Escuchá acá la 90.9
X

"Sueño con un Estado presente para solucionar los problemas"


Mauricio Macri luchó por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y después de varios intentos lo logró. Tuvo varios intentos de ser candidato a presidente, esta vez lo encaró y acaba de ser consagrado presidente de los argentinos.
Nació en febrero del '59, tiene 56 años. Después de un año electoral que debe haber sido el más trajinado, con más fechas electorales de la historia argentina. Porque casi todas las provincias adhirieron a las PASO, algunas adhirieron compartiendo la fecha, otras no.
En San Luis tuvimos a la Municipalidad que hizo una elección aparte. Tuvimos las PASO provinciales, la elección provincial, la elección municipal, la elección definitiva y después la segunda vuelta. Cuatro más la municipal.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires tuvo seis y Córdoba también la hizo separada y tuvo cinco. Hemos estado prácticamente desde mayo casi todos los domingos con elecciones en la Argentina. Esto nos ha dado un grado de conocimiento, o un grado de aburrimiento por así decirlo.
Pero es bueno que hayamos vivido esto y meditar sobre las reglas. En Tucumán las reglas no fueron claras y hubo problemas. San Luis diría yo que es muy ejemplar. Las elecciones han sido muy transparentes y se agregó el voto electrónico por primera vez.
En 2006 aproximadamente, por ley provincial, se estableció el voto electrónico, pero nunca se implementó porque se llamó a dialogar a los partidos pero no se pudo hacer. Y el intendente Ponce tuvo la valentía de hacerlo. Casi todos se le oponían y lo hizo. Todo el mundo dijo que era un buen procedimiento, o sea, que ha logrado una legitimidad o un consenso posterior que es válido y hay que reconocer que es bueno.
Personalmente intentaré que en la clase política meditemos sobre las reglas de juego de todo lo que pasó este año y ver qué podemos mejorar. Este tema de las PASO ¿No son demasiadas elecciones? ¿No saturan a la gente? ¿No generan tal vez algunas luchas demasiado despiadadas y casi fundamentalistas?
Esto es lo que tenemos que estudiar y ver si seguimos con este procedimiento, si modificamos y creo que la mayor modificación que tenemos que hacer es incorporar en toda la Provincia el voto electrónico. Si todos votamos en la ciudad de San Luis, y salió bien el procedimiento, bienvenido el voto electrónico. Éstas son las reglas buenas.
Tenemos un nuevo presidente, mi análisis desde San Luis.
Nosotros tuvimos -el espacio político al que pertenezco- una posición que era llevarlo a Adolfo como candidato, pero hubo un corte de boleta muy triste en la Provincia y los que cortaron la boleta no entendieron que podría haber sido mejor de lo que salió.
Nos presentamos en la primera vuelta y obtuvimos un resultado bajo, ganó en San Luis, pero fue poco. Ahí se estableció un procedimiento, fuimos, hablamos con uno y con otro, luego tomamos una resolución.
Participé en las reuniones con Scioli y mostró enorme respeto con Adolfo y conmigo, hemos sido bastante amigos, incluso hemos jugado al ajedrez en mi casa y en su casa. Reconoció que San Luis había sido discriminada y que él, si era presidente, iba arreglar esta situación. No se llegó a más porque hubo mucha torpeza de alguno que se metió al medio. Pero con él hubo buena relación.
Después hablamos con Macri, también teníamos algunos antecedentes de amistad. Hubo algunas cositas al medio que perturbaron, pero con mucha inteligencia todos supimos superar esas cuestiones, él mostró también amplísimo respeto y cariño por San Luis.
Adolfo le preguntó en forma directa ¿cómo nos vas a tratar? y él dijo: “Maravillosamente, como se lo merece”. Lo cual es obvio, no hace falta hablar más del tema y ahí fue que, sin molestar a ninguno de los dos, nosotros no veíamos que ninguno de los dos hubiera dicho “un plan juntos” o “tomo el programa de Adolfo”. Ahí tomamos la decisión de dejar en libertad de acción.
Medité el domingo de la elección y cuando me preguntaron por quién voté yo dije: "Voté por el día lunes". Y creo que San Luis votó por el día lunes, y hoy tenemos que festejar  la elección. Tenemos que festejar porque hoy lunes es el día que empezamos a tratar de unir la Provincia, de entender que hay distintas expresiones políticas, entender que hay pueblos y ciudades que gobierna Cambiemos, pueblos y ciudades que gobierna el FPV, hay provincias que gobierna el Partido Justicialista, Compromiso Federal.
Todos hemos dicho que queremos a San Luis, queremos progreso, que haya trabajo, seguridad, ser mejores y que queremos estar unidos. Llegó el momento de pasar la hermosa factura a los puntanos, unámonos, dialoguemos, querámonos más, hagamos todo el esfuerzo. Por eso yo voté por el lunes, hoy es lunes y estoy contento de esta votación.
Por lo pronto, voy a pedir reuniones con los municipios que tengan dificultades de gobernabilidad, como por ejemplo la Municipalidad de la ciudad de San Luis, y voy a plantear que nos reunamos y encontremos una maravillosa manera para que haya gobernabilidad.
En otras ciudades donde haya el mismo problema, tengan la seguridad de que no se va a discriminar a nadie desde la Provincia.
Voy a llamar a los diputados que vengan todos de todos los partidos y que hablemos de que la provincia no necesita de ninguna ley que violente la conciencia de nadie, no vale la pena que estemos fracturados, divididos tal vez en cosas que no existen.
En el Estado provincial no existe ninguna ley que no sea una ley buena, que sea digna de ser votada por todos, con sus diferencias por supuesto, que alguno le va a poner el acento en la República, otros en la democracia, para mejorar y esto es muy bueno. Estoy diciendo que me encantaría hablar de cómo mejorar las reglas en la democracia, de las elecciones.
A los medios de comunicación hablarles de la necesidad de que luchemos todos por la verdad y la transparencia. No hay nada que un gobierno deba ocultar. Y los medios deben decir la verdad y trabajar por la verdad. Conocer y transmitir el conocimiento de lo que está pasando, esto es muy bueno.
Me gustaría que todos pusiéramos mucho acento en la cultura y la participación de los nuevos artistas que están tapados y que son muchísimos.
Hay mucha actividad cultural de los jóvenes en la Provincia y es poco conocida, o que tal vez no tengan oportunidad de expresarse. Todos tenemos que trabajar y luchar para que haya pleno empleo.
Creo que esta elección fue un castigo -esto es negativo, pero lo tengo que decir- tal vez a formas de pensamiento único y esto que sucedió desprecia ciertas necesidades que tiene la sociedad. No se pueden ningunear y decir que no existen, como decir que la inseguridad es una "sensación", no es una sensación, hay inseguridad. Hay que combatirla y trabajar todos.
También fue un castigo a los planes prebendarios, que no dan resultado. Acá en la Provincia tampoco, el que se aferró a la prebenda creyendo que iba a obtener resultados, no será así.
Nosotros hemos ganado una elección desde la adversidad, desde la oposición y sin ninguna prebenda se puede ganar.
Tampoco esto es un reproche a nadie, me parece que hay que verlo para que lo entendamos, que la cultura de trabajo debe estar instalada en la sociedad, que a los jóvenes tenemos que darles la oportunidad de trabajar.
Macri va a mirar a San Luis porque lo dijo, además Adolfo tiene mucho prestigio en el Senado de la Nación, él preside un bloque, y tenemos otro en Diputados que hace fuerzas, esto es importante para favorecer la gobernabilidad, para aportar ideas, esto nos hace tener una presencia permanente. Además, la gente del macrismo sabe del respeto que Macri tiene hacia nosotros y hacia San Luis. Creo que vamos hasta poder trabajar juntos en favor de San Luis.
Con respecto a la deuda que mantiene la Nación con San Luis, no sé si la Nación está en condiciones de decidir de un día para otro pagar la deuda, sí puede haber un reconocimiento de la deuda y planes de pago.
Son cerca de 16 juicios que tiene la Provincia contra la Nación, pueden decidir ver algunos, otros sigámoslo discutiendo, otros resolviéndolos. Algunos quizás tengamos menos pruebas o menos posibilidades de ser favorecidos con una sentencia que además, son las más notorias y discriminatorias. Por ejemplo la que nos han hecho año tras año, que nos generó un perjuicio y un atraso.
Pero si a todas las provincias le dio -supongamos- en relación a la coparticipación un 15% más de lo que le correspondía por coparticipación en otros beneficios y a San Luis no le dio, es  discriminación, porque es a la única que no le dio. Quizás en esto no tengamos tanta razón judicialmente, pero sí la tenemos moralmente y sabemos que hemos sido discriminados políticamente.
Otras, son deudas que tiene directamente como es el quite de coparticipación. En donde los montos son distintos y por diferentes causas. Habrá que ver cómo nos detenemos a conversar, de si se va a pagar la deuda, cuánto es y cuál es el reconocimiento que hay. De esto se habló y hay un sí categórico y no se va a discriminar más a la Provincia.
Si hay dinero para los docentes, para cloacas, viviendas, que sea también para San Luis. Hubo una gran desviación de dinero para viviendas que era para San Luis, pero Néstor Kirchner la desvió a Tucumán y nos quitó la plata directamente y eso está en la Corte porque es un atraso. La hicimos con dinero nuestro y por ahí hay gente que no tiene vivienda por ese atraso que se produjo en esas viviendas. Nos correspondían, estaban otorgadas teníamos todos los derechos y las mandó para Tucumán.
Pero éstas son historias tristes. Hoy es lunes, el lunes después de una elección que hemos ganado todos y que tenemos un nuevo presidente. El nuevo presidente se va a llevar bien con San Luis, nosotros nos vamos a llevar bien con el nuevo presidente y podemos tener un clima de unidad provincial.
Vamos a tratar también de contener a todos los heridos que hayan salido de esta elección, que es lo importante. Vamos también hablar mucho de puntanidad.
Tenemos todavía nichos de pobreza, de indignidad en la vivienda y situaciones que son difíciles de solucionar con reglas generales. Voy a hacer una comparación, porque para mí resulta fácil, pero no para los más jóvenes, entender cómo jugaban el dúo Perón y Evita.
Perón siendo presidente jugaba a solucionar los problemas de la justicia social, por ejemplo: el trabajo, los sindicatos, las escuelas, las viviendas, todo esto lo solucionaba con planes o con medidas generales. La justicia social se toma en medidas generales. La ayuda social es la que hacía Evita con medidas particulares donde Perón no podía llegar.
Transformó la sociedad de beneficencia, que era el lugar que le daba a la primera dama, en su momento, la clase política o el poder. Por ahí no llegaba a esos nichos tan lejanos de falta de ayuda, o de pobreza, de indignidad. A nosotros nos falta, ahora tal vez en San Luis, llegar con las viviendas a algunos nichos de pobreza de injusticia o indignidad, a los que no podemos llegar con los planes generales. Y por qué no podemos llegar con los planes generales, porque los planes generales dicen que se le otorgará vivienda a quien no tiene nada, y hay gente que tiene algún rancho que se lo construyó el abuelo y el terreno es de ellos y no pueden salir de la situación de rancho, o de vivienda casi indigna o precaria.
Me ha pasado viendo los barrios de Villa Mercedes, que está muy bonito, han hecho mucho trabajo de justicia social, pero hay nichos de indignidad en la vivienda. Yo conté 30, quizás mi vista se negaba a mirar que eran 100. Serán 100 o 200 y se pueden solucionar con pocos recursos, no hace falta hacer un plan en el que pongamos muchísima plata para eso. A veces falta hacerle un baño, o completar la cloaca, a veces conectarle la luz, a veces el techo, que no es una tremenda inversión. Entonces, ¿qué vamos a hacer? Ahí no tenemos una Evita, entonces vamos a buscar muchas “Evitas” y para evitar que algún aprovechado se meta al medio vamos a hacer como si fuera un padrinazgo o madrinazgo. Que cada persona que no tiene el problema y quiera ayudar a alguien se sume y vamos a ver los casos y a armar, si se quiere, una fotografía del antes. Vamos a solucionar el problema y esa madrina o padrino van a hacer la foto del después, con todos sonriendo, porque esa familia recuperó o alcanzó la dignidad de la vivienda.
Esto es una medida que quiero tomar muy urgentemente porque ahí no llegamos y quiero llegar porque quiero combatir la pobreza, que no quede nada, no tiene que haber pobreza y miseria, nada. Para el empresario que a veces dice: “Qué te preocupas por estas cosas si todos trabajan”. Sí está bien, todos trabajan,  pero no alcanza, entonces hay que decirle que si a esa persona le arreglan la vivienda, se incorpora, es un socio más que irá a comprar, se incorporará al mercado. Así que mirado desde un punto de vista egoísta también es bueno. Y desde el punto de vista solidario te desborda el corazón solucionar ese problema. Ése es el clima que queremos plantear.


