eldiariodelarepublica.com
La crecida del río Quinto inundó calles y borró parte de la bicisenda

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

La crecida del río Quinto inundó calles y borró parte de la bicisenda


El río Quinto volvió a sufrir una crecida, pero sin graves consecuencias. Como saldo hubo dos familias evacuadas por precaución, agua que cubrió algunas calles del barrio Jardín del Sur y parte de la bicisenda arrasada a la altura del Parque Costanera. El Comité de Emergencia local coordinó acciones durante el domingo y la madrugada de ayer.


Fue un domingo agitado en la ciudad de Villa Mercedes, hasta la madrugada de ayer. Desde temprano, las autoridades recibieron la información de que el dique Paso de las Carretas estaba por sobre su cota lo que, sumado a las lluvias de los días anteriores, provocó que se articularan medidas para prevenir los daños que pudiera causar la crecida del río y advertir a la comunidad.


“Policía se encargó de la seguridad de los puentes y en los ingresos importantes a los ríos, emitimos un comunicado en el que pedíamos a la gente que no se acerque al río y sobrevolamos la ciudad con gente del Aeroclub local. El Sempro (Servicio de Emergencias Provincial) dispuso una ampliación de cobertura médica con una ambulancia en La Ribera, Bomberos dispuso tres grupos de buzos y rescatistas para acudir al rescate acuático, y se cerraron todas las compuertas. La V Brigada dispuso apoyo aéreo y un lugar para probables evacuados”, señaló Jorge Barroso, jefe del área de Defensa Civil.


El pico máximo de la crecida, llegó pasadas las 2 de la madrugada de ayer. En esos momentos el agua que ingresaba al dique Vulpiani superó en 4 metros la cota del vertedero. Fue entonces cuando el agua alcanzó a ingresar a algunas calles del barrio Jardín del Sur, pero no llegó hasta las viviendas.


Ayer, en una conferencia de prensa, informaron que durante el sábado se había evacuado de manera preventiva a una pareja y sus dos hijos de la zona sur; y el domingo una mujer y su hija también decidieron salir de su vivienda cercana al río e ir a la de un familiar.


El Comité de Crisis quedó en comunicación y alerta ante cualquier tipo de inconveniente y recordó que sigue vigente la prohibición para que la población se bañe o permanezca en la costa del río o debajo de los puentes. Al cierre de esta edición, persistía un alerta meteorológico por tormentas intensas.



Lo que el agua arrasó


Durante el mediodía de ayer,  parte del muro de contención que costea al Parque Costanera y por donde pasa un sector de la bicisenda, se derrumbó. Un grupo de vecinos estaba en el momento del incidente y logró alertar al Municipio. “Vinimos a la mañana porque estamos realmente preocupados. Junto con un amigo observamos cuando se cayó toda la pared de tierra, la gente está de testigo. Si no logran poner algo para interrumpir el paso del agua puede inundarse todo. Si eso pasa, nos vamos a tener que ir de nuestras casas”, manifestó con preocupación Héctor Muñoz, quien reside a unas pocas cuadras del lugar.


El coordinador técnico de Obras Sanitarias Mercedes (OSM), Harold Bridger, explicó cuáles fueron las causas del desprendimiento. “Con el pico de crecida que hubo el lunes a la madrugada, el agua se ha elevado y ha ido comiendo, inicialmente, parte del albardón que cayó, junto con parte de la malla. Al caerse parte de esta red, fue ingresando el líquido de a poco y produjo el derrumbe total del sector”, indicó el coordinador técnico de OSM.


Bridger aseguró que si bien el índice de agua bajó, persiste con la misma frecuencia y es probable que sucedan hechos similares en sectores cercanos de la ciclovía. “Hay que tratar de detener la erosión hídrica para no permitir que continúen los derrumbes, pero esto seguirá mientras venga la misma cantidad de agua, porque tiene una presión elevada”. 


Desde Servicios y Obras Públicas del Municipio, comenzaron ayer a reponer con materiales gran parte del muro para evitar que el río ingrese a las instalaciones de la costanera. “Estamos tratando de reconstruir la muralla de contención del costado del parque con escombros para lograr que el agua no vuelva a ingresar. Pero no podemos hacer más nada hasta que baje un poco más. Esperemos que el clima nos acompañe. Queremos pedirle a la gente que no se alarme porque estamos trabajando para que el agua no cause daños en ningún otro barrio”, dijo Daniel Desotti, secretario de Servicios Públicos municipal.



Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La crecida del río Quinto inundó calles y borró parte de la bicisenda

Desapareció. Parte del muro quedó bajo el agua y los vecinos temen que el río ingrese al parque.

El río Quinto volvió a sufrir una crecida, pero sin graves consecuencias. Como saldo hubo dos familias evacuadas por precaución, agua que cubrió algunas calles del barrio Jardín del Sur y parte de la bicisenda arrasada a la altura del Parque Costanera. El Comité de Emergencia local coordinó acciones durante el domingo y la madrugada de ayer.


Fue un domingo agitado en la ciudad de Villa Mercedes, hasta la madrugada de ayer. Desde temprano, las autoridades recibieron la información de que el dique Paso de las Carretas estaba por sobre su cota lo que, sumado a las lluvias de los días anteriores, provocó que se articularan medidas para prevenir los daños que pudiera causar la crecida del río y advertir a la comunidad.


“Policía se encargó de la seguridad de los puentes y en los ingresos importantes a los ríos, emitimos un comunicado en el que pedíamos a la gente que no se acerque al río y sobrevolamos la ciudad con gente del Aeroclub local. El Sempro (Servicio de Emergencias Provincial) dispuso una ampliación de cobertura médica con una ambulancia en La Ribera, Bomberos dispuso tres grupos de buzos y rescatistas para acudir al rescate acuático, y se cerraron todas las compuertas. La V Brigada dispuso apoyo aéreo y un lugar para probables evacuados”, señaló Jorge Barroso, jefe del área de Defensa Civil.


El pico máximo de la crecida, llegó pasadas las 2 de la madrugada de ayer. En esos momentos el agua que ingresaba al dique Vulpiani superó en 4 metros la cota del vertedero. Fue entonces cuando el agua alcanzó a ingresar a algunas calles del barrio Jardín del Sur, pero no llegó hasta las viviendas.


Ayer, en una conferencia de prensa, informaron que durante el sábado se había evacuado de manera preventiva a una pareja y sus dos hijos de la zona sur; y el domingo una mujer y su hija también decidieron salir de su vivienda cercana al río e ir a la de un familiar.


El Comité de Crisis quedó en comunicación y alerta ante cualquier tipo de inconveniente y recordó que sigue vigente la prohibición para que la población se bañe o permanezca en la costa del río o debajo de los puentes. Al cierre de esta edición, persistía un alerta meteorológico por tormentas intensas.



Lo que el agua arrasó


Durante el mediodía de ayer,  parte del muro de contención que costea al Parque Costanera y por donde pasa un sector de la bicisenda, se derrumbó. Un grupo de vecinos estaba en el momento del incidente y logró alertar al Municipio. “Vinimos a la mañana porque estamos realmente preocupados. Junto con un amigo observamos cuando se cayó toda la pared de tierra, la gente está de testigo. Si no logran poner algo para interrumpir el paso del agua puede inundarse todo. Si eso pasa, nos vamos a tener que ir de nuestras casas”, manifestó con preocupación Héctor Muñoz, quien reside a unas pocas cuadras del lugar.


El coordinador técnico de Obras Sanitarias Mercedes (OSM), Harold Bridger, explicó cuáles fueron las causas del desprendimiento. “Con el pico de crecida que hubo el lunes a la madrugada, el agua se ha elevado y ha ido comiendo, inicialmente, parte del albardón que cayó, junto con parte de la malla. Al caerse parte de esta red, fue ingresando el líquido de a poco y produjo el derrumbe total del sector”, indicó el coordinador técnico de OSM.


Bridger aseguró que si bien el índice de agua bajó, persiste con la misma frecuencia y es probable que sucedan hechos similares en sectores cercanos de la ciclovía. “Hay que tratar de detener la erosión hídrica para no permitir que continúen los derrumbes, pero esto seguirá mientras venga la misma cantidad de agua, porque tiene una presión elevada”. 


Desde Servicios y Obras Públicas del Municipio, comenzaron ayer a reponer con materiales gran parte del muro para evitar que el río ingrese a las instalaciones de la costanera. “Estamos tratando de reconstruir la muralla de contención del costado del parque con escombros para lograr que el agua no vuelva a ingresar. Pero no podemos hacer más nada hasta que baje un poco más. Esperemos que el clima nos acompañe. Queremos pedirle a la gente que no se alarme porque estamos trabajando para que el agua no cause daños en ningún otro barrio”, dijo Daniel Desotti, secretario de Servicios Públicos municipal.



Logín