorpore al compañero Antonio Nievas”, señaló Ariel Orozco, responsable en la provincia del sindicato ATILRA.
Durante una semana los 250 empleados de la planta ubicada en el kilómetro 1,5 de la ruta provincial 2B, asistieron a las instalaciones, pero no cumplieron con sus tareas que permiten el fraccionamiento y maduración de quesos. Según el gremio sólo algunos supervisores trabajaron en la descarga de camiones y se mantuvo una guardia mínima para garantizar la continuidad de las cámaras de refrigeración que mantienen la materia prima.
Fue la propia empresa, que no quiso dialogar con El Diario, quien apeló a la intervención del Programa de Relaciones Laborales. “Habíamos tenido una audiencia el viernes pasado pero no lograron un acuerdo entre las partes. Los volvimos a convocar hoy (por ayer) pero tampoco lograron avanzar por lo que dictamos la Conciliación Obligatoria por 15 días hábiles con opción a otros cinco de prórroga”, señaló David Contreras, el delegado del área de Trabajo de la provincia en Villa Mercedes.
Con la medida dictada ayer a las 13, el gremio resolvió que los empleados vuelvan a sus puestos de trabajo y la empresa debe retrotraer el despido del trabajador que disparó el conflicto hasta que venza el plazo del dictamen. En el medio, el organismo de Trabajo dispuso una audiencia para el 20 de noviembre a fin de ver si evolucionan las negociaciones entre las partes.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Villa Mercedes: Mastellone volvió al trabajo tras 7 días de paro

Ayer hubo una segunda audiencia entre las partes, pero no se logró una solución. | Foto: José Sombra

Ambos actores no son habituales protagonistas de conflictos pero durante esta última semana la relación se tensó entre la firma Mastellone SA (cuya marca comercial es “La Serenísima”) y la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA). Ayer la delegación local debió intervenir y dictar la Conciliación Obligatoria entre ambas partes, en un conflicto que llevaba una semana completa con la planta sin producción.
La raíz del conflicto fue el despido de un trabajador con 17 años de antigüedad y con un pasado como delegado gremial de sus compañeros en la firma láctea. “Todo empezó el 23 de octubre cuando nos enteramos del despido sin motivos. Primero hicimos medidas de fuerza parciales como asambleas en diversos turnos. Eso fue progresivo hasta que el martes de la semana pasado iniciamos el paro total de la actividad, exigiendo que se reincorpore al compañero Antonio Nievas”, señaló Ariel Orozco, responsable en la provincia del sindicato ATILRA.
Durante una semana los 250 empleados de la planta ubicada en el kilómetro 1,5 de la ruta provincial 2B, asistieron a las instalaciones, pero no cumplieron con sus tareas que permiten el fraccionamiento y maduración de quesos. Según el gremio sólo algunos supervisores trabajaron en la descarga de camiones y se mantuvo una guardia mínima para garantizar la continuidad de las cámaras de refrigeración que mantienen la materia prima.
Fue la propia empresa, que no quiso dialogar con El Diario, quien apeló a la intervención del Programa de Relaciones Laborales. “Habíamos tenido una audiencia el viernes pasado pero no lograron un acuerdo entre las partes. Los volvimos a convocar hoy (por ayer) pero tampoco lograron avanzar por lo que dictamos la Conciliación Obligatoria por 15 días hábiles con opción a otros cinco de prórroga”, señaló David Contreras, el delegado del área de Trabajo de la provincia en Villa Mercedes.
Con la medida dictada ayer a las 13, el gremio resolvió que los empleados vuelvan a sus puestos de trabajo y la empresa debe retrotraer el despido del trabajador que disparó el conflicto hasta que venza el plazo del dictamen. En el medio, el organismo de Trabajo dispuso una audiencia para el 20 de noviembre a fin de ver si evolucionan las negociaciones entre las partes.

Logín