Omar Riera: ¿Cómo se está llevando a cabo la transición en la provincia de cara al 10 de diciembre y cómo debería ser en la Nación?
ARS: En la Nación escuchaba hoy al nuevo presidente que lo había llamado Cristina Fernández y que se reunirían mañana -por hoy- a las 19 en Olivos, para hablar de eso. Él planteó algo muy interesante, que por ahí en la campaña se dice de otra manera. Ahora ya siendo triunfador dice que no quiere revancha ni desorden y por eso, que la Presidenta lo haya llamado es muy bueno.
En la provincia lo vamos hablando, porque no es fácil, hay que entender que en San Luis también es una alternancia, entonces esta transición hay que manejarla con mucha prudencia, yo diría que miremos lo que hace la Nación y lo hagamos en la provincia o al menos que lo hagamos como  cuando yo era gobernador y el señor Claudio Poggi era el gobernador electo, cómo yo actué para con él. Sería un anhelo mío que fuera así. Sería una transición maravillosa.
Tenemos ya un chisporroteo podríamos decir, porque yo quiero estar en la asunción del presidente, quiero estar en el Congreso y corresponde que siendo el 10 de diciembre yo vaya como el gobernador. Le pedí a la Asamlea Legislativa jurar el 9 y parece que vamos a coordinar que sea el 9 como a las 10 u 11 de la noche y que el día 10, en los primeros minutos asuma la Gobernación.


Gloria Velásquez: ¿El chisporroteo tiene solución entonces?
ARS: Claro sí, la solución es que el juramento se pueda hacer antes, y asumir el cargo. Muchas veces se hizo la asunción de los gobernadores el 9 para que ya estuvieran, otras veces el 11, otras el mismo día. Yo quiero que sea el día 9, porque si me invitan a la Asunción quiero mostrar un gesto de San Luis, de que quiere estar, quiere participar y facilitar la gobernabilidad de la Argentina. Son tiempos de gestos porque ahora lo gestos valen oro, porque hay mucha sensibilidad, viene un gobierno de un signo, después viene otro y en San Luis hemos tenido muchas diferencias. Entonces tiene que haber signos de las dos partes, buena fe, todo es así. 


OR: ¿Qué provincia sueña que vamos a tener en uno, dos o tres años?
ARS: Creo que el pleno empleo es maravilloso, la seguridad es maravillosa, la salud es maravillosa, la educación es maravillosa y esos son temas que vamos a tomar. El corazón, el alma, el cuerpo, la seguridad del puntano, lo vamos a cuidar con cariño, afecto y sin meternos en su vida privada, sin controles y con estas cosas que son horripilantes. Un Estado presente para solucionar los problemas y dar mucha libertad.


GV: Seguramente también el presidente electo, Mauricio Macri, va a convocar a todos los gobernadores para armar un plan de gobernabilidad teniendo en cuenta esta situación que se ha dado. Pero hay una situación muy especial en la sociedad argentina.
ARS: Vamos a ver, porque hace mucho que no sucede. Menem le tenía terror a la liga de gobernadores. El caso de De la Rúa se manejó con los de él, también tenía distancia. Al Adolfo lo llamó varias veces, le pidió ayuda, pero estaba también algún puntanito metido allá que nos ponía piedras en el camino y eso no tiene que pasar. Si algún puntano participa del gabinete de Macri, y ojalá que sean muchos, quiero que ayuden a San Luis, no piensen en la próxima elección y cómo ponernos piedras en el camino. Nosotros vamos a ayudar, si podemos hacer algo para que sean funcionales a Macri, los vamos a ayudar, por supuesto, les vamos a mandar las mejores referencias para que participen. Esto es más determinante de lo que piensa Macri y dependerá del ministro del Interior, qué criterios tiene, cómo piensa hacer el trabajo de la gobernabilidad, de la armonía entre las provincias, el sistema de premios y sanciones, si se quiere, con las provincias para las que cumplan y las que no. Hay que ver cómo es la cabeza del nuevo ministro del Interior que no sé quién será.


