19°SAN LUIS - Sabado 28 de Enero de 2023

19°SAN LUIS - Sabado 28 de Enero de 2023

EN VIVO

Por hundimientos, repararán los desagües de avenida Perón

Reemplazarán la carpeta asfáltica del tramo de Bolívar hasta Junín por hormigón. 

Por redacción
| 26 de septiembre de 2017
A reparar. La empresa además de reemplazar la carpeta asfáltica sellará todas las grietas y fisuras del tramo comprendido.

Luego de múltiples hundimientos en el pavimento de avenida Presidente Perón, donde se realizó la obra de desagües pluviales que va desde Bolívar a la avenida Juan Gilberto Funes (ex Julio A. Roca), la Municipalidad anunció que a partir de este jueves la empresa encargada de la construcción, IKAU SA, reemplazará la carpeta asfáltica que se había colocado desde el tramo de Bolívar a Junín por hormigón, por un plazo estimado de diez días.

 

“Hace 2 semanas se produjo un nuevo hundimiento”, admitió Ramón Zabarreitia, secretario de Servicios Públicos, en la conferencia de prensa en la que anunció la medida.  “A consecuencia de esto y luego de hacer un diagnóstico, se ha ordenado a la empresa que repavimente la zona de obra en hormigón. Estos trabajos requieren previamente levantar la carpeta asfáltica, compactar la base y hacer la carpeta de rodamiento y en hormigón”, explicó.

 

El funcionario dijo que los hundimientos tienen que ver con que las juntas constructivas, que son las uniones entre secciones de pavimento, se han ido abriendo y dilatando, luego del reemplazo del hormigón por la carpeta asfáltica. A esto, se le sumó que la avenida Presidente Perón tiene parte de sus canales al descubierto, lo que provocó que el agua se acumulara, entrara por los espacios creados y se desplazará por debajo del pavimento hacía el terreno natural. “Esta tierra se satura, pierde consistencia y produce el hundimiento”, detalló.

 

Para el secretario “el hundimiento es escaso, pero para prever situaciones futuras se va retirar totalmente la repavimentación de asfalto” y se reemplazará con hormigón, el material de lo que solía estar cubierto el tramo. Esto se contrapone a lo que sostuvo hace tan solo dos semanas el concejal y vecino de la zona Francisco Guiñazú, cuando El Diario de la República cubrió un nuevo hundimiento de la calle, en Pedernera y Bolívar, que produjo la interrupción del tránsito y quizás motivó la salida a los medios del secretario de Servicios Públicos. Para el edil, los hundimientos ya fueron 10 y la mitad de ellos se dieron en cercanías del bache de Pedernera.

 

Zabarreitia aseguró que los desagües en sí no se vieron afectados por el hundimiento. “El canal viejo no trabaja más como canal, es simplemente una cámara de captación de los sumideros y transmite el agua directamente al entubado nuevo y esté tampoco se vio afectado. Lo que sí notamos es mucha basura de los vecinos”, apuntó.

 

“Todos los problemas que pudieran surgir, o aquellos defectos que se observen por la realidad de la construcción deben ser y serán subsanados por la empresa”, remarcó el secretario, quien agregó que a pesar “de la muy buena predisposición por parte de la empresa”, retuvieron un par de certificados de pago hasta que la obra se termine de reparar, que forman parte de la redeterminación de precios  que tuvo la construcción de alrededor de 14 millones de pesos y que terminó elevando el costo de los desagües de 43 a 57 millones de pesos.

 

 El funcionario dijo que la obra llevará no más de 10 días y que habrá desvíos y cortes en Perón pero que serán “para dar una solución definitiva”. “Se logrará una base muy sólida y firme y donde no entre el agua, sobre la que se podrá en un momento determinado, efectuar una pavimentación  de asfalto, que dé homogeneidad a todo el ancho de la avenida”, concluyó.

 

La respuesta de la empresa

 

En un breve comunicado la empresa asegura que la repavimentación comenzará este miércoles. Además sostiene que “los desagües, inaugurados hace tres meses, cumplen con su función efectivamente”. También subraya que “la obra se encuentra en período de garantía y esta empresa constructora realiza y realizará todo trabajo de corrección por inconvenientes derivados de la construcción” y que no existe riesgo para el tránsito de vehículos ni peatones.

 

Sobre el funcionamiento del canal la compañía sostiene que trabaja “sin inconvenientes”, y que deriva todo el agua de las lluvias al Río San Luis. Y coincide con Zabarreitia al aclarar que el viejo canal destina su contenido al nuevo conducto. “Agradecemos la comprensión y colaboración para superar los inconvenientes por cortes de calles necesarios para la ejecución de la repavimentación”, dice por último el escrito que llegó a El Diario.

 

Un desagüe eterno

 

La obra aún está en su período de garantía, que vence el 31 de marzo de 2018, por lo que el Municipio aseguró que no pagará gastos adicionales. La obra, que fue adjudicada a la empresa IKAU, con domicilio en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, tuvo un costo original de 43 millones de pesos y se adjudicó el 2 de julio de 2015, por un plazo de adjudicación de 8 meses.

 

 Sin embargo hubo meses de retrasos en la construcción, subvencionada por la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación. Primero se pretendía hacer una cuadra de desagüe por mes. Pero la empresa se encontró con que los caños subterráneos de servicios con los que tenían que trabajar eran más de los que aparecían en los planos.

 

Luego, a mediados de diciembre, la empresa se tomó vacaciones. Supuestamente hasta el 5 de enero.  Pero la obra avanzó a cuentagotas. El Municipio a cargo de Enrique Ponce, lo atribuyó al cambio de gobierno de Cristina Kirchner al de Mauricio Macri. Por meses, acompañado de funcionarios como Zabarreitia y Enrique Picco, el secretario de Obra Pública e Infraestructura, visitaron Buenos Aires en busca de los fondos adicionales para hacer la obra.

 

El 10 de mayo de 2016 se reanudó oficialmente la obra luego de más de 5 meses. El problema estaba en que transcurrido el tiempo y con la Comuna apuntando a la inflación reinante en el país, las ocho cuadras afectadas por el desagüe ya no costarían 43 millones de pesos. En su momento, la reestructuración de precios fue anunciada por 12 millones 800 mil, repartidos en cuatro certificados, por un total de 51 millones de pesos. Ayer Zabarretia se refirió a 14 millones de pesos más, es decir un total de 57 millones de pesos por una obra que tenía previsto inaugurar en marzo de 2016 y que finalmente se inauguró el 15 de junio de 2017, casi dos años después de la firma de adjudicación.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...