17.5°SAN LUIS - Jueves 01 de Octubre de 2020

17.5°SAN LUIS - Jueves 01 de Octubre de 2020

EN VIVO

En San Luis cada vez hay más consultas por casos de ansiedad

Por redacción
| 01 de mayo de 2016
Alternativas. Hacer actividades recreativas o al aire libre ayuda a combatir la ansiedad.

La ansiedad es un estado anímico que surge de la imposibilidad de controlar una situación. Eso que la persona piensa que no va a poder sobrellevar o superar. Un examen, la relación con la pareja, el trabajo, y miles de ejemplos más. Entonces, la respuesta del cuerpo es a través de reacciones fisiológicas o mentales”, resumió el psicólogo Juan Manuel Baz, sobre el trastorno que afecta cada vez a más puntanos y corroboraron otros profesionales consultados por El Diario de la República.

 


Una de las principales causas que la genera, explicó la psicóloga y fundadora del Colegio de Psicólogos, Gladys Amante, son las demandas sociales. Las exigencias del “deber ser”. La presión que el individuo siente al querer cumplir con el estándar impuesto de belleza, delgadez, éxito, etcétera. “Lo que quiero ser y lo que debo ser no van de la mano. Hay una contradicción que el paciente vive con ansiedad”, completó Baz.

 


El día a día en el trabajo, el tráfico o la permanencia en las redes sociales también la provoca. La psicóloga Virginia Belinaux, expuso que en la Argentina la ansiedad es uno de los principales motivos de consulta. Sus colegas, que llevan más de una década atendiendo pacientes, dijeron que la cifra por el trastorno creció con los años en San Luis.

 


“Se manifiesta de diferentes formas. Taquicardia, deseos de orinar, sudoración, tartamudeo, hormigueo o sensación de ahogo, problemas para digerir son las reacciones más comunes. Después están los pensamientos negativos en los que el paciente cree que algo malo va a pasarle, que no puede elegir o tomar una decisión. Que el mundo complota contra ellos”, apuntó  Amante. Dijo que la ansiedad tiene distintas formas. Las fobias, los miedos exacerbados o el ataque de pánico, son algunas de ellas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) tres de cada diez personas en todo el mundo lo sufren. En Argentina no hay estadísticas oficiales, pero estiman que más de 6 millones tuvieron algún síntoma relacionado, y alrededor de un millón sufre concretamente el trastorno. Los ataques fueron categorizados por la OMS en 1980.

 


Los profesionales dijeron que es muy común que las personas que sufren estos estados acudan a la automedicación. Aseguraron que la decisión no es buena, porque además la persona “tapa” el verdadero motivo que la desencadena. “Hay que tratar de ver qué la causa.  Sólo cuando el trastorno es muy alto y no cede con terapia, ahí hago una interconsulta con un psiquiatra para recetar ansiolíticos. Antes hay sesiones y técnicas de relajación de por medio”, dijo Amante.

 


Baz agregó que el estado no es permanente y que varía en cada persona. Hay algunas que la superan en tres sesiones y otras que les lleva más tiempo encontrar qué es lo que las asusta. “Es un proceso. A veces la persona comienza a hablar y va estableciendo relaciones en cuestiones generales de su vida. Y saca cosas que ni siquiera pensaba. Estaban ahí, pero no las veía. Lo bueno es que con ayuda, todo es superable”, finalizó.

 



Temas de nota:

Comentá vos tambien...