GV: Igualmente, ya hay un nuevo jefe de Gabinete. Es Marcos Peña.
ARS: Marcos Peña si pudo armar el andamiaje electoral es porque puede armar el andamiaje de gobernabilidad y de unidad de los argentinos. Pero a veces el ministro del Interior, por lo menos en algunos gobiernos, tiene más fuerza para con las provincias en el diálogo... hay un ministro del diálogo para con las provincias que puede recaer a veces en el secretario general, o en uno, o en otro. Normalmente las instituciones indican que es el ministro del Interior que ahora se ha convertido en ministro del Transporte, que es una disminución de las competencias. Pero es algo que depende de cada gobierno. La señora Presidenta tenía prácticamente ella el monopolio del diálogo con los gobernadores, en mi época por lo menos. Yo me reuní unas tres veces con ella, decía una cosa y después no cumplía, pero eso ya es historia. Ahora es distinto, es otra cosa, es un nuevo gobierno y las posibilidades son para todos los argentinos, de soñar de que pueden salir las cosas y que el presidente cumpla los mejores sueños que él tiene. Tampoco los de uno porque quizá no son iguales pero, si él los cumple, seguramente será beneficioso para todos.


GV: ¿Tiene armado algún proyecto de ley para la modificación de la estructura del Gabinete de la provincia?, ¿ya hay nombres pensados?
ARS: Cuando estuvo Alicia Lemme me preguntó qué leyes quería yo cuando llegara y le pedí la de Ministerios y otras más. Pero el Gobierno no me ha dicho nada y si no lo quieren hacer, no tengo por qué pedirles eso. Así que voy a esperar el 10 de diciembre, posiblemente no cubra todos los ministerios, pensando en cubrir algunos y mandar la Ley de Ministerios.


OR: ¿Podría llamar a Extraordinarias?
ARS: Sí, seguramente por estos temas. Vamos a mirar un poco más el presupuesto, algunos programas y seguramente algunas modificaciones vamos a plantear en algunas áreas para mejorar. Y la Ley de Ministerios no dice nada, es una ley formal. Cada uno tiene derecho a tener el organigrama de trabajo que le parezca y que crea que le es más eficiente en el Estado. Entonces no es una cuestión de vida o muerte, están todas las competencias del Estado, van a estar. Está el Ministerio de Medio Ambiente o no, no estoy anticipando nada, estoy dando un ejemplo y no quiere decir que nos vamos a despreocupar del medio ambiente. Es ponerlo como el primer nombre que usa un Ministerio como para darle más fuerza, a veces se llama Educación o Cultura y Educación, pero sabemos que la competencia está, le da jerarquía y lo maneja siempre un ministro. Tal vez ahora le dé mucha fuerza a algunos programas que los ministerios no alcanzan a tener para ser un ministerio y tienen una fuerza enorme en la agenda. Vamos a volver a las secretarías de Estado que tienen casi el rango de ministerio o equivalente, dependen directamente del Gobernador, no pasa por el ministerio y eso le da más fuerza de ejecutividad y se resuelve. Esto es como más fácil, porque si no, debe ir al ministro y por ahí no ha funcionado bien.


GV: El andamiaje burocrático de la administración pública digamos que se aceleraría con estas secretarías.
ARS: Les voy a dar una primicia. Pienso que el tema de la mujer hoy en día tiene un subrayado especial, un entrecomillado o un resaltador en "Ni una menos", que es una sola palabra. Entonces, la Secretaría de la Mujer en realidad ponerle "Ni una menos" es muy fuerte y no ponerle "Ni una menos" es no tener valor. Entonces vamos a ver cómo le llamamos Secretaría de la Mujer Ni Una Menos o algo así y será una Secretaría de Estado, porque yo quiero que arme los protocolos para que todos sepamos cómo es, todos transparentemos culturalmente de qué se trata, es un tema muy profundo. Quiero darle una jerarquía para que pueda dialogar con mucha rapidez y celeridad, con situaciones especiales entre todas las provincias, recibir consejos que nos ayuden a entender el problema y solucionarlo. Esa secretaría requiere también ir pensando, no conozco las palabras exactas, en ese tipo de hospedajes o de albergues que se da por un tiempito.


GV: Albergues.
ARS: Tenemos que ver esa situación cómo la podemos solucionar. Y además, no pueden ser tan públicos porque allí podría ir a molestar la persona. Tenemos que estudiar cómo hacer porque no es tan fácil.


OR: Y además, ver si los que están dieron resultado.
ARS: Claro y ver si lo solucionamos a través de las familias transitorias. ¿Cómo se llama?


OR: Sustitutas.
ARS: Sustitutas. Generalmente son chicas jovencitas a quienes podemos ayudar tal vez con familias sustitutas, que tengan el enorme corazón solidario. Ya veremos cómo. Esto queremos hacerlo. Es complejo, requiere decisión, requiere hacerlo. Podemos empezar a escribir, escribir, escribir, como hacen muchos por ahí, y nunca lo solucionan. Y están en el medio de la prensa hablando y se sienten el centro del mundo, pero no solucionan nada. Nosotros no queremos hablar tanto, queremos solucionarlo. Mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar. O como decían los romanos: "Res non verba", cosas no palabras.


GV: Hay mucha expectativa doctor, sobre todo en nuestros abuelos, con respecto a los hospitales de ancianos. Muchísima expectativa.
ARS: Las nuevas autoridades de la Universidad de Villa Mercedes se comunicaron conmigo y empezamos a hablar. Ya hay unos primeros acuerdos de que se van a preocupar ellos en traer la Facultad de Medicina y/o empezar a favorecer las capacitaciones para la gerontología y todo ese tema. Y esto ya es un paso que vamos a dar. En vez de hacer un paso cortito vamos a tratar de hacer los  pasos más grandes, y a un tren de velocidad más rápido, para que rápidamente pensemos que un hospital, entre que se construye y empieza a funcionar, tiene su tiempo. Yo quiero ver cómo acortamos los tiempos, realmente me da desesperación para llegar rápido a que estén los hospitales para los jubilados y sobre todo también las capacitaciones, la atención de la salud de los jubilados. Quiero pensar en una suerte de Consejo Provincial de la Salud con integrantes de la medicina privada, de las obras sociales y de la pública estatal, para que tengamos todos, la misma mirada sobre la salud. El médico que está trabajando en la parte privada, en una obra social, o en la salud pública está trabajando por la salud de la población. Y necesita a veces, tener una mirada comprensiva a todos de cómo mejorar, porque todos queremos mejorar. Que llegue la alta complejidad, que no colapsen los servicios, bueno todas estas cosas que siempre queremos que se solucionen.


—OR: Y otra de las expectativas también está en los espacios culturales, recreativos, los parques...
ARS: Los parques yo los sueño y me imagino uno acá, el otro allá, paso por un pueblo, lo miro y me dan ganas de bajarme y empezar a buscar los terrenos. Vamos a poner una persona muy ejecutiva y lo primero que tenemos que hacer es soñar con esto como algo lindo. Y sacarle todo el tema inmobiliario. Porque siempre aparece alguno que dice: “Que se haga acá para que me enriquezca yo”. No, no es así. Eso es una máquina de impedir. No tiene que ser una transa inmobiliaria. Por supuesto, a un terreno hay que pagarlo y por el valor del mercado, lo que cuesta en el mercado, nada extraordinario. Y siempre hay buena gente que está dispuesta a vender al precio que corresponde. Esto es lo que hay que ir encontrando en lugares donde no haya riesgos de inundación y lugares en los que vamos a tener que hacer una selección de la arboleda para que no haya incendios forestales. Supongamos que vamos a terminar haciendo 10, 15, 20, ojalá hiciéramos 60 o 100 parques de estos y se convirtiera en un jardín la provincia. Todos tienen que ser distintos, hay que dejar que cada lugar sueñe con el suyo, porque nadie mejor que el barrio al que vos vas a abrazar con el parque, que te cuente cómo habla la naturaleza en verano, invierno, es increíble.


