24°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

24°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

EN VIVO

Dos médicos reconstruyeron el rostro de una mujer mordida por su perro

Por redacción
| 27 de agosto de 2015
Agúndez, uno de los encargados de la cirugía, dio detalles de la operación.

Cuando la señora de 70 años arribó al centro de salud había perdido más de dos litros de sangre y tenía “los minutos contados”. El marido y las hijas de Ofilia Irene Palacios llevaron a la jubilada al Sanatorio Ramos Mejía a las 14:40. El perro raza Pitbull de la familia mordió el rostro y el brazo izquierdo de la mujer, cuando esta habría intentado sacarle una rata de la boca. Ocurrió este jueves a la siesta, en el patio de la casa que está en el Barrio Policial Nuevo de San Luis.

 


“A los diez minutos (14:50) la señora ya estaba en el quirófano. Tuvimos que reconstruirle el rostro en su totalidad y junto con el doctor Carlos Peralta (jefe de traumatología) trabajamos en su brazo izquierdo. La mujer estuvo cuatro horas en la sala de cirugías”, detalló Ricardo Agúndez, médico especialista en cirugía plástica del Sanatorio ubicado en la avenida Illia, en pleno centro de la capital sanluiseña.

 


Ofilia estaba en estado de shock con “hipotensión severa” (presión muy  baja) cuando la subieron a la camilla. Su cabeza era literalmente “un rompecabezas”: “los párpados superiores e inferiores estaban desgarrados, también los músculos que rodean los ojos y  la frente mostraba heridas graves. En lugar de mejillas colgaban trazos de piel y tejido muscular y el cuero cabelludo se desprendía con facilidad”, detalló el cirujano plástico. Peralta, el traumatólogo, debió ocuparse de las fracturas que la jubilada tenía en el brazo, antebrazo, hueso maxilar superior (boca) y nariz.

 


Al atardecer la mujer ya estaba en la sala de cuidados intensivos, en una habitación de la unidad coronaria del sanatorio Ramos Mejía “estable y contenida”, según el parte médico. Su cuerpo había recibido un litro y medio de sangre, hasta ese momento.

 


“En San Luis estamos preparados para hacer cirugías de alta complejidad de manera rápida y con precisión”, destacó Agúndez.

 


Ofilia deberá seguir internada unos días más y continuar tomando antibióticos, para evitar contagiarse bacterias, asiduas habitantes de los paladares (en este caso el del Pitbull). Pero está fuera de peligro y podrá volver a su casa cuando se reponga de la compleja cirugía a la que fue sometida. 

 


Otro dueño atacado

 


Las graves heridas sufridas por Ofelia traen a la memoria el caso de Cristian Pucci en Villa Mercedes. El niño de 12 años también fue atacado por su perro "Tom",  un Shar Pei marrón de 9 meses. A Cristian le hicieron entre 50 y 100 puntos de sutura en la nariz y la boca.  El lunes 1º de junio, su madre (Roxana) escuchó los gritos antes de llegar a la casa. La mujer actuó de prisa: fueron a un sanatorio privado de la avenida Mitre. El chico se recuperó.

 



Comentá vos tambien...