OR: Que tenga identidad propia.
ARS: La naturaleza te cuenta cosas distintas. Por ahí de golpe te aparece una vertiente que está dormida un tiempo largo. Llovió mucho y justo se llenó el reservorio y en la vertiente empieza a aparecer el agua. Y después desaparece un tiempo largo, entonces hay que saber que está esa vertiente. Cómo vienen las pendientes y cómo el barrio lo vive. Yo tengo muchos sueños que se puedan hacer estas cosas.


OR: ¿Cuál sería, una o varias, la primera medida que tomaría a partir del 11 de diciembre?
ARS: Primero quiero conversar, dialogar, dialogar, dialogar unos días, mientras se van acomodando los ministros para que larguen los temas. No voy a hacer nada apresurado. No me quiero comer la cancha. Ya aprendí que no hay que comerse la cancha. Vamos a ir más lento pero mucho más seguro y lo vamos a ir haciendo con mucho diálogo.


GV: El presidente electo, Mauricio Macri, se enfrenta a una situación en la Argentina que es casi urgente: la devaluación de la moneda. Y va a enfrentar también un plan de ajuste, aunque no lo quieran reconocer, aunque no se quiera hablar. Hay situaciones que se están viviendo y que se han vivido en estos últimos días que ha llevado adelante esta gente que gobernó durante la última década: inflar el Estado. Ha inflado al Estado nacional. ¿En la provincia de San Luis cómo ve el plan económico? Si bien usted ha hablado de un plan de pleno empleo, de pobreza cero, de erradicar la indignidad, o la indigencia, ¿cómo ve esto desde el plano económico?
ARS: La provincia anhela tener una economía competitiva. La economía competitiva se contrapone al capitalismo de amigos, que es lo que vemos. Que es un mal argentino que yo diría que viene desde antes de 1810. Y se ha seguido como regla. El que está cerca del poder abusa y está mal. Lo mejor y lo que le puede pasar a la Argentina es una economía competitiva. Que signifique que vos puedas, con las reglas de juego de la competencia equilibrada y correcta, desde cualquier situación, con una empresa chiquita, grande o mediana, competir eficientemente y vender tus productos. Que no te pase que producís y no podés vender, o que no podés pagar los sueldos. Que todo funcione. Esto es lo ideal.
Vamos al rol del Estado que es muy importante, tiene que tener políticas activas. Políticas tendientes a generar una infraestructura económica y social importante y fuerte, que generen fuentes de trabajo, capacitaciones. Facilitar la economía competitiva, que desprecie al aprovechado, al que se acerca al Estado nada más que para hacer un negocio, y donde el Estado pierde siempre. Tenés que terminar la conversación así: “¿Y la provincia qué gana?”. Yo te quería vender una leche en mal estado”, no, no es así.  “Te quería venir con un sobreprecio”. Cosas que han pasado en Argentina, tal vez no en San Luis, no tienen que suceder, no deben suceder,  tenemos que tener la cabecita clara. No tener cerca gente que piense “hagámosle el favor a un amigo”, no tiene que ser así, no corresponde que sea así. Tiene que ganar siempre la provincia y pueden ganar todos, podemos ganar todos. Esto es como muy bueno, éste es el camino, un Estado que genere políticas activas, un Estado presente.
Cuando yo hablo de los parques parece un delirio, pero es dar un rol al Estado de estar presente en los barrios, de estar presente donde está la gente más humilde, con los servicios, con el hospital, con la escuela, con los centros culturales deportivos y que genere además un pequeño centro turístico. Que tengas un pequeño centro de comercios también en el barrio, cosa que asombre, que tenga semejante calidad, que te sea digno de ser visitado y que el turista diga: “Hay un parque acá que hace poco han hecho, que yo quiero conocer”. Y que cuando el turista recorra el parque sea el mismo vecino quien le diga: “Sí, pero no sabés qué bonito el que han inaugurado del otro lado de la ciudad”. Que te diga el vecino: “Nosotros venimos todos los días acá pero los jueves nos vamos al otro porque es mejor”.
Esto es un Estado presente. Cómo hace el Estado para estar presente: con la luz, con la Policía, con la escuela. Los barrios se van descuidando, hay que estar presentes con cosas buenas en las que la gente tenga trabajo y que sea libre obviamente. Que tenga seguridad, la escuela, la cultura, el deporte, el espacio del jubilado, el de los niños, pero que esté siempre ahí con presencia.


OR: ¿Y para los chicos puntanos? Para aquél que termina el secundario, que puede seguir la universidad y otros que no ¿qué sueña?
ARS: Trabajo, que se queden en su espacio. Por ejemplo la provincia demográficamente ha crecido. Y ha tenido un acierto interesante que no ha generado villas miserias. El trabajo de las industrias y ahora de la era digital no ha generado villas miserias ni grandes migraciones internas. Los pueblos tal cual han sido fundados, han crecido más o menos en armonía con el crecimiento de la provincia. Salvo un departamento: San Martín. San Martín es el caso en el que ha habido un retroceso en la población, ha perdido población y esto está mal, es injusto, no debe ser así, tenemos que preocuparnos por eso. Entonces, tenemos que generar que los jóvenes tengan trabajo. Y para esto, tenemos que tener nosotros una propuesta. Ahora tenemos como cinco universidades, hay que mirarlas también para que tengan rápidas salidas laborales. Adecuadas a las necesidades de la población. El Departamento San Martín es un departamento minero, un departamento ganadero, agrícola ganadero, con un enorme potencial turístico. Tal vez el más rico de la provincia, no explotado. Vamos a ir con ese tipo de trabajo, con capacitaciones y con talento. Que los chicos que sepan de turismo, de cultura, de deporte, se queden en San Martín. Que los chicos que sepan de agroindustria, se queden en San Martín. Que tengamos ahora el desarrollo ganadero en San Martín. Todo lo que San Martín puede ofrecer es enorme y tiene una riqueza maravillosa, espectacular, un enorme potencial, lo desarrollemos. Tampoco es un trabajo que se hace en un mes, pero si ponemos el acento en lo que vos decís, los jóvenes, que se queden en sus lugares, eso es lo maravilloso. Cerca de sus familias, de su papá, de su mamá, donde ellos jugaron cuando eran chicos y que su Patria les dé las posibilidades de crecer.


OR: Está lloviendo mucho últimamente, ¿cómo le ha ido con la lluvia y qué piensa hacer?
ARS: Estamos en la era de calentamiento global, habrá muchos cambios, ha subido la temperatura promedio en el planeta Tierra, no sólo en San Luis. Esto produce cambios, San Luis será más lluvioso. Por ahí vamos a tener un año de sequía también, ¡ojo! Este año viene muy, muy lluvioso. Por lo que ha pasado a fines de setiembre, cuando empezó a llover, es porque, dicen los sabios del campo, que llueve toda la temporada. Creo que los ríos están en condiciones. Hay que hacer trabajar las compuertas de los diques, porque si ya está lloviendo, ya están los diques llenos. Al crecer los ríos nos puede traer alguna dificultad. Hay que empezar a soltar el agua de los diques para que cuando vengan las lluvias, que vienen todo el verano, se mantenga la costa a un nivel razonable y recién las cerramos cuando deje de llover. Esto es una regla. Ése es otro tema. Yo quiero tener presencia los primeros días, con la gente que sufrió inundaciones. Vamos a mirar los lugares. Vamos a reconstruir las viviendas, por supuesto, y conversar cómo hacemos las defensas o pensamos en algo mayor, tal vez llevarlos a tierras mejores. Eso lo vamos a mirar porque tampoco se puede hacer una regla general. Porque la conducta del agua por ahí fue en un lugar y tal vez hacer una contención sea suficiente.


GV: Buenas nuevas para un lunes.
ARS: Claro, porque yo voté, y creo que San Luis, por el lunes. Por un lunes de la Argentina unida, la Argentina tolerante, que dialoguemos. Sí voté, pero con muchísima fuerza, por un San Luis unido.
Yo les pido a los puntanos que no le saquemos la lengua a nadie. Nadie perdió y el que sienta que no triunfó lo que él quería, que piense en los beneficios que tendrá con el nuevo gobierno y que no se enoje porque no le salieron las cosas como pensaba. Al contrario. Los ganadores, o los que sienten que pueden haber triunfado, le tiendan la mano al que no ganó y el que no ganó que tenga la tolerancia también y la comprensión de facilitarle al nuevo gobierno. Yo voté por un lunes en San Luis que es hoy, hoy es mi día de votación y voté por un San Luis unido, unido.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"Sueño con un Estado presente para solucionar los problemas"

Alberto Rodríguez Saá en balotage del domingo. | Martín Gómez

Mauricio Macri luchó por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y después de varios intentos lo logró. Tuvo varios intentos de ser candidato a presidente, esta vez lo encaró y acaba de ser consagrado presidente de los argentinos.
Nació en febrero del '59, tiene 56 años. Después de un año electoral que debe haber sido el más trajinado, con más fechas electorales de la historia argentina. Porque casi todas las provincias adhirieron a las PASO, algunas adhirieron compartiendo la fecha, otras no.
En San Luis tuvimos a la Municipalidad que hizo una elección aparte. Tuvimos las PASO provinciales, la elección provincial, la elección municipal, la elección definitiva y después la segunda vuelta. Cuatro más la municipal.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires tuvo seis y Córdoba también la hizo separada y tuvo cinco. Hemos estado prácticamente desde mayo casi todos los domingos con elecciones en la Argentina. Esto nos ha dado un grado de conocimiento, o un grado de aburrimiento por así decirlo.
Pero es bueno que hayamos vivido esto y meditar sobre las reglas. En Tucumán las reglas no fueron claras y hubo problemas. San Luis diría yo que es muy ejemplar. Las elecciones han sido muy transparentes y se agregó el voto electrónico por primera vez.
En 2006 aproximadamente, por ley provincial, se estableció el voto electrónico, pero nunca se implementó porque se llamó a dialogar a los partidos pero no se pudo hacer. Y el intendente Ponce tuvo la valentía de hacerlo. Casi todos se le oponían y lo hizo. Todo el mundo dijo que era un buen procedimiento, o sea, que ha logrado una legitimidad o un consenso posterior que es válido y hay que reconocer que es bueno.
Personalmente intentaré que en la clase política meditemos sobre las reglas de juego de todo lo que pasó este año y ver qué podemos mejorar. Este tema de las PASO ¿No son demasiadas elecciones? ¿No saturan a la gente? ¿No generan tal vez algunas luchas demasiado despiadadas y casi fundamentalistas?
Esto es lo que tenemos que estudiar y ver si seguimos con este procedimiento, si modificamos y creo que la mayor modificación que tenemos que hacer es incorporar en toda la Provincia el voto electrónico. Si todos votamos en la ciudad de San Luis, y salió bien el procedimiento, bienvenido el voto electrónico. Éstas son las reglas buenas.
Tenemos un nuevo presidente, mi análisis desde San Luis.
Nosotros tuvimos -el espacio político al que pertenezco- una posición que era llevarlo a Adolfo como candidato, pero hubo un corte de boleta muy triste en la Provincia y los que cortaron la boleta no entendieron que podría haber sido mejor de lo que salió.
Nos presentamos en la primera vuelta y obtuvimos un resultado bajo, ganó en San Luis, pero fue poco. Ahí se estableció un procedimiento, fuimos, hablamos con uno y con otro, luego tomamos una resolución.
Participé en las reuniones con Scioli y mostró enorme respeto con Adolfo y conmigo, hemos sido bastante amigos, incluso hemos jugado al ajedrez en mi casa y en su casa. Reconoció que San Luis había sido discriminada y que él, si era presidente, iba arreglar esta situación. No se llegó a más porque hubo mucha torpeza de alguno que se metió al medio. Pero con él hubo buena relación.
Después hablamos con Macri, también teníamos algunos antecedentes de amistad. Hubo algunas cositas al medio que perturbaron, pero con mucha inteligencia todos supimos superar esas cuestiones, él mostró también amplísimo respeto y cariño por San Luis.
Adolfo le preguntó en forma directa ¿cómo nos vas a tratar? y él dijo: “Maravillosamente, como se lo merece”. Lo cual es obvio, no hace falta hablar más del tema y ahí fue que, sin molestar a ninguno de los dos, nosotros no veíamos que ninguno de los dos hubiera dicho “un plan juntos” o “tomo el programa de Adolfo”. Ahí tomamos la decisión de dejar en libertad de acción.
Medité el domingo de la elección y cuando me preguntaron por quién voté yo dije: "Voté por el día lunes". Y creo que San Luis votó por el día lunes, y hoy tenemos que festejar  la elección. Tenemos que festejar porque hoy lunes es el día que empezamos a tratar de unir la Provincia, de entender que hay distintas expresiones políticas, entender que hay pueblos y ciudades que gobierna Cambiemos, pueblos y ciudades que gobierna el FPV, hay provincias que gobierna el Partido Justicialista, Compromiso Federal.
Todos hemos dicho que queremos a San Luis, queremos progreso, que haya trabajo, seguridad, ser mejores y que queremos estar unidos. Llegó el momento de pasar la hermosa factura a los puntanos, unámonos, dialoguemos, querámonos más, hagamos todo el esfuerzo. Por eso yo voté por el lunes, hoy es lunes y estoy contento de esta votación.
Por lo pronto, voy a pedir reuniones con los municipios que tengan dificultades de gobernabilidad, como por ejemplo la Municipalidad de la ciudad de San Luis, y voy a plantear que nos reunamos y encontremos una maravillosa manera para que haya gobernabilidad.
En otras ciudades donde haya el mismo problema, tengan la seguridad de que no se va a discriminar a nadie desde la Provincia.
Voy a llamar a los diputados que vengan todos de todos los partidos y que hablemos de que la provincia no necesita de ninguna ley que violente la conciencia de nadie, no vale la pena que estemos fracturados, divididos tal vez en cosas que no existen.
En el Estado provincial no existe ninguna ley que no sea una ley buena, que sea digna de ser votada por todos, con sus diferencias por supuesto, que alguno le va a poner el acento en la República, otros en la democracia, para mejorar y esto es muy bueno. Estoy diciendo que me encantaría hablar de cómo mejorar las reglas en la democracia, de las elecciones.
A los medios de comunicación hablarles de la necesidad de que luchemos todos por la verdad y la transparencia. No hay nada que un gobierno deba ocultar. Y los medios deben decir la verdad y trabajar por la verdad. Conocer y transmitir el conocimiento de lo que está pasando, esto es muy bueno.
Me gustaría que todos pusiéramos mucho acento en la cultura y la participación de los nuevos artistas que están tapados y que son muchísimos.
Hay mucha actividad cultural de los jóvenes en la Provincia y es poco conocida, o que tal vez no tengan oportunidad de expresarse. Todos tenemos que trabajar y luchar para que haya pleno empleo.
Creo que esta elección fue un castigo -esto es negativo, pero lo tengo que decir- tal vez a formas de pensamiento único y esto que sucedió desprecia ciertas necesidades que tiene la sociedad. No se pueden ningunear y decir que no existen, como decir que la inseguridad es una "sensación", no es una sensación, hay inseguridad. Hay que combatirla y trabajar todos.
También fue un castigo a los planes prebendarios, que no dan resultado. Acá en la Provincia tampoco, el que se aferró a la prebenda creyendo que iba a obtener resultados, no será así.
Nosotros hemos ganado una elección desde la adversidad, desde la oposición y sin ninguna prebenda se puede ganar.
Tampoco esto es un reproche a nadie, me parece que hay que verlo para que lo entendamos, que la cultura de trabajo debe estar instalada en la sociedad, que a los jóvenes tenemos que darles la oportunidad de trabajar.
Macri va a mirar a San Luis porque lo dijo, además Adolfo tiene mucho prestigio en el Senado de la Nación, él preside un bloque, y tenemos otro en Diputados que hace fuerzas, esto es importante para favorecer la gobernabilidad, para aportar ideas, esto nos hace tener una presencia permanente. Además, la gente del macrismo sabe del respeto que Macri tiene hacia nosotros y hacia San Luis. Creo que vamos hasta poder trabajar juntos en favor de San Luis.
Con respecto a la deuda que mantiene la Nación con San Luis, no sé si la Nación está en condiciones de decidir de un día para otro pagar la deuda, sí puede haber un reconocimiento de la deuda y planes de pago.
Son cerca de 16 juicios que tiene la Provincia contra la Nación, pueden decidir ver algunos, otros sigámoslo discutiendo, otros resolviéndolos. Algunos quizás tengamos menos pruebas o menos posibilidades de ser favorecidos con una sentencia que además, son las más notorias y discriminatorias. Por ejemplo la que nos han hecho año tras año, que nos generó un perjuicio y un atraso.
Pero si a todas las provincias le dio -supongamos- en relación a la coparticipación un 15% más de lo que le correspondía por coparticipación en otros beneficios y a San Luis no le dio, es  discriminación, porque es a la única que no le dio. Quizás en esto no tengamos tanta razón judicialmente, pero sí la tenemos moralmente y sabemos que hemos sido discriminados políticamente.
Otras, son deudas que tiene directamente como es el quite de coparticipación. En donde los montos son distintos y por diferentes causas. Habrá que ver cómo nos detenemos a conversar, de si se va a pagar la deuda, cuánto es y cuál es el reconocimiento que hay. De esto se habló y hay un sí categórico y no se va a discriminar más a la Provincia.
Si hay dinero para los docentes, para cloacas, viviendas, que sea también para San Luis. Hubo una gran desviación de dinero para viviendas que era para San Luis, pero Néstor Kirchner la desvió a Tucumán y nos quitó la plata directamente y eso está en la Corte porque es un atraso. La hicimos con dinero nuestro y por ahí hay gente que no tiene vivienda por ese atraso que se produjo en esas viviendas. Nos correspondían, estaban otorgadas teníamos todos los derechos y las mandó para Tucumán.
Pero éstas son historias tristes. Hoy es lunes, el lunes después de una elección que hemos ganado todos y que tenemos un nuevo presidente. El nuevo presidente se va a llevar bien con San Luis, nosotros nos vamos a llevar bien con el nuevo presidente y podemos tener un clima de unidad provincial.
Vamos a tratar también de contener a todos los heridos que hayan salido de esta elección, que es lo importante. Vamos también hablar mucho de puntanidad.
Tenemos todavía nichos de pobreza, de indignidad en la vivienda y situaciones que son difíciles de solucionar con reglas generales. Voy a hacer una comparación, porque para mí resulta fácil, pero no para los más jóvenes, entender cómo jugaban el dúo Perón y Evita.
Perón siendo presidente jugaba a solucionar los problemas de la justicia social, por ejemplo: el trabajo, los sindicatos, las escuelas, las viviendas, todo esto lo solucionaba con planes o con medidas generales. La justicia social se toma en medidas generales. La ayuda social es la que hacía Evita con medidas particulares donde Perón no podía llegar.
Transformó la sociedad de beneficencia, que era el lugar que le daba a la primera dama, en su momento, la clase política o el poder. Por ahí no llegaba a esos nichos tan lejanos de falta de ayuda, o de pobreza, de indignidad. A nosotros nos falta, ahora tal vez en San Luis, llegar con las viviendas a algunos nichos de pobreza de injusticia o indignidad, a los que no podemos llegar con los planes generales. Y por qué no podemos llegar con los planes generales, porque los planes generales dicen que se le otorgará vivienda a quien no tiene nada, y hay gente que tiene algún rancho que se lo construyó el abuelo y el terreno es de ellos y no pueden salir de la situación de rancho, o de vivienda casi indigna o precaria.
Me ha pasado viendo los barrios de Villa Mercedes, que está muy bonito, han hecho mucho trabajo de justicia social, pero hay nichos de indignidad en la vivienda. Yo conté 30, quizás mi vista se negaba a mirar que eran 100. Serán 100 o 200 y se pueden solucionar con pocos recursos, no hace falta hacer un plan en el que pongamos muchísima plata para eso. A veces falta hacerle un baño, o completar la cloaca, a veces conectarle la luz, a veces el techo, que no es una tremenda inversión. Entonces, ¿qué vamos a hacer? Ahí no tenemos una Evita, entonces vamos a buscar muchas “Evitas” y para evitar que algún aprovechado se meta al medio vamos a hacer como si fuera un padrinazgo o madrinazgo. Que cada persona que no tiene el problema y quiera ayudar a alguien se sume y vamos a ver los casos y a armar, si se quiere, una fotografía del antes. Vamos a solucionar el problema y esa madrina o padrino van a hacer la foto del después, con todos sonriendo, porque esa familia recuperó o alcanzó la dignidad de la vivienda.
Esto es una medida que quiero tomar muy urgentemente porque ahí no llegamos y quiero llegar porque quiero combatir la pobreza, que no quede nada, no tiene que haber pobreza y miseria, nada. Para el empresario que a veces dice: “Qué te preocupas por estas cosas si todos trabajan”. Sí está bien, todos trabajan,  pero no alcanza, entonces hay que decirle que si a esa persona le arreglan la vivienda, se incorpora, es un socio más que irá a comprar, se incorporará al mercado. Así que mirado desde un punto de vista egoísta también es bueno. Y desde el punto de vista solidario te desborda el corazón solucionar ese problema. Ése es el clima que queremos plantear.


Omar Riera: ¿Cómo se está llevando a cabo la transición en la provincia de cara al 10 de diciembre y cómo debería ser en la Nación?
ARS: En la Nación escuchaba hoy al nuevo presidente que lo había llamado Cristina Fernández y que se reunirían mañana -por hoy- a las 19 en Olivos, para hablar de eso. Él planteó algo muy interesante, que por ahí en la campaña se dice de otra manera. Ahora ya siendo triunfador dice que no quiere revancha ni desorden y por eso, que la Presidenta lo haya llamado es muy bueno.
En la provincia lo vamos hablando, porque no es fácil, hay que entender que en San Luis también es una alternancia, entonces esta transición hay que manejarla con mucha prudencia, yo diría que miremos lo que hace la Nación y lo hagamos en la provincia o al menos que lo hagamos como  cuando yo era gobernador y el señor Claudio Poggi era el gobernador electo, cómo yo actué para con él. Sería un anhelo mío que fuera así. Sería una transición maravillosa.
Tenemos ya un chisporroteo podríamos decir, porque yo quiero estar en la asunción del presidente, quiero estar en el Congreso y corresponde que siendo el 10 de diciembre yo vaya como el gobernador. Le pedí a la Asamlea Legislativa jurar el 9 y parece que vamos a coordinar que sea el 9 como a las 10 u 11 de la noche y que el día 10, en los primeros minutos asuma la Gobernación.


Gloria Velásquez: ¿El chisporroteo tiene solución entonces?
ARS: Claro sí, la solución es que el juramento se pueda hacer antes, y asumir el cargo. Muchas veces se hizo la asunción de los gobernadores el 9 para que ya estuvieran, otras veces el 11, otras el mismo día. Yo quiero que sea el día 9, porque si me invitan a la Asunción quiero mostrar un gesto de San Luis, de que quiere estar, quiere participar y facilitar la gobernabilidad de la Argentina. Son tiempos de gestos porque ahora lo gestos valen oro, porque hay mucha sensibilidad, viene un gobierno de un signo, después viene otro y en San Luis hemos tenido muchas diferencias. Entonces tiene que haber signos de las dos partes, buena fe, todo es así. 


OR: ¿Qué provincia sueña que vamos a tener en uno, dos o tres años?
ARS: Creo que el pleno empleo es maravilloso, la seguridad es maravillosa, la salud es maravillosa, la educación es maravillosa y esos son temas que vamos a tomar. El corazón, el alma, el cuerpo, la seguridad del puntano, lo vamos a cuidar con cariño, afecto y sin meternos en su vida privada, sin controles y con estas cosas que son horripilantes. Un Estado presente para solucionar los problemas y dar mucha libertad.


GV: Seguramente también el presidente electo, Mauricio Macri, va a convocar a todos los gobernadores para armar un plan de gobernabilidad teniendo en cuenta esta situación que se ha dado. Pero hay una situación muy especial en la sociedad argentina.
ARS: Vamos a ver, porque hace mucho que no sucede. Menem le tenía terror a la liga de gobernadores. El caso de De la Rúa se manejó con los de él, también tenía distancia. Al Adolfo lo llamó varias veces, le pidió ayuda, pero estaba también algún puntanito metido allá que nos ponía piedras en el camino y eso no tiene que pasar. Si algún puntano participa del gabinete de Macri, y ojalá que sean muchos, quiero que ayuden a San Luis, no piensen en la próxima elección y cómo ponernos piedras en el camino. Nosotros vamos a ayudar, si podemos hacer algo para que sean funcionales a Macri, los vamos a ayudar, por supuesto, les vamos a mandar las mejores referencias para que participen. Esto es más determinante de lo que piensa Macri y dependerá del ministro del Interior, qué criterios tiene, cómo piensa hacer el trabajo de la gobernabilidad, de la armonía entre las provincias, el sistema de premios y sanciones, si se quiere, con las provincias para las que cumplan y las que no. Hay que ver cómo es la cabeza del nuevo ministro del Interior que no sé quién será.


GV: Igualmente, ya hay un nuevo jefe de Gabinete. Es Marcos Peña.
ARS: Marcos Peña si pudo armar el andamiaje electoral es porque puede armar el andamiaje de gobernabilidad y de unidad de los argentinos. Pero a veces el ministro del Interior, por lo menos en algunos gobiernos, tiene más fuerza para con las provincias en el diálogo... hay un ministro del diálogo para con las provincias que puede recaer a veces en el secretario general, o en uno, o en otro. Normalmente las instituciones indican que es el ministro del Interior que ahora se ha convertido en ministro del Transporte, que es una disminución de las competencias. Pero es algo que depende de cada gobierno. La señora Presidenta tenía prácticamente ella el monopolio del diálogo con los gobernadores, en mi época por lo menos. Yo me reuní unas tres veces con ella, decía una cosa y después no cumplía, pero eso ya es historia. Ahora es distinto, es otra cosa, es un nuevo gobierno y las posibilidades son para todos los argentinos, de soñar de que pueden salir las cosas y que el presidente cumpla los mejores sueños que él tiene. Tampoco los de uno porque quizá no son iguales pero, si él los cumple, seguramente será beneficioso para todos.


GV: ¿Tiene armado algún proyecto de ley para la modificación de la estructura del Gabinete de la provincia?, ¿ya hay nombres pensados?
ARS: Cuando estuvo Alicia Lemme me preguntó qué leyes quería yo cuando llegara y le pedí la de Ministerios y otras más. Pero el Gobierno no me ha dicho nada y si no lo quieren hacer, no tengo por qué pedirles eso. Así que voy a esperar el 10 de diciembre, posiblemente no cubra todos los ministerios, pensando en cubrir algunos y mandar la Ley de Ministerios.


OR: ¿Podría llamar a Extraordinarias?
ARS: Sí, seguramente por estos temas. Vamos a mirar un poco más el presupuesto, algunos programas y seguramente algunas modificaciones vamos a plantear en algunas áreas para mejorar. Y la Ley de Ministerios no dice nada, es una ley formal. Cada uno tiene derecho a tener el organigrama de trabajo que le parezca y que crea que le es más eficiente en el Estado. Entonces no es una cuestión de vida o muerte, están todas las competencias del Estado, van a estar. Está el Ministerio de Medio Ambiente o no, no estoy anticipando nada, estoy dando un ejemplo y no quiere decir que nos vamos a despreocupar del medio ambiente. Es ponerlo como el primer nombre que usa un Ministerio como para darle más fuerza, a veces se llama Educación o Cultura y Educación, pero sabemos que la competencia está, le da jerarquía y lo maneja siempre un ministro. Tal vez ahora le dé mucha fuerza a algunos programas que los ministerios no alcanzan a tener para ser un ministerio y tienen una fuerza enorme en la agenda. Vamos a volver a las secretarías de Estado que tienen casi el rango de ministerio o equivalente, dependen directamente del Gobernador, no pasa por el ministerio y eso le da más fuerza de ejecutividad y se resuelve. Esto es como más fácil, porque si no, debe ir al ministro y por ahí no ha funcionado bien.


GV: El andamiaje burocrático de la administración pública digamos que se aceleraría con estas secretarías.
ARS: Les voy a dar una primicia. Pienso que el tema de la mujer hoy en día tiene un subrayado especial, un entrecomillado o un resaltador en "Ni una menos", que es una sola palabra. Entonces, la Secretaría de la Mujer en realidad ponerle "Ni una menos" es muy fuerte y no ponerle "Ni una menos" es no tener valor. Entonces vamos a ver cómo le llamamos Secretaría de la Mujer Ni Una Menos o algo así y será una Secretaría de Estado, porque yo quiero que arme los protocolos para que todos sepamos cómo es, todos transparentemos culturalmente de qué se trata, es un tema muy profundo. Quiero darle una jerarquía para que pueda dialogar con mucha rapidez y celeridad, con situaciones especiales entre todas las provincias, recibir consejos que nos ayuden a entender el problema y solucionarlo. Esa secretaría requiere también ir pensando, no conozco las palabras exactas, en ese tipo de hospedajes o de albergues que se da por un tiempito.


GV: Albergues.
ARS: Tenemos que ver esa situación cómo la podemos solucionar. Y además, no pueden ser tan públicos porque allí podría ir a molestar la persona. Tenemos que estudiar cómo hacer porque no es tan fácil.


OR: Y además, ver si los que están dieron resultado.
ARS: Claro y ver si lo solucionamos a través de las familias transitorias. ¿Cómo se llama?


OR: Sustitutas.
ARS: Sustitutas. Generalmente son chicas jovencitas a quienes podemos ayudar tal vez con familias sustitutas, que tengan el enorme corazón solidario. Ya veremos cómo. Esto queremos hacerlo. Es complejo, requiere decisión, requiere hacerlo. Podemos empezar a escribir, escribir, escribir, como hacen muchos por ahí, y nunca lo solucionan. Y están en el medio de la prensa hablando y se sienten el centro del mundo, pero no solucionan nada. Nosotros no queremos hablar tanto, queremos solucionarlo. Mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar. O como decían los romanos: "Res non verba", cosas no palabras.


GV: Hay mucha expectativa doctor, sobre todo en nuestros abuelos, con respecto a los hospitales de ancianos. Muchísima expectativa.
ARS: Las nuevas autoridades de la Universidad de Villa Mercedes se comunicaron conmigo y empezamos a hablar. Ya hay unos primeros acuerdos de que se van a preocupar ellos en traer la Facultad de Medicina y/o empezar a favorecer las capacitaciones para la gerontología y todo ese tema. Y esto ya es un paso que vamos a dar. En vez de hacer un paso cortito vamos a tratar de hacer los  pasos más grandes, y a un tren de velocidad más rápido, para que rápidamente pensemos que un hospital, entre que se construye y empieza a funcionar, tiene su tiempo. Yo quiero ver cómo acortamos los tiempos, realmente me da desesperación para llegar rápido a que estén los hospitales para los jubilados y sobre todo también las capacitaciones, la atención de la salud de los jubilados. Quiero pensar en una suerte de Consejo Provincial de la Salud con integrantes de la medicina privada, de las obras sociales y de la pública estatal, para que tengamos todos, la misma mirada sobre la salud. El médico que está trabajando en la parte privada, en una obra social, o en la salud pública está trabajando por la salud de la población. Y necesita a veces, tener una mirada comprensiva a todos de cómo mejorar, porque todos queremos mejorar. Que llegue la alta complejidad, que no colapsen los servicios, bueno todas estas cosas que siempre queremos que se solucionen.


—OR: Y otra de las expectativas también está en los espacios culturales, recreativos, los parques...
ARS: Los parques yo los sueño y me imagino uno acá, el otro allá, paso por un pueblo, lo miro y me dan ganas de bajarme y empezar a buscar los terrenos. Vamos a poner una persona muy ejecutiva y lo primero que tenemos que hacer es soñar con esto como algo lindo. Y sacarle todo el tema inmobiliario. Porque siempre aparece alguno que dice: “Que se haga acá para que me enriquezca yo”. No, no es así. Eso es una máquina de impedir. No tiene que ser una transa inmobiliaria. Por supuesto, a un terreno hay que pagarlo y por el valor del mercado, lo que cuesta en el mercado, nada extraordinario. Y siempre hay buena gente que está dispuesta a vender al precio que corresponde. Esto es lo que hay que ir encontrando en lugares donde no haya riesgos de inundación y lugares en los que vamos a tener que hacer una selección de la arboleda para que no haya incendios forestales. Supongamos que vamos a terminar haciendo 10, 15, 20, ojalá hiciéramos 60 o 100 parques de estos y se convirtiera en un jardín la provincia. Todos tienen que ser distintos, hay que dejar que cada lugar sueñe con el suyo, porque nadie mejor que el barrio al que vos vas a abrazar con el parque, que te cuente cómo habla la naturaleza en verano, invierno, es increíble.


OR: Que tenga identidad propia.
ARS: La naturaleza te cuenta cosas distintas. Por ahí de golpe te aparece una vertiente que está dormida un tiempo largo. Llovió mucho y justo se llenó el reservorio y en la vertiente empieza a aparecer el agua. Y después desaparece un tiempo largo, entonces hay que saber que está esa vertiente. Cómo vienen las pendientes y cómo el barrio lo vive. Yo tengo muchos sueños que se puedan hacer estas cosas.


OR: ¿Cuál sería, una o varias, la primera medida que tomaría a partir del 11 de diciembre?
ARS: Primero quiero conversar, dialogar, dialogar, dialogar unos días, mientras se van acomodando los ministros para que larguen los temas. No voy a hacer nada apresurado. No me quiero comer la cancha. Ya aprendí que no hay que comerse la cancha. Vamos a ir más lento pero mucho más seguro y lo vamos a ir haciendo con mucho diálogo.


GV: El presidente electo, Mauricio Macri, se enfrenta a una situación en la Argentina que es casi urgente: la devaluación de la moneda. Y va a enfrentar también un plan de ajuste, aunque no lo quieran reconocer, aunque no se quiera hablar. Hay situaciones que se están viviendo y que se han vivido en estos últimos días que ha llevado adelante esta gente que gobernó durante la última década: inflar el Estado. Ha inflado al Estado nacional. ¿En la provincia de San Luis cómo ve el plan económico? Si bien usted ha hablado de un plan de pleno empleo, de pobreza cero, de erradicar la indignidad, o la indigencia, ¿cómo ve esto desde el plano económico?
ARS: La provincia anhela tener una economía competitiva. La economía competitiva se contrapone al capitalismo de amigos, que es lo que vemos. Que es un mal argentino que yo diría que viene desde antes de 1810. Y se ha seguido como regla. El que está cerca del poder abusa y está mal. Lo mejor y lo que le puede pasar a la Argentina es una economía competitiva. Que signifique que vos puedas, con las reglas de juego de la competencia equilibrada y correcta, desde cualquier situación, con una empresa chiquita, grande o mediana, competir eficientemente y vender tus productos. Que no te pase que producís y no podés vender, o que no podés pagar los sueldos. Que todo funcione. Esto es lo ideal.
Vamos al rol del Estado que es muy importante, tiene que tener políticas activas. Políticas tendientes a generar una infraestructura económica y social importante y fuerte, que generen fuentes de trabajo, capacitaciones. Facilitar la economía competitiva, que desprecie al aprovechado, al que se acerca al Estado nada más que para hacer un negocio, y donde el Estado pierde siempre. Tenés que terminar la conversación así: “¿Y la provincia qué gana?”. Yo te quería vender una leche en mal estado”, no, no es así.  “Te quería venir con un sobreprecio”. Cosas que han pasado en Argentina, tal vez no en San Luis, no tienen que suceder, no deben suceder,  tenemos que tener la cabecita clara. No tener cerca gente que piense “hagámosle el favor a un amigo”, no tiene que ser así, no corresponde que sea así. Tiene que ganar siempre la provincia y pueden ganar todos, podemos ganar todos. Esto es como muy bueno, éste es el camino, un Estado que genere políticas activas, un Estado presente.
Cuando yo hablo de los parques parece un delirio, pero es dar un rol al Estado de estar presente en los barrios, de estar presente donde está la gente más humilde, con los servicios, con el hospital, con la escuela, con los centros culturales deportivos y que genere además un pequeño centro turístico. Que tengas un pequeño centro de comercios también en el barrio, cosa que asombre, que tenga semejante calidad, que te sea digno de ser visitado y que el turista diga: “Hay un parque acá que hace poco han hecho, que yo quiero conocer”. Y que cuando el turista recorra el parque sea el mismo vecino quien le diga: “Sí, pero no sabés qué bonito el que han inaugurado del otro lado de la ciudad”. Que te diga el vecino: “Nosotros venimos todos los días acá pero los jueves nos vamos al otro porque es mejor”.
Esto es un Estado presente. Cómo hace el Estado para estar presente: con la luz, con la Policía, con la escuela. Los barrios se van descuidando, hay que estar presentes con cosas buenas en las que la gente tenga trabajo y que sea libre obviamente. Que tenga seguridad, la escuela, la cultura, el deporte, el espacio del jubilado, el de los niños, pero que esté siempre ahí con presencia.


OR: ¿Y para los chicos puntanos? Para aquél que termina el secundario, que puede seguir la universidad y otros que no ¿qué sueña?
ARS: Trabajo, que se queden en su espacio. Por ejemplo la provincia demográficamente ha crecido. Y ha tenido un acierto interesante que no ha generado villas miserias. El trabajo de las industrias y ahora de la era digital no ha generado villas miserias ni grandes migraciones internas. Los pueblos tal cual han sido fundados, han crecido más o menos en armonía con el crecimiento de la provincia. Salvo un departamento: San Martín. San Martín es el caso en el que ha habido un retroceso en la población, ha perdido población y esto está mal, es injusto, no debe ser así, tenemos que preocuparnos por eso. Entonces, tenemos que generar que los jóvenes tengan trabajo. Y para esto, tenemos que tener nosotros una propuesta. Ahora tenemos como cinco universidades, hay que mirarlas también para que tengan rápidas salidas laborales. Adecuadas a las necesidades de la población. El Departamento San Martín es un departamento minero, un departamento ganadero, agrícola ganadero, con un enorme potencial turístico. Tal vez el más rico de la provincia, no explotado. Vamos a ir con ese tipo de trabajo, con capacitaciones y con talento. Que los chicos que sepan de turismo, de cultura, de deporte, se queden en San Martín. Que los chicos que sepan de agroindustria, se queden en San Martín. Que tengamos ahora el desarrollo ganadero en San Martín. Todo lo que San Martín puede ofrecer es enorme y tiene una riqueza maravillosa, espectacular, un enorme potencial, lo desarrollemos. Tampoco es un trabajo que se hace en un mes, pero si ponemos el acento en lo que vos decís, los jóvenes, que se queden en sus lugares, eso es lo maravilloso. Cerca de sus familias, de su papá, de su mamá, donde ellos jugaron cuando eran chicos y que su Patria les dé las posibilidades de crecer.


OR: Está lloviendo mucho últimamente, ¿cómo le ha ido con la lluvia y qué piensa hacer?
ARS: Estamos en la era de calentamiento global, habrá muchos cambios, ha subido la temperatura promedio en el planeta Tierra, no sólo en San Luis. Esto produce cambios, San Luis será más lluvioso. Por ahí vamos a tener un año de sequía también, ¡ojo! Este año viene muy, muy lluvioso. Por lo que ha pasado a fines de setiembre, cuando empezó a llover, es porque, dicen los sabios del campo, que llueve toda la temporada. Creo que los ríos están en condiciones. Hay que hacer trabajar las compuertas de los diques, porque si ya está lloviendo, ya están los diques llenos. Al crecer los ríos nos puede traer alguna dificultad. Hay que empezar a soltar el agua de los diques para que cuando vengan las lluvias, que vienen todo el verano, se mantenga la costa a un nivel razonable y recién las cerramos cuando deje de llover. Esto es una regla. Ése es otro tema. Yo quiero tener presencia los primeros días, con la gente que sufrió inundaciones. Vamos a mirar los lugares. Vamos a reconstruir las viviendas, por supuesto, y conversar cómo hacemos las defensas o pensamos en algo mayor, tal vez llevarlos a tierras mejores. Eso lo vamos a mirar porque tampoco se puede hacer una regla general. Porque la conducta del agua por ahí fue en un lugar y tal vez hacer una contención sea suficiente.


GV: Buenas nuevas para un lunes.
ARS: Claro, porque yo voté, y creo que San Luis, por el lunes. Por un lunes de la Argentina unida, la Argentina tolerante, que dialoguemos. Sí voté, pero con muchísima fuerza, por un San Luis unido.
Yo les pido a los puntanos que no le saquemos la lengua a nadie. Nadie perdió y el que sienta que no triunfó lo que él quería, que piense en los beneficios que tendrá con el nuevo gobierno y que no se enoje porque no le salieron las cosas como pensaba. Al contrario. Los ganadores, o los que sienten que pueden haber triunfado, le tiendan la mano al que no ganó y el que no ganó que tenga la tolerancia también y la comprensión de facilitarle al nuevo gobierno. Yo voté por un lunes en San Luis que es hoy, hoy es mi día de votación y voté por un San Luis unido, unido.


Logín